Tag Archives: curiosidades botellas de vino

  • Los secretos del diseño de las botellas de vino

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    El vino nos acompaña y hace especial cualquier ocasión. Invitar a una copa nos enorgullece y, para halagar a nuestro convidado, si bien el contenido es lo más importante, prestamos cada vez más atención al continente. Por eso, hemos querido desentrañar algunos secretos del diseño de las botellas de vino que seguro que te van a sorprender.

    botella_de_vino.jpg

    Lo más probable y recomendable es que sea de vidrio. ¿Por qué vidrio? Está sobradamente demostrado que es el material más inocuo por su naturaleza aséptica. Existen muchos modelos de botella, pero en España se utilizan básicamente tres que coinciden con los de Francia, adoptados en su día para diferenciar sus zonas vinícolas. La botella más extendida es la bordelesa, alta y cilíndrica, con una variante larga y otra corta (tres centímetros de diferencia). La más alta es la auténtica botella de Burdeos. Otro modelo, el más antiguo, es la de Borgoña, ancha y corta. La tercera es el tipo Rhin, de origen alsaciano-germánico. Es la más esbelta de las tres y suele utilizarse para blancos y rosados.

    Otro de los secretos de las botellas de vino se refiere a tamaño. Si nos preguntamos porqué tiene 750 cm3, la respuesta se encuentra en la antigüedad, concretamente en los sopladores de vidrio, cuyo rendimiento se optimizaba en esa cantidad. Si embargo, fue en el año 1970 cuando se llegó a un consenso mundial para el cobro de tasas. El acuerdo fue con el quinto de galón y los ¾ de litro (muy similares).

    Respecto al tamaño hay más información relevante. Los recipientes grandes conservan mejor el vino debido a dos factores. El primero es que la “nanoxigenación” a través del corcho es igual en cada volumen, pero naturalmente el contenido es mayor en los grandes, por lo tanto, un magnum (1,5 litros) tiene la mitad de oxígeno por litro que una botella de tres cuartos, por ejemplo. El segundo de los motivos es la oscilación de la temperatura, factor que también perjudica al vino.

    El gollete es la parte más gruesa del cuello, sirve para evitar que la presión del corcho pueda romper la botella y para cortar la cápsula por debajo evitando el contacto del vino con la misma.

    ¿Y por qué el fondo es cóncavo? Esta característica física permite una mayor resistencia a la presión, sobre todo de los espumosos. Pero también facilita la movilidad de la botella y permite servirlo mejor.

    Llegamos al color del vidrio. Lo más recomendable es utilizarlo oscuro porque impide el paso de las radiaciones ultravioleta del sol y no afecta en la evolución del contenido.

    No podemos dejar de mencionar entre las curiosidades del vidrio la posibilidad de reciclaje, una cualidad más de este producto.