Tag Archives: botellas de vino

  • Tendencias del vino: a la diferenciación por el packaging

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Un envase diferencial, la clave del packaging para vino.

    Las tendencias del vino en la actualidad ponen el acento en la diferenciación y el packaging para vino. Y esto se debe a que el mundo vinícola conoce como pocos sectores los altibajos del mercado. Quien ignora la evolución del mismo y las preferencias de sus potenciales clientes en un sector en constante evolución, queda fuera del negocio. De hecho, el incremento del consumo de vino por parte de los jóvenes en países como Estados Unidos está íntimamente ligado a la relación que existe entre el vino y su packaging. En consecuencia, la evolución de otros mercados nos invita a explotar el potencial de los envases para captar el interés de la llamada generación millennial.

    Packaging para vino y diferenciación

    Concepto para las nuevas botellas de Vi Novell 2016 (Celler Masroig), diseñado por Atipus.

    Las ventajas de cambiar de imagen

    Gracias a la gran creatividad de nuestros diseñadores, cada vez son más los productores de vino que se están sumando a la innovación en envasado. De este modo, si una marca quiere que los millennials se identifiquen con su producto, debe plantearse cambiar su imagen. Los caminos para diferenciarse con el packaging son muy variados. Por ejemplo, es posible optar por el humor que desprende la etiqueta de Monastrellissimo. También se puede crear una gama de caldos que inviten a vivir una experiencia. Ahí está Siete Pecados, ofreciéndonos un vino para cada pecado capital.

    Cómo destacar en el lineal por la botella: Lujuria, de 7 Pecados.

    Elegir diseños desenfadados y llamativos puede ser otra opción de éxito. Como los que la agencia Dorian realiza para clientes nacionales e internacionales. Incluso hay quien se decanta por reinventar la sobriedad para conseguir diferenciarse con su imagen. Es el caso de Bodegas Bocopa, con su Laudum Roble. Su botella de vidrio en forma de columna clásica le valió el Premio Mundial de diseño 2016 en The Dieline Awards (Atlanta, USA).

    Packaging para vinos y diferenciación Laudum Roble

    El premiado diseño de Lavernia & Cienfuegos para Laudum Roble (Bocopa).

    Y es que, aquello de “renovarse o morir” está más vigente que nunca.

     

  • Atipus, diseño sostenible

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Atipus es una agencia barcelonesa especializada en crear botellas de diseño, con más de 15 años de experiencia (fue fundada en 1998). Se centra en el trabajo sobre la identidad corporativa, así como el packaging y la web de proyectos vitivinícolas. Algunos son tan relevantes en el sector como Codorníubodega Castell d’Age o Coca i Fitó, entre otras.

    atipus-vi-novell-2015-01

    El diseño del etiquetado y del propio envase es básico para la venta de un vino. Pero no es solo vital a la hora de vender; también lo es para transladar la imagen de la bodega al consumidor, y que la experiencia sea positiva. Imagen y calidad de producto van de la mano, por eso invertir en un buen diseño revierte siempre en el posicionamiento de la marca y en la percepción de su imagen por parte del público. En la imagen siguiente, el rediseño que la agencia realizó para Castell de les Pinyeres (Celler El Masroig), basándose en una bandera del siglo XVIII de la localidad homónima.

    castell-de-les-pinyeres-de-celler-mas-roigAtipus propone una experiencia visual que traslada al consumidor la esencia de la marca de una forma rompedora y única. La calidad es también innovación y frescura, y todos estos valores se reflejan en todas sus creaciones. Debajo, su trabajo para la marca de conservas Fruita Blanch, que obtuvo los premios Laus y Anuaria.

     fruita-blanch-atipus-01

    Además de diseño (abajo, el de la cerveza belga Chérie, a base de cerezas a juego con su sabor), Atipus apuesta por optimizar el uso de los materiales y por fomentar el reciclaje, apoyar la ecología y la sostenibilidad desde un punto de vista creativo y estético.

    atipus-cherie-011

     

