Tag Archives: Verallia

  • El moderno encanto de una botella vintage de aceite

    Así es el envase ganador del tercer premio del concurso de Diseño de Verallia 2020.

     

    Hoy analizamos el proyecto ganador del Tercer Premio del Certamen de Vidrio y Creación 2020. Recordemos que la séptima convocatoria del concurso anual, creado por la firma vidriera Verallia , desafiaba a los estudiantes de España y Portugal a imaginar los envases de vidrio más versátiles para aceite de oliva. Albor, firmado por Paula Torres, que cursa estudios en ESDIR (Escuela Superior de Diseño de La Rioja), es uno de los tres mejores proyectos presentados gracias a estas particularidades.

     

    Envase vintage de diseño

    El envase Albor es un proyecto de Paula Torres, estudiante de ESDIR y ganadora del Tercer Premio en el concurso de Vidrio y Creación de Verallia.

    Envase vintage para aceite exclusivo

    El título escogido para este envase, Albor, se define como el blancor perfecto, la primera luz del día. Principio, preámbulo o comienzo de algo. Adolescen- cia o que tiene la etapa de la niñez o infancia. Así nace este concepto de botella que posee una gran carga símbolica. Al mismo tiempo, guarda una gran afinidad con ese sector del público moderno atraído por la estética vintage.

    El envase está diseñado para almacenar aceite y rendir homenaje a generaciones de olivareros que hacen posible disfrutar de este oro líquido. Para ello, la joven diseñadora recrea en su botella un estilo rústico y sencillo pero con mucho carácter. Este envase, según cuenta Paula, tuvo que atravesar varias etapas de maduración desde una primera propuesta, basta y rudimentaria, a otra más redondeada, ergonómica y esbelta. Finalmente se llegó al diseño final, elegante, refinado, equilibrado y muy preocupado por mantener sus valores tradicionales.

    Envase vintage de aceite

    El envase Albor es sostenible, al ser de vidrio, resulta muy práctico por su asa y derrocha personalidad.

     

     

     

    El diseño de este envase vintage busca la ligereza y la ergonomía, para poder usarse en múltiples ocasiones múltiples ocasiones y frecuentemente. Por ello, debe adaptarse perfectamente a la mano y resultar cómodo de manejar.

    Para conseguirlo, la estudiante ha optado por darle un cuerpo es esférico, lo que permite agarrarlo firmemente con una sola mano. La curvatura desde el cuello al cuerpo de la botella retiene las gotas de aceite que puedan derramarse, de forma que no se escurran a lo largo del envase.

    Hay, además, un valor añadido en su asa, que le otorga carácter y personalidad y es, también, muy práctico.

    En el siguiente vídeo podemos apreciar mejor las cualidades de Albor. ¡Descúbrelo!

     

  • Un envase que le toma la medida al aceite

    El concurso de Diseño de Verallia premia el concepto de una estudiante portuguesa.

     

    Es el momento  de conocer al segundo ganador del Certamen de Vidrio y Creación 2020 de  Verallia . Este año, el séptimo concurso anual auspiciado por la prestigiosa firma vidriera animó a los estudiantes de España y Portugal a crear los envases de vidrio más versátiles para aceite de oliva. Y, precisamente, del país luso procede este concepto que se ha alzado con el segundo premio. Aquí tenemos el proyecto Nível d’Azeite, de Ana Pereira, estudiante del Instituto Politécnico Da Guarda (Guarda, Portugal). Conozcámoslo un poco mejor.

     

     

     

    Envase medidor de diseño

    Nível d’Azeite es el diseño ganador del Segundo Premio del Certamen de Vidrio y Creación de Verallia 2020.

     

    Envase medidor o botella de diseño

    El concepto surge a partir de la idea de un envase medidor. Sólo que, en esta particular escala de mediciones, se sustituyen los números por gotículas de aceite. Dichas gotas describen paso a paso el proceso de elaboración de aceite de una forma muy visual. A medida que el nivel del contenido desciende, el consumidor observa en qué fase de dicho proceso se encuentra.

