Vinos musicales, ¿te suenan?

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

¿Qué pasa cuando un gigante musical se une con un famoso productor de vino? Surge un verdadero superéxito en las listas de curiosidades enológicas. David Guetta y la casa de champagnes MUMM son los últimos en crear uno de estos sonados caldos que triunfan entre los fans y los coleccionistas.

AC DC vino

Es indudable que el vino, más allá de una bebida, es una fuente de experiencias y placer. La música es otro de los elementos que transmite más sensaciones y, del afán de amplificar estas nacen los llamados vinos musicales. Algunas de estas botellas originales nacen de la reconversión de músicos en viticultores, como es el caso de Bob Dylan y su vino Planet Waves. Otras variedades han sido cuidadosamente escogidas para describir en vino la esencia de una canción o un álbum. De este modo, encontramos la colección de vinos y rock de AC/DC, compuesta por dos vinos tintos, uno blanco y una variedad dulce. The Rolling Stones tienen una colección de tres variedades, inspiradas en sus canciones Satisfaction, Forthy Licks y Sympathy for the devil.

motoerhead_2

Otros productos que no pueden faltar en tu colección de botellas y rock son los vinos de Police o Pink Floyd. Tal es la pasión que despiertan estas colaboraciones que, ¡el vino de Motörhead se agotó en tan solo una semana! Y para quien tenga el paladar más resistente, en el caso de Jimi Hendrix no hay vino, sino que para él se ha elaborado un vodka blanco de más de 30º. Una colaboración más reciente es la prestigiosa firma MUMM y el reputado DJ David Ghetta. Es la primera incursión en este tipo de fusiones de la marca de champagne, cuyo producto tiene sus minutos de gloria en el vídeo promocional del tema musical titulado Dangerous. El propio artista revela los detalles de la colaboración en esta entrevista:

Todas estas acciones de unir botellas y rock vienen acompañadas de un elaborado trabajo de packaging, para darle al producto la apariencia que merece. El vino de KISS, por ejemplo, es un Cavernet Sauvignon del 2002, y se presenta con tres etiquetas distintas. Son auténticas botellas de diseño. El mejor envase con el que podemos presentar un producto tan especial es el vidrio, ya que preserva todas sus propiedades y, además, se hace de él un artículo respetuoso con el medio ambiente.

kiss_1280x1280

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.