  • Los secretos del diseño de las botellas de vino

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    El vino nos acompaña y hace especial cualquier ocasión. Invitar a una copa nos enorgullece y, para halagar a nuestro convidado, si bien el contenido es lo más importante, prestamos cada vez más atención al continente. Por eso, hemos querido desentrañar algunos secretos del diseño de las botellas de vino que seguro que te van a sorprender.

    botella_de_vino.jpg

    Lo más probable y recomendable es que sea de vidrio. ¿Por qué vidrio? Está sobradamente demostrado que es el material más inocuo por su naturaleza aséptica. Existen muchos modelos de botella, pero en España se utilizan básicamente tres que coinciden con los de Francia, adoptados en su día para diferenciar sus zonas vinícolas. La botella más extendida es la bordelesa, alta y cilíndrica, con una variante larga y otra corta (tres centímetros de diferencia). La más alta es la auténtica botella de Burdeos. Otro modelo, el más antiguo, es la de Borgoña, ancha y corta. La tercera es el tipo Rhin, de origen alsaciano-germánico. Es la más esbelta de las tres y suele utilizarse para blancos y rosados.

    Otro de los secretos de las botellas de vino se refiere a tamaño. Si nos preguntamos porqué tiene 750 cm3, la respuesta se encuentra en la antigüedad, concretamente en los sopladores de vidrio, cuyo rendimiento se optimizaba en esa cantidad. Si embargo, fue en el año 1970 cuando se llegó a un consenso mundial para el cobro de tasas. El acuerdo fue con el quinto de galón y los ¾ de litro (muy similares).

    Respecto al tamaño hay más información relevante. Los recipientes grandes conservan mejor el vino debido a dos factores. El primero es que la “nanoxigenación” a través del corcho es igual en cada volumen, pero naturalmente el contenido es mayor en los grandes, por lo tanto, un magnum (1,5 litros) tiene la mitad de oxígeno por litro que una botella de tres cuartos, por ejemplo. El segundo de los motivos es la oscilación de la temperatura, factor que también perjudica al vino.

    El gollete es la parte más gruesa del cuello, sirve para evitar que la presión del corcho pueda romper la botella y para cortar la cápsula por debajo evitando el contacto del vino con la misma.

    ¿Y por qué el fondo es cóncavo? Esta característica física permite una mayor resistencia a la presión, sobre todo de los espumosos. Pero también facilita la movilidad de la botella y permite servirlo mejor.

    Llegamos al color del vidrio. Lo más recomendable es utilizarlo oscuro porque impide el paso de las radiaciones ultravioleta del sol y no afecta en la evolución del contenido.

    No podemos dejar de mencionar entre las curiosidades del vidrio la posibilidad de reciclaje, una cualidad más de este producto.

  • Fernando Gutiérrez, clásico en vanguardia

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Es mucho más que una moda. El diseño para vinos se ha convertido en una prioridad para las marcas que quieren estar bien posicionadas en el mercado. Según estudios recientes, un 94% de bodegueros piensa que una buena etiqueta supone un valor añadido a sus botellas de vino. Muchas bodegas ya tienen una imagen de marca consolidada, pero algunas deciden apostar por crear vinos de diseño y solicitar el trabajo de diseñadores de prestigio para crear unas botellas de vino originales que llamen con fuerza a los expertos. Entre ellos destaca Fernando Gutiérrez.

    Alta Alella

    Afincado en Gran Bretaña -donde obtuvo un premio de la Real Sociedad de las Artes- y creador de Studio Fernando Gutiérrez, es elogiado por su facilidad para conectar con los clientes dotando a sus obras de un valor expresivo sin grandes estridencias. Ha realizado trabajos con destacadas bodegas como Alta Allela, para la que rediseñó por completo la etiqueta dándole un estilo de pureza y ecología.

    7-12-etiquetas-vino-Gago

    Su estilo, a veces muy atrevido, ha dejado huella también en la etiqueta del vino Dehesa Gago de la Compañía de Telmo Rodríguez y en sus diseños para la bodega Nuestra Señora de Remelluri.