    Su autora también ha pensado en un original embalaje metalizado, que garantiza la seguridad y la ergonomía del conjunto. Además de proporcionar una estética muy diferenciadora. Se inspira en el diseño de la garrafa clásica de aceite, cortada por la mitad y a lo alto. También guarda una gran semejanza con la media gota del logotipo, lo que aporta unidad a todo el concepto.

    Envase medidor premiado por Verallia

    La propuesta de Ana Pereira es parte de un envase medidor para crear una botella versátil de aceite de diseño, que ofrece información sobre su elaboración de una forma muy creativa.

     

    Verallia busca que los estudiantes de Diseño tengan en cuenta no sólo los criterios de estética y practicidad. También, los de sostenibilidad, preservación del medio ambiente, salud y transparencia. Por ello, les invita a experimentar con el vidrio, un material 100% reciclable infinitas veces, ejemplo de material circular. En la edición 2020, los alumnos han sorprendido un año más al jurado especializado con propuestas que muestran las interminables posibilidades del vidrio.

    El siguiente vídeo ofrece más información sobre el Segundo Premio del concurso de diseño de Verallia de este año.

     

  • La hora del café y de la sostenibilidad

    El concurso de Diseño de Verallia, en busca de los envases más ecológicos

     

    En su sexta edición, el  Certamen de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia estuvo dedicado a los envases más sostenibles. Los proyectos presentados a concurso estaban fabricados, por supuesto, en vidrio, el material más respetuoso con el medio ambiente. Los estudiantes de varias escuelas de Diseño seleccionadas  de nuestro país ejercitaron su imaginación en su búsqueda de botellas o frascos con un diseño especial. Debía ser reutilizable, fácilmente aplicable y con un packaging que generara la menor cantidad de residuos posible.

    Uno de los participantes fue Carlos Arias, estudiante de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología, Madrid). Con este proyecto de frasco para café, titulado Done, intenta concienciar al consumidor en su momento favorito del día.

     

     

    Frasco para café Verallia

    Done es un proyecto de Carlos Arias, estudiante de Diseño en ESNE, consistente en un frasco para café hecho en vidrio.

     

     

    Frasco para café elegante y reutilizable

     

    Con curvas sencillas, elegantes, y un buen grosor que garantiza su resistencia. Así es Done, firmado por Carlos Arias, futuro diseñador. Sus puntos fuertes son la posibilidad de un segundo uso, su resistencia y su estética.

    El joven estudiante concibe este claim para su posible comercialización:»Enjoy your moment». Disfrutar de tu momentpo, el mejor del día. Relajado, en compañía o con tus propios pensamientos. Pero de una manera sostenible: usando un producto pensado para ahorrar en energía y recursos naturales en su fabricación.

     

    Frasco para café sostenible

    Un envase sostenible de vidrio para café que cumple todos los criterios de respeto hacia el medio ambiente.

     

    Sin duda todos los participantes sueñan con tener su gran oportunidad para despegar. Verallia, la conocida firma de envases de vidrio para alimentos y bebidas, quiere brindársela con esta iniciativa. Desde que el Concurso de Diseño de Verallia empezara a celebrarse anualmente hace siete años en España, ha figurado entre sus atractivos la posibilidad de que uno de sus clientes comercializase alguna propuesta seleccionada. Con el lema Un envase: mil aceites, Verallia vuelve a colocar este trampolín ante los futuros diseñadores. Una experiencia muy cercana a la labor profesional que estos jóvenes aspiran a desempeñar algún día.

    Más detalles sobre el trabajo de este alumno, en el siguiente vídeo.

     

     

  • Agua de coco, salud y diseño

    Aguas alternativas en el Concurso de Vidrio y Creación.

