Tag Archives: concurso de diseño

  • Una botella piramidal para cualquier ocasión culinaria

    Este proyecto de envase fue una de las propuestas que compitió en el último certamen de Verallia de Diseño.

    El proyecto Azeite, de Alejandra Rojas y Diego Regidor (ESNE) es el protagonista de nuestro repaso semanal de lo que dio de sí el Concurso de Vidrio y Creación de Verallia 2020. El certamen de este año, auspiciado por la prestigiosa firma vidriera, tuvo como objetivo premiar el envase para aceite de oliva más original y versátil, realizado en vidrio. Los estudiantes de Diseño de españa y Portugal se pusieron las pilas para concebir botellas tan innovadoras como ésta.

     

    Azeite proyecto de botella de diseño

    Azeite, el proyecto de envase para aceite con el que Alejandra Rojas y Diego Regidor han participado en el Concurso de Diseño y Creación de Verallia 2020.

     

     

    Azeite, una botella de diseño con personalidad

    Este recipiente tiene una forma piramidal, con ángulos suaves y redondeados. Busca encontrar el equilibrio entre innovación  y tradición utilizando una silueta poco habitual y jugando con líneas depuradas, delicadas, así como con el minimalismo.

    La  botella, en vidrio verde, se presenta también con propuestas de identidad visual donde mandan el color blanco y la sencillez. Esto permite que el contenido se pueda apreciar con comodidad y lo viste con elegancia.

    Azeite Verallia

    La forma de este diseño de botella para aove es diferencial, minimalista y elegante.

     

    La idea de los dos estudiantes compitió en una edición que en 2020 se ha abierto a Portugal. Los futuros diseñadores fueron desafiados a crear envases para aove capaces de adaptarse a cualquier entorno y situación. Sin perder de vista los criterios de sostenibilidad, transparencia y estética.

    El certamen ha estado particularmente reñido este año, con proyectos que presentan cada año gráficos más realistas y estudios de mercado muy completos.

    En el siguiente vídeo podréis apreciar detalles del proceso de creación de esta bonita botella.

     

  • El moderno encanto de una botella vintage de aceite

    Así es el envase ganador del tercer premio del concurso de Diseño de Verallia 2020.

     

    Hoy analizamos el proyecto ganador del Tercer Premio del Certamen de Vidrio y Creación 2020. Recordemos que la séptima convocatoria del concurso anual, creado por la firma vidriera Verallia , desafiaba a los estudiantes de España y Portugal a imaginar los envases de vidrio más versátiles para aceite de oliva. Albor, firmado por Paula Torres, que cursa estudios en ESDIR (Escuela Superior de Diseño de La Rioja), es uno de los tres mejores proyectos presentados gracias a estas particularidades.

     

    Envase vintage de diseño

    El envase Albor es un proyecto de Paula Torres, estudiante de ESDIR y ganadora del Tercer Premio en el concurso de Vidrio y Creación de Verallia.

    Envase vintage para aceite exclusivo

    El título escogido para este envase, Albor, se define como el blancor perfecto, la primera luz del día. Principio, preámbulo o comienzo de algo. Adolescen- cia o que tiene la etapa de la niñez o infancia. Así nace este concepto de botella que posee una gran carga símbolica. Al mismo tiempo, guarda una gran afinidad con ese sector del público moderno atraído por la estética vintage.

    El envase está diseñado para almacenar aceite y rendir homenaje a generaciones de olivareros que hacen posible disfrutar de este oro líquido. Para ello, la joven diseñadora recrea en su botella un estilo rústico y sencillo pero con mucho carácter. Este envase, según cuenta Paula, tuvo que atravesar varias etapas de maduración desde una primera propuesta, basta y rudimentaria, a otra más redondeada, ergonómica y esbelta. Finalmente se llegó al diseño final, elegante, refinado, equilibrado y muy preocupado por mantener sus valores tradicionales.

    Envase vintage de aceite

    El envase Albor es sostenible, al ser de vidrio, resulta muy práctico por su asa y derrocha personalidad.

     

     

     

    El diseño de este envase vintage busca la ligereza y la ergonomía, para poder usarse en múltiples ocasiones múltiples ocasiones y frecuentemente. Por ello, debe adaptarse perfectamente a la mano y resultar cómodo de manejar.

