Tag Archives: cadena de reciclaje de vidrio

  • Reciclar vidrio y sus beneficios.

    Reciclar vidrio, apostar por la sostenibilidad

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    La cadena de reciclado de vidrio es un ejemplo de economía circular

    Reciclar vidrio es preocuparse por nuestro planeta. Se trata de uno de los materiales más ecológicos que existen. Y esto se debe a que puede ser reciclado en su totalidad e infinitas veces. Ecovidrio, en su blog Hablando en vidrio, lo ha vuelto a poner de manifiesto recientemente, en un post muy detallado que hace hincapié en cómo este hábito da lugar a un verdadero círculo en el que los recipientes de este material adquieren nueva vida una y otra vez.

     

    reciclar vidrio envases

    Reciclar vidrio significa contaminar menos y ahorrar más energía.

    Las infinitas vidas del vidrio

    Este proceso sostenible consta de una serie de pasos en los que todos somos necesarios, tanto ciudadanos como hosteleros. Y todo empieza con el iglú verde. En nuestro país se han habililtado aproximadamente 211.000 contenedores de esta clase. Esta cifra hace de España uno de los países de Europa donde más abundan dichos iglús.

    Una vez que tanto público como profesionales han llevado a cabo la separación de residuos, las empresas dedicadas al transporte de los envases de vidrio ponen en marcha el segundo paso: la recogida selectiva. Lo hacen en vehículos especiales, concebidos para trabajar con este material. Éstos llevan los recipientes a las plantas de tratamiento.

    En este paso del proceso, los residuos se liberan de impurezas (restos de metal, papel, tapones, plástico). Se separan el cristal procedente de menaje, la cerámica o la porcelana, que nunca deben mezclarse con el vidrio auténtico, ya que se trata de materiales distintos.

    El vidrio es triturado industrialmente y separado en función de su color, otro factor de gran importancia. Así se obtiene el calcín, el recurso fundamental.

    En las fábricas de vidrio el calcín es fundido en los hornos, donde se produce la gota de vidrio. Se le da la forma deseada y se comprueba que no haya perdido ni su calidad ni sus propiedades.

    Los nuevos recipientes pasan a la etapa de envasado. Ostentarán la etiqueta que muestra un punto verde, símbolo de que son legales y sostenibles.

    Las botellas y tarros, por fin acabados, ocupan su lugar en los lineales de las tiendas, en las barras de los bares o en los establecimientos hosteleros. Y todo vuelve a empezar, una y otra vez.

    Para entenderlo aún mejor, adjuntamos el vídeo explicativo facilitado por Ecovidrio.

     

    Por qué reciclar vidrio

    Formar parte de esta cadena y contribuir a que nunca se detenga tiene muchas consecuencias, todas positivas. En primer lugar, se trabaja por conservar el medio ambiente. Al emplear el calcín se evita el tener que extraer nuevas materias primas, cuyo tratamiento produce emisiones de CO2 a la atmósfera. Al mismo tiempo, se minimiza la energía que haría falta para producir nuevos envases y también se evita que los vertederos crezcan. La naturaleza nos lo agradecerá.