     

    El Certamen de Vidrio y Creación, impulsado por la firma Verallia, ha visto en su última edición todo tipo de envases ecológicos. No en vano, su sexta convocatoria buscaba la botella de vidrio de diseño más sostenible. Las propuestas de los alumnos de Diseño españoles han sido reflejo de las tendencias más actuales. Hoy le toca el turno a las aguas alternativas, con Coco, un proyecto de Álvaro Fernández, estudiante de ESADA (Escuela Superior de Arte y Diseño de Andalucía). Este llamativo recipiente ha sido concebido para contener agua de coco, un producto 100% natural que se ha revalorizado gracias a la moda de la vida healthy.

     

    Agua de Coco Verallia

    Esta botella de agua de Coco es una propuesta sostenible de Álvaro Fernández, estudiante de ESADA, para el certamen de vidrio y diseño de Verallia.

     

     

    Agua de coco para un verano sostenible

     

    La llegada del calor es un factor que incita a dejarse seducir por esta bebida. Un agua de coco 100% natural, muy completo por su alto contenido en minerales y fibra, lo que la hace ideal para recuperarse después de practicar deporte. Personajes públicos como Madonna, Rihanna o Jessica Alba pregonan sus beneficios. El consumo de este agua alternativa ha aumentado tanto en España como en el resto del mundo. Por ello, va destinado a un público healthy, que favorece los productos lo más naturales posibles. Cuyas propiedades sólo pueden conservarse inalterables gracias a un material como el vidrio.

     

    Agua de coco botella

    El modelo Coco busca irrumpir con fuerza en el mercado de las aguas alternativas con su capacidad para preservar las propiedades de su contenido, gracias al vidrio.

     

    La forma del envase Coco se inspira en la de un cocotero, especialmente en su tronco desigual y alargado. Su aspecto es inusual, incluyendo una serie de cortes y relieves que hacen diferente y reconocible a este recipiente. El tapón, ligeramente inclinado, hace referencia al propio fruto, cortado por la mitad, con un corcho y un sistema de apertura fácil. La etiqueta de la botella está hecha con papel reciclado. Destaca un logo con letras que simulan mitades de cocos para formar las ces y las oes.

    El envase resulta ergonómico y agradable al tacto y la vista. ¿Quieres conocer más detalles de cómo sería este agua de coco envasada en vidrio? ¡Todo está en este vídeo!

     

  • El premio es para el envase más sostenible

    Verallia presenta el diseño ganador de su VI concurso.

    El ganador del VI Certamen de Vidrio y Creación, auspiciado por Verallia, ya está aquí. En su edición 2019, el concurso buscaba el mejor «Diseño para un mundo saludable», pues ése era su lema. El desafío para los jóvenes estudiantes de Diseño consistió en introducir el vidrio en nichos que aún no lo emplean y explorar en ellos sus propiedades saludables. Todo en aras de crear recipientes lo más respetuosos posible con el medio ambiente y la salud. El pasado 8 de noviembre, durante la celebración del 50 aniversario de la fábrica de Verallia en Burgos, la firma entregó el Primer Premio a Estela Pérez, estudiante de ESDIR (Escuela Superior de Diseño de La Rioja). Su proyecto Chup chup chup ha obtenido 2.500€ gracias a los conceptos que veremos a continuación.

     

    diseño saludable concurso

    Verallia ha premiado el diseño saludable de Estela Pérez en su último concurso de diseño de envases.

     

    Diseño saludable y apetecible

    La estudiante empezó por investigar en grandes superficies. Comprobó que los platos para cremas precocinadas se comercializan en envases para más de una persona y su impresión fue que no resultaban aptos para consumir directamente desde el recipiente. O, cuando lo eran, estaban hechos de plástico, material mucho menos sostenible que el vidrio. Se propuso llevar a cabo un diseño creativo que animase a comer sano, de una sola ración, que facilitase el consumo desde el mismo envase, en cualquier momento y lugar.