    Para conseguirlo, la estudiante ha optado por darle un cuerpo es esférico, lo que permite agarrarlo firmemente con una sola mano. La curvatura desde el cuello al cuerpo de la botella retiene las gotas de aceite que puedan derramarse, de forma que no se escurran a lo largo del envase.

    Hay, además, un valor añadido en su asa, que le otorga carácter y personalidad y es, también, muy práctico.

    En el siguiente vídeo podemos apreciar mejor las cualidades de Albor. ¡Descúbrelo!

     

  • Los diseños más originales para nuestros aoves

    Verallia premia la versatilidad de los envases de aceite de los jóvenes diseñadores españoles.

     

    El oro líquido de la cocina española vuelve a ser protagonista del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia. O, más bien, los envases con más personalidad que los estudiantes de Diseño de nuestro país conciben para el aceite de oliva. En su séptima edición, a la que se ha sumado Portugal, la firma ha querido premiar los envases más versátiles para este producto estrella. Y, como siempre, los que mejor resumen los valores de Verallia: sostenibilidad, practicidad, salud y estética. Todo ello, en vidrio.

    En la foto, el proyecto que ha obtenido el máximo galardón (2.500€). Orobroy es un proyecto de Alicia López, alumna de la Escuela de Diseño LCI de Barcelona. Ha destacado entre los 115 trabajos presentados al certamen gracias a este modelo de botella de aceite estándar, pensado para que el.mayor número de envasadores puedan usarlo. Y lo harán, ya que este año Verallia producirá y comercializará el envase ganador. Premio doble para la futura diseñadora.

     

     

     

     

    Los envases más versátiles de aceite

    Orobroy posee una forma sencilla, depurada. Recuerda a las ánforas tradicionales para guardar aceite. Su estética minimalista refleja la robustez de los olivos y, al mismo tiempo, no pasa de moda. Gracias a esto, su personalización resulta muy fácil.

    Su autora también mostró este diseño con diferentes variedades de tapones y etiquetas. Así demostró haber logrado el objetivo del certamen. Un envase perfectamente adaptable a un gran número de marcas.

     

     

     

     

     

    En segundo lugar ha quedado Nível d´Azeite, de la estudiante lusa Ana Pereira de la Escola Superior de Tecnologia e Gestão de Guarda. Ganadora de 1.300 € por este recipiente (sobre estas líneas) que se inspira en una escala de mediciones. Estas se marcan con unas gotas, cuyo fin es explicar el proceso de elaboración de aove de una manera muy visual. El envase está dotado de un cuello de acero que se levanta al servir el contenido.

     

     

    El tercer premio,  valorado en 900€, ha recaído en Albor, de Paula Torres, alumna de la Escuela Superior de Diseño (ESDIR). Su estilo rústico homenajea el oficio del olivarero a través de los tiempos. Juega con el gusto moderno por lo vintage y es de fácil manejo, gracias a su cuerpo esférico.

    Además, incorpora una curvatura desde el cuello al cuerpo, cuyo fin es retener el aceite derramado.

     

    Detalles del certamen

     

    En la séptima edición del concurso han participado  227 alumnos. Pertenecientes a ocho escuelas seleccionadas (cuatro españolas y cuatro portuguesas). Sus trabajos han sido valorados por un jurado compuesto por representantes de Aceites Maeva (España) y Aceites Gallo (Portugal) como clientes de Verallia, la revista Olimerca y el equipo directivo de la vidriera. Escogieron a los ganadores en una reunión virtual el pasado 6 de julio.

    Con esta iniciativa, Verallia quiere poner de manifiesto el talento de la cantera española de diseñadores en ciernes. Por ello, la firma les proporciona una oportunidad para despegar en su carrera, siendo esta la primera vez que Verallia trabajará junto a la ganadora para que su diseño se vea en los lineales.

     

  • El helado de los que se preocupan por el medioambiente

    En su sexta edición, el certamen de Verallia buscaba el envase más ecológico.

     

    El Certamen de Vidrio y Creación auspiciado por la firma Verallia, que acaba de convocar su séptima edición, ha dejado este año una nutrida cosecha de envases ecológicos. Su objetivo en esta ocasión era animar a los estudiantes españoles de Diseño poner su imaginación al servicio de la sostenibilidad. ¿Cómo? Creando tarros y botellas de vidrio. Un material 100€ reciclable infinitas veces que proporciona a los futuros diseñadores un amplio campo de posibilidades estéticas. Hoy nos quedamos con un original envase de helado. Creado por Aida Sencic y Gema Bartolomé, estudiantes de la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE), os presentamos el proyecto A&G.

