Tag Archives: etiquetas ilustradas

  • Vinos y literatura

    Cuéntame un cuento… con vino

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Las botellas de vidrio que se inspiran en clásicos de la literatura infantil o relatos ad hoc.

    Vinos de cuento al alcance de cualquiera e historias que sólo podemos encontrar en las etiquetas de ciertas botellas. De esta forma queremos disfrutar de los últimos días de vacaciones antes de retomar la rutina del curso. Leer, beber y soñar, con estas botellas de vidrio que disparan la imaginación.

    Mercadona y su bodega encantada

     Torre Oria es la bodega de Mercadona que está llevando a cabo lanzamientos tan asequibles como llamativos, especialmente en cuanto a imagen. Primero fue Caperucita Tinta, con un envase del que ya hablamos en su momento por su atrevido diseño. A ella le han seguido Alicia en el País de las Uvas y Blancauvas. Por los nombres, está claro en qué historias se basan, ¿verdad?

    vinos de cuento alicia

    Alicia en el País de las Uvas es una botella de rosado que se adorna con la imaginería de la historia de Lewis Carroll.

     

    Caperucita tenía una imagen muy trabajada. Estos dos lanzamientos de cuento también, guardando mayor cohesión entre ellos. Ambos se adornan con detalles de la imaginería de los relatos a los que homenajean y emplean un mismo juego con las etiquetas para conquistar al consumidor. La etiqueta delantera tiene un hueco diáfano para que podamos ver la ilustración que oculta la etiqueta trasera. Así, el rosado elaborado con bobal, Alicia, nos encanta por su recreación de la escena de los alimentos que alteran el tamaño de la protagonista. Aunque, para coleccionistas, también hay una edición en la que aparece el famoso conejo blanco con su reloj y sus eternas prisas. Los colores predominantes son blanco, rojo y negro, que remiten al ejército de naipes de la Reina Roja.

    vinos de cuento mercadona

    La impactante imagen de Blancauvas, de Torre Oria, con un diseño que hace interactuar las dos etiquetas del envase.

    Con Blancauvas se ha ilustrado el momento “espejito, espejito”, con esa cara misteriosa que asoma a la etiqueta frontal desde atrás, como si fuera cosa de magia. En esta botella se ha optado por el color verde, que resalta el brillo del vino blanco que contiene.

     

    Diseño para vinos de cuento

    La diseñadora Clara St. Sunday es la autora de la imagen de estas propuestas de Ferré i Catasús.  En sus etiquetas, la diseñadora mezcla dibujo y fotografía. La Caperucita Verde, El Lobo Feroz y ¡Qué Granuja! muestran etiquetas que buscan ser fáciles de identificar por su cromatismo.

    vinos de cuento ferre

    La Caperucita Verde (blanco) y El Lobo Feroz (tinto) de Ferré i Catasús, imaginados por Clara St. Sunday.

     

    Se escogieron colores verdes y grisáceos para su visión de Caperucita. Aquí la vemos corriendo a través de unos viñedos para acudir al encuentro de su abuelita. Lo que no se espera es toparse con El Lobo Feroz, vestido de granate y negro. El pelaje de la cabeza de la fiera se confunde en la etiqueta con los árboles del paisaje nocturno, iluminado por la luz de la luna. Tal vez pueda ayudarla el pirata que da personalidad a ¡Qué Granuja!  Sus vistosos tonos anaranjados representan la fuerza y la energía de este tercer vino.

    vinos de cuento ilustraciones

    Las etiquetas originales para los vinos creadas por la ilustradora, diferenciadas por su rico cromatismo.

     

    Etiquetas que lo cuentan todo

    Los siguientes vinos son auténticos cuentacuentos en sí mismos. Empezando por los de la bodega Las Moradas de San Martín, que opta por hacer que sean las propias etiquetas las que narran una historia. Las suyas se visten con las palabras de prestigiosos escritores. Sus adornos son las firmas de cada autor y las grafías. Una presentación depurada y elegante que homenajea el arte de escribir.

    vinos de cuento moradas

    La botella de Initio 2010, vestida con un relato de Marta Rivera de la Cruz.

     

    El relato ‘Brindis’ de la autora gallega Marta Rivera de la Cruz engalana a Initio 2010. Sus responsables querían que constituyera una invitación literaria a conocer sus vinos de la variedad garnacha y la zona donde se elaboran. Otros colaboradores del proyecto fueron Lorenzo Silva, Óscar Sipán, Ángeles Caso y Ramón Acín.

     

    vinos de cuento las luces

    Lorenzo Silva firma la historia que se plasma en el vino Las Luces, para Las Moradas de San Martín.

     

    Botellas con literatura

    Por otro lado,también Librottiglia, colección enoliteraria concebida por la bodega Matteo Correggia, recurre a la presentación de sus botellas de vidrio para invitarnos a perdernos entre renglones. Cada uno de los tres envases que componen la serie viene con un librito. En él, la narración se corresponde perfectamente con las sensaciones que transmiten los vinos. Nos regalan una fábula, una historia de amor y otra de misterio, creativamente ilustradas en su etiqueta correspondiente. Más que vinos de cuento, vinos con cuento.

    vinos de cuento librottigilia

    El diseño de Librottiglia incluye un libreto con cada botella de vino, para leer mientras se paladea el vino.

     

     

  • Una cerveza de película

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Amstel te cuenta una historia de amor a través de una colección de botellas, inspirada en un filme de Julio Medem.

    Cerveza y cine se dan la mano en la nueva y original campaña de Amstel. Por un lado, auspicia una película, “El pelotari y la fallera”, dirigida por Julio Medem, protagonizada por Asier Etxeandia y miriam Giovanelli. Por otro, lanza una serie de botellas de edición limitada, inspirada en este proyecto cinematográfico. Las etiquetas de esta colección narran los momentos más importantes de esta historia de amor que salta de la pantalla gigante al vidrio.

    Cerveza y cine Amstel

    Una película de cerveza se transforma en una cerveza de cine.

    Creando cerveza de diseño

    Detrás de esta campaña que marida a la perfección cerveza y cine está la agencia Publips-Serviceplan.  Ésta recurrió a dos ilustradores, vasco y valenciana, para encajar aún mejor las piezas. Los elegidos fueron Iban Barrenetxea y Carla Fuentes, encargados de firmar 16 diseños para las etiquetas de estas botellas de cerveza. A través de los envases, se entiende cómo brota la chispa entre Unai y Mar, dos cocineros unidos por una misma pasión y separados por su manera de entender el arte culinario. Una ruta gastronómica se encargará de avivar el fuego y de facilitar en entendimiento entre ambos. Un poco a lo “Ocho apellidos vascos”, sí.

     

    botellas cerveza y cine diseño

    Las ilustraciones de dos conocidos artistas reflejan en etiquetas una ruta que empieza en País Vasco y acaba en Valencia.

    Los artistas han querido trabajar en líneas deistintas. Carla Fuentes recrea elementos culturales identificativos de las Comunidades Autónomas. Así, lleva al consumidor por las diferentes paradas del periplo que emprenden los personajes. Por su parte, Iban Barrenetxea retrata momentos del ensayo del proyecto e inmortaliza gestos de complicidad entre los intérpretes.

    Hasta finales de agosto se puede encontrar esta serie de recipientes de 33cl en los lineales. ¿Verdad que apetecejugar jugar a alinearlos para darles un sentido? Cine, ilustración y gastronomía refrescan este verano desde las más artísticas botellas de cerveza de diseño.