¿Por qué nos gustan los unicornios?

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

Pon un unicornio en una botella de vidrio y conviértela en un objeto de deseo.

Los unicornios, como motivo de diseño, están de rabiosa actualidad. Son innumerables las marcas que recurren a esta bestia mitológica para vender sus productos. Y ha demostrado ser un poderoso reclamo. Su huella multicolor está en maquillajes, tintes de pelo, ¡hasta en un frapuccino!  Y sí, su influjo también resplandece en las botellas de las bebidas que buscan encandilar a los millennials. ¿Qué misterio esconde este fenómeno?

Unicornios lágrimas

Lágrimas de Unicornio, el vino más rosa que puedas encontrar, con un sabor dulce que recuerda a una golosina.

 

Unicornios que lloran vino y ginebra

Una vez más, la “culpa” es de la moda y el marketing, en sus ansia por arrastrar al público millennial. Podemos hablar de Síndrome de Peter Pan, de nostalgia, de deseo de evasión… pero, sobre todo, hablamos de campañas muy estudiadas y que en varios casos han reportado a la marca muchos beneficios. Mira, si no, este Lágrimas de Unicornio (GikLive). Un vino rosa pastel que sabe a chicle, fresa y a tras chuches de la infancia. Pensado, dicen sus creadores, “para aquellas personas que quieren divertirse, no beben vino y sólo se preocupan por pasárselo bien los fines de semana”.

Unicornios y botellas de vino

Lágrimas de Unicornio busca convertir cualquier día en un día extraordinario, gracias a su sabor y, sobre todo, su diseño en vidrio.

Todo empezó con la moda. Se buscaba convertir los colores pastel en una tendencia. Para ello, era necesario dar con un poderoso icono que los representara. Y el unicornio apareció al galope para arrasar en todos los mercados, con toda su carga simbólica. Transmite los calores de belleza, poder, libertad, ensueño, delicadeza y misterio. Incluso el mundo de los envases de vidrio para bebidas y alimentos se ha rendido a la fascinación que suscita.

Y su triunfo se debe a que la generación millennial se identifica con ese espíritu rompedor e independiente del unicornio. Así,  allí donde aparece, conquista. Ahí está esa botella de fantasía para Unicorn Tears (sí, más lágrimas de la criatura). Pero esta vez, en versión ginebra. Es una creación de Firebox. Parece purpurina líquida. ¡Tan deseable! Hay una versión negra, para gustos más góticos.

 

Unicornios y ginebra Tears

Unicorn Tears Gin Liqueur, la ginebra con un toque de purpurina que viene en una botella de vidrio muy deseable.

 

Y también, cerveza

 

Para algunos productores, no todo es rosa pastel. La cerveza Sangre de Unicornio de La Calavera opta por otro tipo de “sensibilidad”. Ligera, fresca, de frutos rojos. Y armada con u diseño bastante más radical y, sí, sangriento.

Unicornios y cerveza

La etiqueta de la cerveza Sangre de Unicornio busca un diseño bastante más arriesgado para su botella.

 

El “espíritu libre” con el que se identifican los millennials ha hecho surgir una nueva corriente en el diseño. ¡Mira tu aplocación de Whatsapp! Hasta hay un icono del caballo cornudo. El brilli-brilli es ahora más popular que nunca en multitud de artículos de ropa, cosméticos y, también,  de bebidas en busca de consolidación por obra y gracia de las redes sociales.

Y es que parece que un unicornio transforma lo cotidiano en magia con un toque glitter. Por ahora, todos estamos encantados.

About the Author

Rosalía del Río

Periodista y experta en comunicación. Responsable de marketing y comunicación para diferentes clientes de gastronomía, alimentación, vino, diseño, entre otros. Competencias digitales y SEO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.