     

    envase de helado de diseño

    El envase de helado en vidrio A&G es el proyecto con el que Aida Sencic y Gema Bartolomé (estudiantes de ESNE, en Madrid) participaron este año en el concurso de Diseño de Verallia.

    Las jóvenes diseñadoras llevaron a cabo un estudio de mercado en el que constataron que no había en el mismo ningún envase fabricado en vidrio para helados. Observaron que el packaging de dicho producto siempre es de un solo uso, no pudiendo reutilizarse. De allí que desearan concebir un envase más atractivo para el público. Especialmente, teniendo en cuenta la gran aceptación de los postres helados en verano. Consumido masivamente por todos los públicos y adquirido en diversos puntos de venta, consideraron que era necesario crear un packaging menos contaminante en este nicho.

     

    Envase de helado en vidrio, una solución sostenible

    Por ello, A&G ofrece varios valores añadidos. Su diseño es ergonómico e incluye una cuchara para degustar el producto. De esta manera, el momento de consumo se renueva, además de proporcionar usos alternativos al tarro. Éste, de vidrio ligeramente gris y mate, puede ser almacenado o apilado en vertical, gracias a la picadura del envase.

     

    envase de helado ecológico

    Este packaging para helado se basa en las tarrinas tradicionales, pero está hecho en vidrio para poder reutilizarse.

     

    El envase en sí se inspira en las tarrinas de plástico que se comercializan actualmente. Y también, en los clásicos polos, con su palo de madera. La forma de la tapa y la propia cuchara reflejan esta influencia. Los materiales escogidos para elaborar esta propuesta, aparte del vidrio, son polietileno de alta densidad (HDPE) para la tapa y la cucharita, así como acero inoxidable con recubrimiento de goma. Así, se busca aportar resistencia y durabilidad al concepto, además de comodidad en su uso y, cómo no, un aspecto elegante. El logo está serigrafiado sobre el vidrio.

    El proyecto pretende conectar con los recuerdos veraniegos de la infancia y las sensaciones de desconexión y libertad que brindan las vacaciones estivales. Transmitiendo, al mismo tiempo, el mensaje de que el packaging puede optara una mayor calidad y ofrecer al consumidor diferentes usos mediante el reciclaje del material, con la vista puesta en el cuidado del medio ambiente.

    No os perdáis el siguiente vídeo, que contiene todas estas claves.

     

  • Un tarro para postres muy ecológico

    Este es el recipiente de vidrio para postres premiado en el Concurso de Diseño de Verallia.

    Ya hemos visto el diseño se ha alzado con el Primer Premio de la VI edición del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia. Hoy veremos las cualidades del proyecto que ha conquistado la segunda posición en el certamen. Se trata de Bubbles, concebido por Carlota Carrillo, alumna de ESDIR. La futura diseñadora ha creado un un tarro ecológico para postres de lo más particular.

    tarro ecológico de diseño

    El proyecto Bubbles, ganador del segundo premio en el último Concurso de Diseño de Vidrio y Creación.

     

    Tarro ecológico para postres naturales

    En primer lugar, la estudiante tuvo muy en cuenta el lema del concurso de este año: diseñar para un mundo más ecológico. Se centró en una propuesta que fuera reutilizable y, por tanto, sostenible. Debía cuidar al máximo la estética sin renunciar a la practicidad e introducir un matiz de diferenciación.
    El resultado de su investigación es Bubbles. Un tarro de 140 ml para postres lácteos, delicados y naturales, cuyas propiedades necesitan un envase tan eficaz como deseable. Para lograr lo primero, Carlota eligió hacerlo en vidrio blanco. Esto garantiza su reciclabilidad y también permite conservarlo, sin que desentone con el resto del menaje en cualquier cocina doméstica. En cuanto a lo segundo, lo consiguió gracias a una llamativa forma esférica que le otorga muchas ventajas.
    tarro ecológico de vidrio

    Por su forma esférica, este tarro ecológico para postres lácteos resulta tan práctico como original.

     

    Dicha forma dota a este tarro ecológico de una base que hace que el recipiente se incline para facilitar el movimiento que el consumidor realiza con la cuchara. Este es su gran rasgo diferencial, lo que llama la atención desde el lineal.

