Tag Archives: historia

  • Historia cervecera de Bélgica

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Bélgica ha conseguido convertirse en una auténtica meca de la cerveza a lo largo del tiempo. Durante siglos, sus secretos y diversas fórmulas se han ido transmitiendo entre generaciones de forma ininterrumpida, hasta consolidar una verdadera tradición en este país. Sus frutos son algunas de las mejores cervezas del mundo, con marcas que cuentan con su vaso, de diseño y forma específicos, para que el paladar no se pierda ni una sola de sus cualidades durante su consumo. Para que Bélgica alcanzase la cima cervecera, con una riqueza de variedades, sabores y preparaciones única, ha hecho falta un periplo a través de la historia. Aquí os traemos algunos de sus momentos clave.

    Cerveza Belga

    En la época del Imperio Romano, la fabricación de esta bebida desembarca en la Galia desde Mesopotamia, donde las mujeres se encargaban de esta tarea. No es hasta la Edad Media cuando los monasterios se transforman en los verdaderos centros de elaboración artesanal de la bebida, que se prepara con unas hierbas aromáticas, llamadas “gruut”. En el siglo XI, concretamente, la abadía de Affligem revoluciona el concepto al introducir el lúpulo en el proceso. Posteriormente, el emperador Carlos IV, en el XIV, impone el uso exclusivo de éste en la región perteneciente al Sacro Imperio Romano, mientras el empleo del “gruut” continúa al oeste del país.

    Entre los siglos XVI y XVII proliferan las variedades regionales. Un siglo más tarde, las abadías pierden sus privilegios y muchas desaparecen durante la Revolución Francesa. Las guerras mundiales también marcan un período de dificultades para las productoras, al ser destruidas miles de fábricas durante las contiendas.

    Un punto de inflexión llega en 1977, cuando el crítico Michael Jackson ensalza las cualidades de la cerveza belga y destaca su papel en su libro The World Guide to Beer. A partir de ahí, durante la década de los 80, se multiplica el número de fábricas, incluyendo elaboradores caseros. El interés por investigar en el terreno y buscar cervezas cada vez más especiales aumenta, hasta el día de hoy. Culmina en acciones como la inauguración, el pasado mes de junio, de un Centro de Experiencia Cervecera en Amberes.