Un nuevo packaging para un nuevo consumidor

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

Como se ha ido constatando en los últimos años, los jóvenes se están convirtiendo en los nuevos consumidores de buen vino. Un público moderno, que tiene nuevas demandas para las marcas como la calidad del diseño o el respeto por el medio ambiente. Ya no sirven aquellos packaging pasados de moda que atraían a nuestros abuelos hace 20 años. Las bodegas tienen que modernizarse acorde a los nuevos tiempos.

Lovirol

Son varias las marcas que ya han ido adaptando sus diseños a los nuevos consumidores y sus demandas. Empresas que colaboran y trabajan con diseñadores actuales y modernos que conocen bien las nuevas tendencias. Totalwinepack ha seleccionado en su blog varios estudios de packaging rompedores y modernos. Compartimos con vosotros algunos de sus trabajos.

Dorian es un estudio de diseño de Barcelona reconocido mundialmente por sus creaciones en packaging del sector de las bebidas. Destacamos tres de sus diseños. La foto de arriba, el diseño para la nueva línea de vinos jóvenes de Celler Cercavins. Un diseño alegre, colorido y optimista que se basa en la sencilla premisa de celebrar las buenas noticias con una copa de vino. Recuerda a los clásicos banderines decorativos en las fiestas.

Por otro lado nos gusta la etiqueta del vino Laltre, de la bodega leridana Lagravera: el dibujo de una cara que, si das la vuelta a la botella, cambia de dueño.

DorianLaltre1DorianLaltre2

Otro de sus diseños a destacar es el elaborado para la pequeña coctelería barcelonesa la Pesca Salada, en el barrio de El Raval. Reconocida en la ciudad por la creación de nuevos cócteles basados en la ginebra, tienen su propia línea de esta bebida espirituosa. Dorian diseñó el packaging dando continuidad a la temática marina que caracteriza el local, añadiendo un bañista que juega con el contenido de cada botella. ¡Un bello juego visual!

DorianRawalDorianRawal2

Destacamos otro español, Javier Garduño, especialista en tipografías, formas y colores y ganador de varios premios. Por ejemplo, este trabajo para el vino de Quesería La Antigua de Fuentesaúco, en la que se buscó el símil con una botella de leche. Se pintaron las botellas de blanco mate con la serigrafía del logo en negro y, para distinguir entre blanco y tinto, jugaron con el cierre: negro para el tinto y amarillo para el blanco.

Queseria

En este otro trabajo para la bodega Castromendi decidieron hacer tres botellas diferentes para sus vinos. El nombre va troquelado consiguiendo que, según el vino se va bebiendo, la luz pase por el nombre haciendo un bonito efecto. Se llevó el Laus de Bronce 2014 en la categoría packaging y Oro en los Premios Inspira 2014 por el diseño de la etiqueta.

CastroMendi

Para acabar, aunque la lista podría ser bien larga, mostramos algunos de los trabajos del estudio Ink&Oak, de San Francisco, especializado en etiquetas para vino, cerveza y espirituosos. Cada uno de sus diseños empieza con un dibujo hecho a mano para luego ser digitalizado. Estas son algunas de sus creaciones.

Charlie+MalcomProspero
Zinsane

¿Vosotros también preferís el packaging moderno para vinos y bebidas espirituosas u os quedáis las etiquetas clásicas?

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.