Tag Archives: concurso de vidrio

  • envase premiado por Verallia

    El mejor envase de vidrio creado por un estudiante de Diseño

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Este es el proyecto ganador del concurso de creación de Verallia.

    Su título es Bokken y su autor se llama Antoni Aparicio, estudiante de de la Escuela Superior de Diseño y Arte de Andalucía (ESADA) de Granada. Su concepto ha sido el gran favorito en la IV edición del certamen de creación auspiciado por la firma Verallia. Con él,  iniciamos una serie de posts dedicados a analizar los proyectos vencedores y finalistas del concurso, que anima a los diseñadores en ciernes a explorar todas las posibilidades del vidrio.
    el mejor envase ganador concurso Verallia

    El mejor envase de vidrio según los jurados del concurso de Verallia fue realizado por Antoni Aparicio, un joven estudiante de ESADA (Granada).

    Vestir un whisky japonés en vidrio

    Este año, el objetivo ha sido dar forma a un envase para licores o espirituosos original, práctico, sostenible y viable para su comercialización. Un mercado que está remontando desde los años de crisis, según la Federación Española de bebidas Espirituosas, y que brinda un amplio campo de innovación y creatividad en cuanto a packaging. Dentro de este grupo de bebidas, el whisky ocupa un lugar de honor, ya que es la más consumida.
    Motivado por estas ideas, el estudiante quiso crear un envase destinado a contener un whisky japonés. ¿Por qué este producto concreto? Antoni investigó y supo que el país nipón es uno de los cinco grandes productores mundiales. Así, se le ocurrió la idea de crear una botella que pusiera en valor su contenido y su procedencia.
    Dos fueron sus principales fuentes de inspiración: la espada bokken, que da nombre al proyecto presentado, y el monte Fuji. Así,  la forma de la  botella, sin duda lo más característico, imita la del monte. Se remata con un tapón de madera que también remite a este arma, ya que se fabrica con este material para practicar aikido. El color del whisky se funde con el del tapón, y se unifica ese tono de madera en toda la botella. lo cual crea un efecto muy apetecible.

    El mejor envase, en busca de marcas

    La etiqueta se ha de romper en el momento en que se retira el cierre de la botella para disfrutar de su contenido. Su autor busca con ello darle un mayor matiz de exclusividad, ya que constituye, como él mismo dice, “un sello de pureza”.
    Quizás lo más complicado a nivel de comercialización sea la base del recipiente. Su propio creador lo reconoce: es un fondo en diagonal que también imita al bokken. Por su forma, ocuparía un mayor espacio en el lineal. Aporta una sensación de inclinación al conjunto que no deja indiferente a quien lo mira.

    En el vídeo que os presentamos podrás conocer en detalle el proceso creativo que ha llevado a Bokken a ser el mejor envase en la última edición del concurso. Su triunfo le abre las puertas a qué alguna compañía se fije en su diseño y quiera producirlo. A la vista está que lo merece.