    En cuanto a su contenido, se decantó por los guisos caseros, de cuchara. Su target: toda esa generación que come casi siempre fuera de casa y no tiene tiempo para cocinar. Se inspiró en las vajillas de los años 70, translúcidas y de color, con la idea de llegar al corazoncito de quienes crecieron disfrutando de la cocina de la abuela en ese tipo de platos. El resultado es una serie de envases sencillos, apetecibles y que no comprometen el equilibrio con nuestro medio ambiente.

    En este vídeo veréis cómo Estela resolvió el último reto de Verallia.

  • Verallia anima a diseñar por el medioambiente

    El VI Concurso de Vidrio y Creación ha premiado los mejores envases saludables.

     

    El envase del futuro será sostenible o no será. Todas las tendencias de packaging apuntan al objetivo de crear recipientes respetuosos con el medio ambiente. Haciéndose eco, la fima Verallia ha dedicado su último concurso anual de Vidrio y Creación a las botellas y tarros más comprometidos con el planeta.

    envases saludables Verallia

    Este es el proyecto ganador del VI Concurso de Vidrio y Creación de Verallia: Chup Chup Chup, de Estela Pérez.

     

    Los jóvenes diseñadores españoles que han participado en la VI edición del certamen de Verallia tenían ante sí el desafío de crear envases saludables gracias a su diseño. Fabricados en vidrio, el mejor material para preservar las propiedades saludables de alimentos y bebidas, especialmente si son artesanales y, por tanto, más sanos para el consumidor. Y el más reciclable, al 100% e infinitas veces. Otra de sus ventajas es que la producción de recipientes de vidrio deja una menor huella en el medioambiente que la de materiales de envasado como el plástico.

     

    Envases saludables del futuro

    El jurado, compuesto por empresas del sector, medios de comunicación y estudios de diseño, estuvo encabezado por Marisa Santamaría, analista de tendencias internacionales de diseño. También incluía a directivos de Verallia y a la organización Friends Of Glass. Todos ellos eligieron a los tres ganadores de entre 34 proyectos procedentes de varias escuelas de Diseño seleccionadas.

    Chup Chup Chup, de Estela Pérez (imagen superior), alumna de la Escuela Superior de Diseño de La Rioja (ESDIR), es el proyecto ganador del primer premio (2.500 €). Presenta un conjunto de envases saludables para platos precocinados. La autora prevé fabricar los recipientes con productos sostenibles de calidad. La forma y el material del envase busca facilitar su consumo directo desde el propio envase, así como garantizar la calidad y conservación del contenido. De esta forma, la estudiante quiere terminar con la imagen de los precocinados como alimentos de baja calidad.

    envases saludables de diseño

    Bubbles, en el segundo puesto del certamen de diseño de Verallia. Creado por Carlota Carrillo.

     

    Bubbles, de Carlota Carrillo, alumna de la Escuela Superior de Diseño de La Rioja (ESDIR), ha obtenido el segundo premio, valorado en 1.300 €. Este nuevo concepto de tarrina de vidrio destaca por su diseño minimalista, pensado para guardar postres.

    envases saludables concurso de diseño

    Saycheese, la propuesta de Pablo Bernardo y Pedro de la Fuente que ha obtenido el tercer premio en el concurso para jóvenes diseñadores.

    Por su parte, el proyecto titulado SayCheese ha sido el ganador del tercer premio, de 900 €. Sus autores son Pablo Bernardo y Pedro de la Fuente, que cursan estudios en la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología de Madrid, (ESNE). Como su nombre indica, SayCheese se concibe para envasar quesos de untar, con una perspectiva diferente, ya que al ser de vidrio proporciona una experiencia completamente distinta al consumidor, con una imagen premium, muy alejada de la que se acostumbra a ver para este producto.