    Esta particularidad ayuda a desvincular el contenido de lo industrial y sugiere que se trata de un alimento con cualidades excepcionales de textura y sabor. Sus dimensiones (75 x 75 x 75 mm) también aseguran un agarre cómodo y una buena experiencia de consumo.

    Su autora ha pensado hasta en tres opciones de etiquetado: clúster, collarín y opérculo. Así, tenemos un tarro ecológico y muy versátil. Lo podemos comprobar en el siguiente vídeo, que desgrana todas las ideas de esta joven diseñadora.

     

  • El premio es para el envase más sostenible

    Verallia presenta el diseño ganador de su VI concurso.

    El ganador del VI Certamen de Vidrio y Creación, auspiciado por Verallia, ya está aquí. En su edición 2019, el concurso buscaba el mejor «Diseño para un mundo saludable», pues ése era su lema. El desafío para los jóvenes estudiantes de Diseño consistió en introducir el vidrio en nichos que aún no lo emplean y explorar en ellos sus propiedades saludables. Todo en aras de crear recipientes lo más respetuosos posible con el medio ambiente y la salud. El pasado 8 de noviembre, durante la celebración del 50 aniversario de la fábrica de Verallia en Burgos, la firma entregó el Primer Premio a Estela Pérez, estudiante de ESDIR (Escuela Superior de Diseño de La Rioja). Su proyecto Chup chup chup ha obtenido 2.500€ gracias a los conceptos que veremos a continuación.

     

    diseño saludable concurso

    Verallia ha premiado el diseño saludable de Estela Pérez en su último concurso de diseño de envases.

     

    Diseño saludable y apetecible

    La estudiante empezó por investigar en grandes superficies. Comprobó que los platos para cremas precocinadas se comercializan en envases para más de una persona y su impresión fue que no resultaban aptos para consumir directamente desde el recipiente. O, cuando lo eran, estaban hechos de plástico, material mucho menos sostenible que el vidrio. Se propuso llevar a cabo un diseño creativo que animase a comer sano, de una sola ración, que facilitase el consumo desde el mismo envase, en cualquier momento y lugar.

    En cuanto a su contenido, se decantó por los guisos caseros, de cuchara. Su target: toda esa generación que come casi siempre fuera de casa y no tiene tiempo para cocinar. Se inspiró en las vajillas de los años 70, translúcidas y de color, con la idea de llegar al corazoncito de quienes crecieron disfrutando de la cocina de la abuela en ese tipo de platos. El resultado es una serie de envases sencillos, apetecibles y que no comprometen el equilibrio con nuestro medio ambiente.

    En este vídeo veréis cómo Estela resolvió el último reto de Verallia.

  • Verallia anima a diseñar por el medioambiente

    El VI Concurso de Vidrio y Creación ha premiado los mejores envases saludables.

     

    El envase del futuro será sostenible o no será. Todas las tendencias de packaging apuntan al objetivo de crear recipientes respetuosos con el medio ambiente. Haciéndose eco, la fima Verallia ha dedicado su último concurso anual de Vidrio y Creación a las botellas y tarros más comprometidos con el planeta.

    envases saludables Verallia

    Este es el proyecto ganador del VI Concurso de Vidrio y Creación de Verallia: Chup Chup Chup, de Estela Pérez.

     

    Los jóvenes diseñadores españoles que han participado en la VI edición del certamen de Verallia tenían ante sí el desafío de crear envases saludables gracias a su diseño. Fabricados en vidrio, el mejor material para preservar las propiedades saludables de alimentos y bebidas, especialmente si son artesanales y, por tanto, más sanos para el consumidor. Y el más reciclable, al 100% e infinitas veces. Otra de sus ventajas es que la producción de recipientes de vidrio deja una menor huella en el medioambiente que la de materiales de envasado como el plástico.

     

    Envases saludables del futuro

    El jurado, compuesto por empresas del sector, medios de comunicación y estudios de diseño, estuvo encabezado por Marisa Santamaría, analista de tendencias internacionales de diseño. También incluía a directivos de Verallia y a la organización Friends Of Glass. Todos ellos eligieron a los tres ganadores de entre 34 proyectos procedentes de varias escuelas de Diseño seleccionadas.