    Pegaso

    La mirada refinada de Fernando Gutiérrez consigue dotar de carácter único a las etiquetas que diseña. Es un clásico que siempre está en vanguardia.

  • Vinos con arte

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    La pintura y la ilustración son dos de las artes que más inspiran en el mundo de los vinos. En Mis Botellas de Vidrio hemos dado muchos ejemplos de botellas y etiquetas que rinden homenaje a pintores o ismos, cuando no están directamente firmadas por un artista. El caso de Codorníu va un poco más lejos. La casa ha contado con el ilustrador Conrad Roset en su nueva campaña de comunicación, donde el joven creador reinterpreta los primeros carteles modernistas con los que se anunciaba la marca.

     

    Homelifestyle-Codorníu-y-Conrad-Roset-Cuvee-cartel-719x1024

    Bajo el lema “Somos Codorníu desde 1551”, Roset ha ideado una serie de imágenes para Anna de Codorníu y Cuvée 1972, donde la acuarela es el pilar básico. Para el spot de la primera se han creado figuras a partir de manchas, buscando que el resultado desprenda sensualidad y feminidad. La propuesta para el segundo es casi lo contrario: predominan las líneas rectas y cierto clasicismo. Sin embargo, se consigue que ambos estilos convivan perfectamente, tal y como se explica en este vídeo sobre el making of.

    Otro vino con arte más allá de la botella fue Valdubón Diez, de Bodegas Valdubón. Este proyecto, surgido para celebrar de una forma original la década de vida de la bodega, consistió en unir a 10 especialistas en distintas áreas, vinculados con el mundo del vino, y diseñar un producto actual y diferente. Una auténtica obra de arte, presentada como tal: en una botella negra, muy moderna, y arropada con una funda de cuero. Y que, además, inspiró un gran cuadro realizado por el pintor Josep Puigmartí, titulada “Discover the X”. En este vídeo están las claves de esta interesante fusión entre 10 expertos y un creador.

    El vino también acepta la transgresión del arte callejero. Ahí está el caso de la bodega de Requena Pago de Tharsys, que acaba de lanzar, en su línea Tharsys City, un tinto de bobal, tempranillo y merlot y un blanco de macabeo con sendas etiquetas diseñadas por Joan Cánovas. El “dibujante de los escalones de La Lonja” ha inmortalizado en ellas la plaza del Doctor Collado, el Mercado Central y la iglesia de los Santos Juanes de Valencia, escenarios de una ciudad que ha abrazado la creatividad urbana desde hace muchos años. Estas botellas buscan rendir homenaje a quienes le dan a la capital valenciana su identidad única.

     

    tharsysy-city

  • ¡Que viene el lobo!

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Se habla mucho de los nuevos consumidores, sobre lo que les gusta y lo que buscan en general. Si ponemos el foco en un mercado determinado, por ejemplo, el de los vinos, ¿cómo lo perciben y qué tipo de productos les atraen? Según Ricardo Moreno, CEO de la consultora especializada en estrategia, marketing y branding TSMGO, “un 46% de lo que percibe el nuevo consumidor en un producto es el packaging. En este caso, necesita desmitificar el vino, huye de notas técnicas y de liturgias”. Precisamente, TSMGO es responsable de la imagen de Manada Luparia, la gama de vinos con la que la bodega Viña Luparia se propone “dar caza” a este consumidor recién iniciado, pendiente de las últimas tendencias y las recomendaciones en redes sociales. Esta colección es un claro ejemplo de packaging como vehículo de experiencia de marca, que tiene como armas un storytelling interesante, un diseño atractivo y sugerente y, cómo no, la calidad de unos vinos sencillos y con garra.

    luparia630x320-630x320

    En toda su estrategia ha sido clave la figura del lobo. No en vano, la bodega está ligada a Valdepeñas, la tierra de este fiero animal que ha acompañado al hombre desde tiempos inmemoriales. Los muchos mitos e historias que giran en torno al lobo son testimonio de su carácter simbólico. Está presente en nuestra conciencia colectiva. Y, precisamente, los 12 arquetipos que Jung definió en ésta y los cuentos tradicionales protagonizados por lobos han sido el punto de partida para crear siete vinos. Colores y características de cada se asocian a distintos relatos (como Caperucita, Pedro y el lobo, la fábula de Rómulo y Remo) y se plasman en sus etiquetas y presentaciones. Cada botella cuenta una historia, puesta al día a través de una estética actual.