     

    El recipiente favorito en las redes

    El Premio Facebook, reservado para el proyecto más votado en dicha red social, ha recaído este año en Toni-k, creado por Santiago Martínez, Aranzazu Yarritu, Raquel Castellanos, Noelia Muñoz, Manuel Herrera, Cristian Casero y Carlos Arévalo, de la Universidad de Extremadura (UNEX). El grupo ha ganado así la dotación de 300€ de este galardón.

    envases saludables premio Facebook

    Toni-k, creado por un grupo de estudiantes de diseño, es el proyecto más votado del concurso en Facebook.

     

    Los miembros del jurado han ensalzado la calidad de las propuestas, así como la profundidad de los estudios de mercado llevados a cabo por los futuros diseñadores. Y también por el inteligente uso de los programas digitales, que posibilitaron imáenes de lo más realistas y creíbles de estos envases saludables. Que, recordemos, podrían llegar a fabricarse junto a su autor o autores, en el caso de que alguno de los clientes de la firma vidriera decidiera comercializarlo.

  • Envases del futuro

    Así serán las botellas de 2020

    Verallia anticipa el estilo del packaging en vidrio que viene.

    Verallia desvela las tendencias para envases de vidrio de cara al año que viene. La firma acaba de editar su manual de tendencias Selective Line 2020, que adelanta algunos de los diseños más punteros que se avecinan.

    Tendencias en envases de vidrio

    El estilo de las botellas de 2020 ya está aquí, recogido en el manual de tendencias de Selective Line de Verallia.

    La publicación se ha llevado a cabo junto a la  parisina Carlin y está lleno de ideas vanguardistas para vestir las botellas de 2020. Cada año, Verallia edita este manual de tendencias, que presenta las propuestas desarrolladas por sus propias empresas de decoración,  Saga Décor (Francia) y Verallia Polska (Polonia). El libro se concibe para inspirar y guiar a agencias de diseño y a marcas de bebidas. Busca ser una valiosa ayuda para posicionar sus productos en un mercado saturado y competitivo.

    Tendencias en envases para bebidas

    Los modelos que recoge el manual son el fruto de una investigación llevada a cabo por Selective Line, la gama de envases más exclusiva de la firma vidriera. Sus estudios de mercado concluyen que las botellas que vienen vendrán marcadas por el amor a la naturaleza y el regreso a formas y colores más primarios. Por lo tanto, estos envases serán impredecibles y poéticos.
    Como ejemplo, el manual anticipa dos tendencias que marcarán el look de las bebidas más glamurosas.
    Divagación. Selective Line de Verallia busca, en esta ocasión, apartarse de algoritmos para resultar aleatoria. Apuesta por crear dejando vagar la imaginación. La naturaleza, con sus formas caprichosas, es fiel expresión de este deseo y una poderosa fuente de inspiración. También, se impondrá el puntillismo realizado con técnicas digitales sobre vidrio de color canela.
    Así es, por ejemplo, el modelo de botella Borgata. Se desmarca por su efecto impresionista 2.0, con flores pixeladas que combinan tinta luminiscente,  invisible durante el día, y tinta térmica. Un recipiente que se transforma con los cambios de ambiente y que promete sorprender desde una estética delicada.

    Las botellas más naturales

    Incandescencia. Los envases adscritos a esta tendencia buscan soluciones ecológicas para los problemas del planeta, sin dejar de ofrecer un diseño atractivo. Es el objetivo de la decoración Sunset, basada en colores naturales y vivos.
    Como ejemplo está Miami, que hace gala de un degradado rojo y azul y una serigrafía brillante.
    Esta corriente decorativa exige materias primas impecables, perfectamente aprovechadas. La botella Alienor es muestra de ello, con su decoración conocida como Lúpulo. Pone el foco en su ingrediente básico, realzado con colores resplandecientes. Se trata de una impresión de pantalla de esmalte que imita el papel. Produce un efecto 3D en las hojas del lúpulo.
    El siguiente vídeo ilustra a la perfección qué nos vamos a encontrar en el mercado de bebidas en cuestión de meses.