    Chup Chup Chup, de Estela Pérez (imagen superior), alumna de la Escuela Superior de Diseño de La Rioja (ESDIR), es el proyecto ganador del primer premio (2.500 €). Presenta un conjunto de envases saludables para platos precocinados. La autora prevé fabricar los recipientes con productos sostenibles de calidad. La forma y el material del envase busca facilitar su consumo directo desde el propio envase, así como garantizar la calidad y conservación del contenido. De esta forma, la estudiante quiere terminar con la imagen de los precocinados como alimentos de baja calidad.

    envases saludables de diseño

    Bubbles, en el segundo puesto del certamen de diseño de Verallia. Creado por Carlota Carrillo.

     

    Bubbles, de Carlota Carrillo, alumna de la Escuela Superior de Diseño de La Rioja (ESDIR), ha obtenido el segundo premio, valorado en 1.300 €. Este nuevo concepto de tarrina de vidrio destaca por su diseño minimalista, pensado para guardar postres.

    envases saludables concurso de diseño

    Saycheese, la propuesta de Pablo Bernardo y Pedro de la Fuente que ha obtenido el tercer premio en el concurso para jóvenes diseñadores.

    Por su parte, el proyecto titulado SayCheese ha sido el ganador del tercer premio, de 900 €. Sus autores son Pablo Bernardo y Pedro de la Fuente, que cursan estudios en la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología de Madrid, (ESNE). Como su nombre indica, SayCheese se concibe para envasar quesos de untar, con una perspectiva diferente, ya que al ser de vidrio proporciona una experiencia completamente distinta al consumidor, con una imagen premium, muy alejada de la que se acostumbra a ver para este producto.

     

    El recipiente favorito en las redes

    El Premio Facebook, reservado para el proyecto más votado en dicha red social, ha recaído este año en Toni-k, creado por Santiago Martínez, Aranzazu Yarritu, Raquel Castellanos, Noelia Muñoz, Manuel Herrera, Cristian Casero y Carlos Arévalo, de la Universidad de Extremadura (UNEX). El grupo ha ganado así la dotación de 300€ de este galardón.

    envases saludables premio Facebook

    Toni-k, creado por un grupo de estudiantes de diseño, es el proyecto más votado del concurso en Facebook.

     

    Los miembros del jurado han ensalzado la calidad de las propuestas, así como la profundidad de los estudios de mercado llevados a cabo por los futuros diseñadores. Y también por el inteligente uso de los programas digitales, que posibilitaron imáenes de lo más realistas y creíbles de estos envases saludables. Que, recordemos, podrían llegar a fabricarse junto a su autor o autores, en el caso de que alguno de los clientes de la firma vidriera decidiera comercializarlo.

  • La botella que te lleva al espacio

    Aquí está el último de los proyectos presentados al Concurso de Diseño de Verallia.

    Carlos Fernández Guillén, estudiante de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología), es el autor de WTM, protagonista de  nuestro post de hoy. El proyecto es el último de nuestro repaso semanal de lo que ha dado de sí la edición 2018 del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia. Las siglas responden a la pregunta Where is the moon? (¿dónde está la luna?). Y es que esta botella de ron quiere llegar adonde ningún envase ha llegado antes.
    ron de diseño Verallia

    La botella de ron de diseño WTM está pensada para los espíritus más ávidos de aventura.

    Ron de diseño para llegar muy lejos

    El joven diseñador ha usado la asociación del ron con los piratas, grandes aventureros de la Historia. Y ha querido buscar una figura análoga en nuestro tiempo. Un viajero capaz de poner rumbo a un destino desconocido, de traspasar las últimas fronteras conocidas y afrontar los riesgos. Y, entonces, pensó en un astronauta, que pasó a simbolizar el concepto que deseaba envasar.
    La efigie del explorador espacial destaca en el frontal de WTM.  Su base tiene la forma de una estrella y su forma partió, originalmente, de la de los cohetes clásicos. En cuanto a los colores elegidos, el autor trabajó, en un primer momento, pensando en la oscuridad del cielo estrellado. Pero, al ahondar en su estudio de los viajes interplanetarios, descubrió colores vivos y alegres en fotografías espaciales y los incorporó, poco a poco.

     

    ron de diseño concurso

    El envase de vidrio posee una forma que recuerda a los típios cohetes espaciales.

     

    De este modo, Carlos ha concebido una botella de ron que invita a romper con los límites. Que busca satisfacer el deseo de algo nuevo y exclusivo, tanto en el diseño como en el contenido.
    Descubre más sobre WTM en el siguiente vídeo.