    12071245_547763152046197_1335046176_n

    Para estas fiestas, Manada Luparia está disponible en un estuche especial que rinde homenaje a los cuentos de desplegables. Un regalo que sorprende desde que se abre hasta que se disfruta en la copa. El lobo ha venido… y la verdad es que nos encanta.

    estuchedetalle

  • 10 vinos españoles, entre los mejores del mundo en 2015

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    La revista especializada Wine Spectator publica, en el número de este mes, su famosa lista de los 100 mejores vinos del mundo, encabezada este año por el estadounidense Peter Michael Cabernet Sauvignon Oakville Au Paradis 2012. Hay buenas noticias para los vinos españoles, ya que uno de ellos está entre los 10 primeros, Aalto Ribera del Duero 2012 (de Bodegas Aalto, en sexto lugar) y otros nueve han entrado en la relación, dos más que el año pasado. Este vídeo recoge la reseña de esta referencia realizada por Thomas Matthews.

    aalto-2012 BAJA

    Desde 1988, la publicación elabora este “top 100” que prima la calidad (puntuación), el valor (precios) y la disponibilidad de vinos que proceden de puntos del mundo cada vez más dispares. En esta ocasión se han valorado más de 5.700 “excepcionales”, es decir, con 90 puntos o más, según la puntuación que otorga Wine Spectator.

    Los otras referencias españolas son Abadía Retuerta Selección Especial (Abadía Retuerta, puesto número 15), LAN Rioja Edición Limitada (Bodegas LAN, 23), Dominio de Tares Cepas Viejas (Dominio de Tares, 30), Godeval Cepas Vellas (Bodegas Godeval, 36), Pétalos (Bodegas Descendientes de J. Palacios, 53), Cune Rioja Imperial Reserva (Compañía Vinícola del Norte de España CVNE, 56), Rioja Crianza Torre de Oña (Torre de Oña, 58), Hacienda Monasterio (Bodegas Hacienda Monasterio, 69) y Capellanía (Bodegas Marqués de Murrieta, 80).

  • Vinos en femenino

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    La bodega húngara Schieber Winery Szekszárd quería lanzar una línea de vinos específicamente creados para conquistar los paladares del público femenino. A la hora de diseñar su imagen optó por dirigirse a la agencia Creatum Advertising, que firma esta atractiva propuesta para Fruska, Hajadon o Cserfes. Sus etiquetas blancas lucen, junto a delicadas ilustraciones, frases y expresiones poéticas en húngaro, utilizadas antiguamente para referirse a las mujeres. Actualmente han caído en desuso, por lo que su significado se rescata en estas elegantes botellas que, una vez más, nos recuerdan que hay sutiles diferencias a la hora de convencerlos a ellos o a ellas a la hora de elegir un vino.

    Schieber-Winery (1)

    Los expertos en marketing y las bodegas ya se han dado cuenta de que las féminas conforman un grupo poderoso dentro de las tendencias del sector, por lo que llevan varios años considerando los factores que les resultan atractivos. Según Leslie Sbrocco, periodista especializada en vino y gastronomía, los hombres se decantan por las puntuaciones que los críticos otorgan a un vino, en tanto que las mujeres tienen más en cuenta factores como el momento de consumo y los alimentos que lo van a acompañar.

    Schieber-Winery (4)

    Además, y aunque los estudios no son concluyentes al respecto, la forma en que cada género percibe los aromas es distinta y eso influye. Lo que no implica tampoco que a todas les guste el mismo tipo de vino. El tópico de que los blancos dulces y sutiles son sus preferidos se viene abajo con sólo consultar las últimas cifras de mercado, que apuntan a una preferencia creciente hacia los rosados y tintos.