     

  • La botella que desafió la Ley Seca

    Una nueva propuesta de envase de original para whisky, en el certamen de Diseño de Verallia.

    La edición 2018 del Concurso de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia, dedicadoesta vez a licoresy espirituosos,  ha propiciado proyectos tan curiososcomo el siguiente. El envase Wolf Whisky, de Belén Serrano, estudiante de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño,  Innovación y Tecnología), parte de una historia que nos lleva a la América de la Ley Seca, en los años 20.

    Espirituosos y licores de concurso

    Wolf Whisky, el proyecto que Belén Serrano (ESNE) presentó al concurso de Vidrio y Creación, centrado esta año en espirituosos y licores.

     

    Envases de diseño clandestinos

    La autora de este diseño se basó en una narración que le hizo su abuelo y que se remonta a los años 20, la época de la Ley Seca en Estados Unidos, que prohibía la compra, venta y consumo de alcohol. En ese tiempo,  un capitán de navío, apellidado Wolf, comerciaba con feascos de colonia. Un día se dio cuenta de que aquellas botellas vacías sobrantes podían servir para algo más que para almacenar polvo.

    Y así, decidió que él y sus hombres iban a invertir el largo tiempo de las travesías en destilar su propio whisky para vendérselo a los aristócratas. Al contárselo a su tripulación, los marineros aplaudieron a Wolf. En dos así años vendieron 10.000 frascos de la conocida como “colonia Wolf”, que escondía uno de los destilados más prohibidos de Estados Unidos, el whisky.

     

    Espirituosos y licores certamen

    La clandestinidad está en el origen de Wolf Whisky, una original botella para licores y espirituosos.

     

    En un principio, los principales clientes del capitán Wolf eran personas con un mayor poder adquisitivo. Pero esta marca ha resurgido para romper con ese mito y ofrecer al público una botella que se ajusta a una amplia gama de consumidores con diferentes gustos y posibilidades.

     

     

    Espirituosos y licores rebeldes

    Con el diseño de este concepto, se intenta romper con el estereotipo de las botellas habituales de whisky. Pretende ser un envase que guste a todos los géneros, tanto por su contenido como por su aspecto.

    Cuenta con un tapón de plástico reciclado y un corcho que imita la textura y el color de la madera de los barriles, donde esta bebida ha reposado. Aunque en realidad es de plástico, para asegurar un buen cierre.

    Si os habéis quedado con ganas de saber más,  en este vídeo la creadora de Wolf Whisky desarrolla sus ideas.

     

  • Como una ola

    El envase más veraniego del último Concurso de Verallia.

    Saborear una tarde de verano en la playa está cada vez más cerca. ¿Imagináis cómo sería poder envasar esta experiencia? Es lo que debió pensar la estudiante de Diseño Carmen Rodríguez Masip, en ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología).  La joven se presentó al último Concurso de Vidrio y Creación, auspiciado por Verallia. He aquí su propuesta: una botella de licor llamada Wave Gin, inspirada en las sensaciones de un día playero. Apetecible,  ¿verdad?

     

    Licor de diseño

    Wave Gin, la botella de licores y espirituosos concebida por Carmen Rodríguez para el Concurso de Diseño de Verallia.

    Licor playero

    Carmen echó mano mano de su imaginación y de diseño para poder dar un cuerpo de vidrio a una experiencia envidiable. Su botella de ginebra sugiere la caricia de las olas del mar a diferentes horas del día. Para retener este concepto, se ayudó de colores en los diferentes elementos del envase.

    El tapón azul con el degradado en la botella de licor refleja las primeras horas del día en el mar. Su contenido sería una ginebra suave perfecta para
    tomar por la mañana, con el aperitivo.

    Al atardecer, el mar se convierte en un reflejo del
    sol de un color ardiente. El tapón de esta segunda propuesta representa el sol poniéndose y la botella, el reflejo de sus rayos sobre las olas. Este recipiente pide una ginebra que combina con
    una puesta de sol en su máximo esplendor.

