Storytelling y vino van de la mano en marketing

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

Los vinos con storytelling son tendencia.

Saber contar una historia que emocione (storytelling) en torno al producto que vendes resulta esencial para las bodegas. Así se ha puesto de manifiesto en The Exchange 2017, el primer encuentro en torno al marketing del vino, en Madrid. Esta iniciativa parte del grupo Vinventions y tiene varias ediciones programadas en otros países del mundo. Su único propósito es abordar los nuevos retos a los que se enfrenta el mundo vinícola.

Un vino con storytelling de Bodegas Dionisos

Vinos y storytelling se unen para triunfar.

La técnica del storytelling no es nueva. Miles de años de tradición, durante los que se han contado muchas historias cultivadas por escritores y filósofos, se trasladan al mundo del vino creando un vínculo emocional con el consumidor final como gran reto. El objetivo es traducir sensaciones y seducir al mismo tiempo. En la foto superior, un ejemplo: los vinos al compás de la luna de bodegas Dionisos, autodenominada “la bodega de las estrellas”. Descubre por qué.

La imagen de las botellas de vino o el desarrollo de botellas originales también se asocian al storytelling. Un ejemplo de ello es Tío Pepe, marca que González Byass presentó en el encuentro como una experiencia a través de la emoción, con la que se propaga el amor que se siente por los vinos de esta tierra. Aquí debajo os dejamos otro ejemplo de storytelling vinícola poderoso: un vídeo de Casillero del Diablo que rezuma misterio.

El director de las bodegas Martín Códax, Juan Vázquez explicaba cómo convertir el storytelling en una estrategia de acciones de marketing. Centrar el mensaje en los orígenes ayuda a respaldar el apego a la tierra. Las propuestas de estas bodegas pasan por fomentar armonías populares y culturales a través de marcas que sean recordadas.

La periodista especializada en vinos Maite Corsín resume en su blog las principales claves para hacer que el consumidor entre a formar parte de la experiencia que se vende:

  • Emociona.
  • Di verdades.
  • Suprime las cifras, a no ser que susciten sentimientos.
  • ¡Métele drama a la historia!

 

About the Author

Rosalía del Río

Periodista y experta en comunicación. Responsable de marketing y comunicación para diferentes clientes de gastronomía, alimentación, vino, diseño, entre otros. Competencias digitales y SEO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.