  • La botella que desafió la Ley Seca

    Una nueva propuesta de envase de original para whisky, en el certamen de Diseño de Verallia.

    La edición 2018 del Concurso de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia, dedicadoesta vez a licoresy espirituosos,  ha propiciado proyectos tan curiososcomo el siguiente. El envase Wolf Whisky, de Belén Serrano, estudiante de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño,  Innovación y Tecnología), parte de una historia que nos lleva a la América de la Ley Seca, en los años 20.

    Espirituosos y licores de concurso

    Wolf Whisky, el proyecto que Belén Serrano (ESNE) presentó al concurso de Vidrio y Creación, centrado esta año en espirituosos y licores.

     

    Envases de diseño clandestinos

    La autora de este diseño se basó en una narración que le hizo su abuelo y que se remonta a los años 20, la época de la Ley Seca en Estados Unidos, que prohibía la compra, venta y consumo de alcohol. En ese tiempo,  un capitán de navío, apellidado Wolf, comerciaba con feascos de colonia. Un día se dio cuenta de que aquellas botellas vacías sobrantes podían servir para algo más que para almacenar polvo.

    Y así, decidió que él y sus hombres iban a invertir el largo tiempo de las travesías en destilar su propio whisky para vendérselo a los aristócratas. Al contárselo a su tripulación, los marineros aplaudieron a Wolf. En dos así años vendieron 10.000 frascos de la conocida como “colonia Wolf”, que escondía uno de los destilados más prohibidos de Estados Unidos, el whisky.

     

    Espirituosos y licores certamen

    La clandestinidad está en el origen de Wolf Whisky, una original botella para licores y espirituosos.

     

    En un principio, los principales clientes del capitán Wolf eran personas con un mayor poder adquisitivo. Pero esta marca ha resurgido para romper con ese mito y ofrecer al público una botella que se ajusta a una amplia gama de consumidores con diferentes gustos y posibilidades.

     

     

    Espirituosos y licores rebeldes

    Con el diseño de este concepto, se intenta romper con el estereotipo de las botellas habituales de whisky. Pretende ser un envase que guste a todos los géneros, tanto por su contenido como por su aspecto.

    Cuenta con un tapón de plástico reciclado y un corcho que imita la textura y el color de la madera de los barriles, donde esta bebida ha reposado. Aunque en realidad es de plástico, para asegurar un buen cierre.

    Si os habéis quedado con ganas de saber más,  en este vídeo la creadora de Wolf Whisky desarrolla sus ideas.

     

  • Botella de whisky unisex

    El certamen de Verallia recibe el proyecto para un envase de whisky para todos los públicos.

    La siguiente participante del último Concurso de Vidrio y Creación, auspiciado por Verallia y celebrado en 2018, ha partido de una experiencia personal para concebir su proyecto. Celia Martín Torre, estudiante de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología), está acostumbrada a pedir whisky cuando visita locales de ocio. Y, también, a recibir miradas de extrañeza por ello. Porque dicha bebida espirituosa, hoy por hoy, se sigue considerando «de hombres». Con su botella Wish, la joven se propone desmontar el estereotipo a través del diseño en vidrio. Que nadie te diga qué puedes o no puedes hacer, es su mensaje.

    Bebida espirituosa y diseño

    La botella Wish, de Celia Martín Torre, es el proyecto que la joven estudiante Diseño ha presentado al último concurso de Creación y Vidrio.

     

    Una bebida espirituosa al alcance de todos

    Desde tiempos inmemorables, el whisky ha sido y es visto actualmente como una bebida diseñada por y para hombres. Aunque esto no sea cierto, ya que cada vez a más mujeres lo disfrutan. Y es que diseño de las botellas no ayuda a que la gente se quite de la cabeza ese estereotipo creado por la sociedad de hace años. Así,  con Wish se ha intentado diseñar una botella de whisky que sea tanto para ellos como para ellas.

    Para romper con esta imagen, la joven diseñadora ha optado por estilizar y curvar  las líneas de su envase para la bebida espirituosa.

     

    Bebida espirituosa Verallia

    Feminizando una botella de whisky, según esta joven estudiante de ESNE.

     

    Ha escogido la vía de la simplicidad y la elegancia, con un acabado blanco transparente y un tapónde plástico texturizado y corcho. Las letras aparecen serigrafiadas, con un acabado mateado.