    La botella de ginebra blanca, finalmente, muestra literalmente el ocaso en su pureza total, en contraste con la noche. En este caso, Wave Gin atrapa la luz vespertina.
     

    Licor Verallia

    La versión matinal de este envase de vidrio, inspirado en un día de playa.

    En el siguiente vídeo podréis ver todas las versiones posibles de este recipiente tan estival.

     

  • Botella de vidrio Verallia

    Una botella muy retorcida

    Este original proyecto de envase se presentó en el Concurso de Diseño de Verallia.

    Entre los proyectos que se presentaron al Concurso de Vidrio y Creación 2018-2019, dedicado a licores y espirituosos, está Twisted. Víctor Marte Romero, estudiante de la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE), participó en el certamen auspiciado por Verallia con un concepto que destaca por su curiosa forma retorcida. Si existiera una botella de vidrio para ginebra como ésta, tendríamos que mirarla dos veces. Puede que más.

     

    botella de licor Verallia

    El envase de gin diseñado por Víctor Marte Romero para el concurso de Verallia 2018-2019.

     

    La botella de licor que le da un giro al gin

    El diseño de Twisted se inspira tanto en los utensilios de coctelería como en la forma de algunos famosos rascacielos. Concretamente, recuerda a las cucharas que usan los barmen al mezclar la tónica con la ginebra.  Busca dar un giro de 45º grados al mundo del gin. Desde luego, la botella es distinta a los envases las que se puede encontrar en el mercado. Su estética resulta atractiva visualmente, además de versátil, ya que es válida para otro tipo de licores de moda.

    botella de licor de diseño

    La botella de licor Twisted, con su original packaging, invita a disfrutar de cada situación.

     

    El envase también se adorna con la imagen de una rayadura de piel de limón. Asimismo, recurre a colores muy vivos, que hacen referencia a los cítricos. La filosofía que guarda en su interior es una invitación a la diversión, en buena compañía y buscando siempre dar un giro positivo a todas las situaciones.

    El creador de Twisted preparó su proyecto después de visitar una fábrica de Verallia con sus compañeros de curso. La firma patrocinadora del Concurso de Vidrio y Creación siempre abre sus puertas a los estudiantes que concurren en la competición, para que conozcan de primera mano el proceso de elaboración de botellas de vidrio. Éstas se hacen con calcín o vidrio reciclado, en un proceso que busca ser lo más sostenible posible.

    El siguiente vídeo recoge todas las ideas de Víctor, que le llevaron a concebir este interesante packaging para licores y espirituosos.

  • La ginebra que se inspira en el «origami»

    Este envase de gin renuncia a la clásica forma cilíndrica.

    Continuamos viendo lo que ha dado de sí la edición 2018-2019 del Concurso de Vidrio y Creación auspiciado  por Verallia,  dedicada a licores y espirituosos. En esta ocasión, nos encontramos con una botella para ginebra, Tulip, que rompe con la firma clásica de este tipo de envase. La autora del proyecto, Nuria Gorostidi, es estudiante de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño,  Innovación y Tecnología). Su envase destaca por estar concebido como un conjunto de ángulos
    rectos y superficies planas. Como si fuera una figura de origami.

     

    Licores y espirituosos de diseño

    Nuria Gorostidi ha participado en el Concurso de Vidrio y Creación de Verallia con este original diseño.

     

    Tulip se inspira tanto en las características de esta bebida alcohólica originaria de Holanda, como en la técnica japonesa de plegado de papel, sin usar tijeras ni pegamento. Para que esta botella destaque en el mercado, se renuncia a la típica forma cilíndrica.

     

    Licores y espirituosos en botellas de diseño originales

    A su vez, Nuria también ha querido transmitir el sabor amargo del contenido. Para ello, lñha dotado a su envase de un look muy parecido al de un frasco de perfume. Algo que también le otorga exclusividad al producto, ya que está pensado para ginebra premium.

