Tag Archives: Packaging Innovations

  • Envases positivos para triunfar

    Packaging optimista, el triunfo de los envases positivos

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    El happy packaging es la gran apuesta de los responsables de Supperstudio. Descubre por qué.

    Packaging optimista. A los envases se les pide cada vez más. Una botella de vidrio no es sólo un objeto práctico y funcional. Actualmente, se considera un embajador de la marca, un vehículo de emociones. En opinión del diseñador Paco Adín, director de Supperstudio, los creadores de envases hacen “que lo ordinario se vuelva extraordinario”. Ganadores de varios premios Pentawards, el estudio y su responsable han revelado en la última edición de Packaging Innovations el secreto de su éxito: hacer “happy packaging“. Los envases positivos gustan más. Adín nos da las claves.

     

    Diez claves para crear envases genuinos, diferentes y “happy”

    Rebosan personalidad. Contienen detalles que lo hacen único. Porque el packaging es el “vestuario” de la marca y define su actitud en el mercado, construye su rol.

    packaging positivo Viñas Altas

    El sarmiento “hipster” de vinos Viñas Altas (El Corte Inglés), perfecto ejemplo de packaging optimista firmado por Supperstudio.

    Cuentan una historia. El storytelling del envase resulta esencial. Debe hacer soñar o entretener al consumidor.

    ¡Dale al play! Una forma perfecta de crear una experiencia con el público es hacerle jugar con el envase. El consumidor debe sentirse participativo. En este aspecto, las nuevas tecnologías irrumpen con fuerza. Pero la experiencia demuestra que hacer que el comprador use sus manos es más que suficiente.

    Menos es más. Mejor evitar el exceso que pecar de barroco. Lo que no aporta, molesta. La información en una botella o tarro de vidrio ha de ser muy clara y no quedar entorpecida por la decoración. Ayuda recurrir a una codificación basada, por ejemplo, en colores o números para las diferentes categorías de un producto. En ocasiones el propio packaging hace claramente reconocible su contenido y la información ni siquiera hace referencia al producto. Esto también marca la diferencia.

    Arriesga. No tengas miedo al fracaso: hay que innovar y, para ello, jugársela. Se necesita buscar nuevos códigos y lenguajes, huir de lo que ya se ha hecho.

    packaging divertido mermelada

    The Strong Berry, o cómo hacer un envase para mermelada que has de mirar dos veces. Por Supperstudio.

     

    Envases con buen humor

    Divierte. “El humor mueve montañas”, dice Paco Adín. Si haces reír a tu público potencial con tu packaging optimista, ya lo has conquistado.

    Obliga a inspirarse. Hay que buscar la inspiración ahí fuera. El cine, la TV, el teatro y el arte son magníficas fuentes. ¡Empápate!

    packaging original cine lambrusco Corte Inglés

    La creatividad del lambrusco Viñas Altas (El Corte Inglés) procede de famosas películas del cine italiano.

    Conectar con tus clientes “amigos” ayuda. El diseñador debe comprobar si está en la misma órbita que sus clientes, compartir momentos y, en suma, buscar una buena relación con ellos.

    Revisa la papelera. Rescatar ideas nunca está de más. Algunas tal vez no conecten con unos clientes, pero con otros, tal vez sí. No descartes ninguna.

    ¡Insiste! Paco Adín recomienda ser “tenaz, perseverante y disciplinado”. Hay que pelear, pero la recompensa llega cuando menos te lo esperas.

     

     

     

     

     

  • A vueltas con el packaging para AOVE

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    En los últimos 20 años, el consumo de aceite de oliva virgen extra ha crecido un 50% en España debido, principalmente, a tres factores: los consumidores cada vez poseen un conocimiento mayor del producto; ha aumentado tanto la demanda como el número de consumidores en todo el mundo (se consume en 163 países y se produce en 56); desde 2002, muchos productores se han lanzado a vender su propia marca y producto. Un fenómeno que Juan A. Peñamil, editor de la revista especializada Mercacei, reconoce que estamos viviendo en nuestro país como “una revolución a nivel de calidad y que, desde hace cuatro años, también a nivel de packaging”. Por eso, el AOVE y su presentación protagonizaron una mesa redonda en el marco de la feria Packaging Innovations. Aquí, especialistas de muy diversos campos aportaron su punto de vista para llegar a una misma conclusión: el packaging español para AOVE ya está en vanguardia.

    ICstudio_claramut_aceite-de-oliva-virgen-extra2

    Actualmente, en un lineal encontramos una gran variedad dentro del AOVE: premium, primera campaña, ecológico, biodinámico… y un creciente abanico de precios. La única manera de que el consumidor entienda las diferencias entre unos y otros es el packaging. Así, Enrique Moreno, del estudio Cabello x Mure, destacó el valor de las emociones en esta necesidad de diferenciación, donde el storytelling es una de las herramientas clave. Una opinión que apoyó Francisco Tornos, de la consultoría Ipack, con la idea de que los productos son perecederos y las experiencias, memorables. Porque la experiencia es lo que se busca ahora el comprador, basándose en los rasgos diferenciales del producto. Aquí van algunas tendencias: vidrio en colores atípicos (no necesariamente oscuro), etiquetas en materiales específicos para el producto (como el papel antigrasa) y envases que recuerdan a los de otros sectores (perfumes o espirituosos).

    hojadeolivo5_ICstudio

    Sobre esto último, el debate está abierto. ¿Es necesario que un aceite tenga que parecerlo? Debido a la mencionada eclosión de marcas, muchas de ellas han optado por destacar presentando este milenario producto a bordo de modernísimos envases, más propios de destilados. Todos estos experimentos visuales, en principio positivos, tienen sin embargo su lado oscuro: el peligro del sobrediseño y, por ende, de desnaturalización del aceite, a base de alejarlo de su esencia para brillar en un panorama saturado de marcas, formas y colores. Afortunadamente, los progresos del neuromarketing permiten detectar aquello que más atrae al comprador y pone al productor en el buen camino a la hora de convencerlo. Un tema apasionante en el que os invitamos a profundizar en este post.

    Como ejemplo de packaging de éxito, en esta mesa redonda se pudo ver y catar el aceite Claramunt, cuyo envase fue concebido por Cabello x Mure como un lienzo en blanco. Así, los diseñadores asociaron cada una de las cuatro variedades comercializadas de este aceite con otros tantos pintores contemporáneos. El resultado es esta auténtica obra de arte en vidrio, que mereció el Gold Trophy en la categoría Luxury-Gourmet Food de los prestigiosos premios Pentawards en 2013.

    picualiaClaramunt_ICstudio