    El claim de su whisky es «Nunca dejes de creer». Porque algo tan bueno se riene que poder gozar sin barreras.

    Propone comercializarlo en colores blanco, negro y translúcido, para diferentes variantes de la bebida espirituosa.

    En este vídeo, la autora de Wish nos cuenta como feminizar una botella de whisky.

  • Como una ola

    El envase más veraniego del último Concurso de Verallia.

    Saborear una tarde de verano en la playa está cada vez más cerca. ¿Imagináis cómo sería poder envasar esta experiencia? Es lo que debió pensar la estudiante de Diseño Carmen Rodríguez Masip, en ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología).  La joven se presentó al último Concurso de Vidrio y Creación, auspiciado por Verallia. He aquí su propuesta: una botella de licor llamada Wave Gin, inspirada en las sensaciones de un día playero. Apetecible,  ¿verdad?

     

    Licor de diseño

    Wave Gin, la botella de licores y espirituosos concebida por Carmen Rodríguez para el Concurso de Diseño de Verallia.

    Licor playero

    Carmen echó mano mano de su imaginación y de diseño para poder dar un cuerpo de vidrio a una experiencia envidiable. Su botella de ginebra sugiere la caricia de las olas del mar a diferentes horas del día. Para retener este concepto, se ayudó de colores en los diferentes elementos del envase.

    El tapón azul con el degradado en la botella de licor refleja las primeras horas del día en el mar. Su contenido sería una ginebra suave perfecta para
    tomar por la mañana, con el aperitivo.

    Al atardecer, el mar se convierte en un reflejo del
    sol de un color ardiente. El tapón de esta segunda propuesta representa el sol poniéndose y la botella, el reflejo de sus rayos sobre las olas. Este recipiente pide una ginebra que combina con
    una puesta de sol en su máximo esplendor.

    La botella de ginebra blanca, finalmente, muestra literalmente el ocaso en su pureza total, en contraste con la noche. En este caso, Wave Gin atrapa la luz vespertina.
     

    Licor Verallia

    La versión matinal de este envase de vidrio, inspirado en un día de playa.

    En el siguiente vídeo podréis ver todas las versiones posibles de este recipiente tan estival.

     

  • El sabor del fuego, en una botella

    Un envase juvenil y femenino busca cambiar la imagen del whisky en el Concurso de Verallia.

    Una de las señas de identidad del certamen de Vidrio y Creación, auspiciado por Verallia, es su capacidad para incitar a los participantes a cambiar la percepción de las bebidas en boga. Y siempre a través de su diseño. El concurso, en su edición 2018-2019, tuvo como protagonistas los envases más originales para espirituosos y licores. Muchos de los jóvenes diseñadores que concurrieron pretendían dar una vuelta de tuerca a la imagen de bebidas como la ginebra o el ron, buscando hacerla más fresca. Es el caso de estas tres creadoras y su proyecto, que os traemos hoy. Inés Acinas, Andrea Gómez y Lisanne Rijk, estudiantes de la Universidad de Valladolid (UVa), con su envase Vesta, tratan de rejuvenecer el concepto del whisky. Con un toque muy femenino y lleno de fuerza.

     

    Espirituosos y diseño

    Vesta es un proyecto para una botella de whisky con la que tres estudiantes de Diseño participan en el último Concurso de Verallia.

     

    Espirituosos, atrapados en fuego y vidrio

    Según consideran las tres futuras diseñadoras, el whisky está comúnmente asociado sl consumo masculino y maduro. Algo que se han propuesto desmontar con su Vesta. El nombre para este envase de espirituosos es el de la diosa romana del fuego y el hogar. Conceptos poderosos que las estudiantes trasladan a su envase de vidrio. Veamos cómo.

    Espirituosos Verallia

    La particularidad de este envase para whisky y otros espirituosos es su capacidad para sugerir la potencia del fuego.

     

    Su color ambarino y la idea del sabor ahumado del contenido remiten al elemento que inspira este envase. Se muestra refinado en su parte superior y más agresivo en el inferior, ancho y contundente. Esa sección de la botella quiere sugerir un efecto de brasas ardientes. Un rasgo diferencial que, además de hacer destacar el recipiente, lo embellece.

    En el siguiente vídeo, sus creadoras ofrecen más claves sobre las particularidades de Vesta.