    El resultado es elegante y quiere otorgar valor a la misma botella para licores y espirituosos. Un objeto hecho para ayudar incluso después de que la ginebra se haya consumido.

    La joven estudiante ha creado Tulip con el propósito de brindar experiencias relajantes, placenteras y lujosas. La imagina protagonizando  momentos especiales, señalados: reencuentros, celebraciones o, simplemente, ratos de desconexión de la rutina, que uno mismo se regala.

     

    Licores y espirituosos Verallia

    Tulip es un envase de vidrio concebido para brindar con ginebra muy exclusiva en momentos señalados.

     

     

    Se trata, entonces, de una botella diferente y, por
    tanto, atractiva. Parte de su encanto es el hecho de que  o se encontraría fácilmente en locales de ocio nocturno, sino en espacios más exclusivos, como tiendas delicatessen o dedicadas al mundo del gin.

    Con su propuesta, la joven diseñadora busca tener la oportunidad de llamar la atención de alguna de las firmas representadas en el jurado del Concurso de Vidrio y Creación. En alguna ocasión,  este ha servido como trampolín profesional para alguno de los participantes, que ha visto comercializado su proyecto. Por cierto, que la edición 2019-2020 ya se ha convocado.

    En el siguiente vídeo, la creadora de Tulip nos ofrece más detalles sobre su novedoso envase.

     

  • La botella pensada para bartenders

    Ron añejo de diseño, en el Concurso de Vidrio y Creación de Verallia.

    En nuestro recorrido semanal por las propuestas que han marcado el Concurso de Diseño en vidrio 2018-2019 auspiciado por Verallia,  llegamos a esta original botella de ron. Su autora es Cristina Pérez Arana, estudiante de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología). Ha imaginado un envase, Tana, que busca desmarcarse de cuantos recipientes de vidrio hay en el mercado destinados a esta bebida.

     

    Ron añejo de diseño Verallia

    Cristina Pérez Arana ha creado Tana, un proyecto de botella de ron para el último Concurso de Diseño de Verallia.

     

     

    Ventajas de una botella de ron añejo de diseño

    La joven creadora de Tana concibió este proyecto pensando en la línea Selective Line de Verallia, enfocada en bebidas espirituosas. No olvidemos que estas y los licores han sido los grandes protagonistas de la última edicióndel certamen. Así, la diseñadora en ciernes escogió el ron para dar forma a una botella de vidrio capaz de trasladar al usuario al puro origen de este. Y también quería que fuese práctica y facilitase la tarea de los bartenders. Para ello, la ha dotado de ciertas características especiales, con las que también pretende alejarse  de los conceptos existentes de botellas premium de ron.

    Llama la atención su boca o corona, que adquiere
    una forma similar a las bocas de corcho. Al mismo tiempo, el sistema de apertura del envase
    consiste en un cierre por presión. Se acompaña de un llamativo cuello alto y estilizado. El cuerpo del envase posee una forma cilíndrica, dividida en tres secciones a raíz de dos altos relieves de manera simétrica. Tanto en la mitad del cuerpo como en la parte superior de la botella, a la altura de los
    hombros.

     

    Ron añejo de diseño concurso

    El envase incorpora una serie de particularidades en su diseño que la hace práctica y cómoda de manejar.

     

    También incorpora particularidades en su fondo. Su interior replica perfectamente la forma de la boca del envase.

    En cuanto al tapón, de madera ecológica, da la posibilidad de usar un cierre de corcho o un sistema de cierre por presión.

    El color del vidrio, en canela, se adecúa al concepto central del diseño de la botella, inspirado en la caña de azúcar. A su vez, es el color que identifica los envases de ron tradicionales. De esta manera, el resultado es un envase de ron añejo de diseño diferente que, a su vez, resulta reconocible.

    En este vídeo se nos proporciona más detalles sobre Tana, una botella que, además, es muy ergonómica. Algo que facilitaría la vida de los bartenders.