    Y tampoco hay duda de que ellas valoran que el producto vaya a bordo de un diseño trabajado tanto o más que ellos, dato que también tiene su peso. ¿Quieres saber más? El portal Vinos a la Carta dedica una extensa sección a este tema.

  • El éxito de los tapones de corcho “made in Spain”

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    La iniciativa CORK, llevada a cabo por instituciones del sector del corcho para promocionar el uso de tapones de este material, acaba de hacer públicos los resultados de exportación de 2014 de la industria corchera en nuestro país. Al estar esta clase de tapones indisolublemente unidos al mundo de las botellas de vidrio, el hecho de que dicho sector goce de buena salud, como indican las cifras, nos ha animado a hacernos eco de la noticia.

    Y es que España es la segunda productora mundial de corcho después de Portugal, por lo que no deja de abrirse camino hacia nuevos mercados. El año pasado se fabricaron 3.000 millones de tapones de corcho en España, una cifra que equivale a un cuarto de la producción mundial –estimada en 12.000 millones-. Exportamos más del 50% de la producción a países como Estados Unidos, Francia, Italia y Alemania. Los tres primeros son los importadores más fuertes, lo que se refleja en valores totales que van de 67.656.847 € a 15.952.944 €.

    La confianza internacional en nuestro corcho ha animado a la industria a invertir más de 42 millones de euros en proyectos de I+D e innovación tecnológica, en los últimos tres años. Así, actualmente el sector se beneficia del trabajo de equipos que se consideran de lo más avanzado en España, como máquinas de visión artificial o marcaje láser de los tapones, que incrementan la seguridad de los procesos y la calidad del resultado.

    Apostar por el corcho es apoyar la sostenibilidad y la calidad, así como contribuir a proteger un entorno natural, valores que coinciden con los del vidrio.

  • La innovación en el sector del vino

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    La Plataforma Tecnológica del Vino (PTV) celebró recientemente la mesa redonda “¿Cómo entiende el sector del vino la innovación?”. Un debate abierto en el que participaron expertos del sector como los enólogos Ignacio de Miguel, de Cosecha 62, y Pablo Ossorio, de Oenoconsulting; Jorge Navarro, Development & Innovation Manager en Pernod Ricard; la periodista Cristina Alcalá; Mónica Muñoz, presidenta de Mercados del Vino y la Distribución y Eduardo Cotillas, Director de Promoción y Cooperación de CDTI-MINECO. El moderador del encuentro fue Fernando Chivite, experto en enología y sostenibilidad y delegado de la PTV.

     

    Innovaciones tecnológicas para vender envases de vidrio

    El debate planteó algunas tendencias actuales referentes a la innovación en el sector del vino. Os resumimos algunas que ha destacado el portal Tecnovino:

    1. La tecnología como aliada para conseguir vino de calidad

    La viticultura está cambiando. El viticultor está desplazándose hacia las grandes producciones en busca de la rentabilidad de los viñedos, y esto condiciona la calidad final del vino. Tal y como explicó Pablo Osorio, de Oenoconsulting, las nuevas tendencias tecnológicas pueden ayudar a rentabilizar el viñedo y a mejorar la uva y la calidad del vino. Entre otras tecnologías, destacó el uso de la prensa neumática para mejorar la uva blanca y tinta en estado sanitario deficiente o la aplicación de la técnica Flash Detente para la uva madura y verde a la vez en tintos.

    2. La innovación como estrategia empresarial

    El objetivo debe estar en innovar dentro de las propias bodegas. No solo debe tratarse de producir vino, sino de estar al día de las nuevas tendencias de consumo para ofrecer productos que satisfagan las demandas de los clientes. Durante el encuentro, Pernod Ricad presentó un caso propio, la creación de Winnovation Lab, un laboratorio sobre innovación aplicada que la compañía ha puesto en marcha para la generación de nuevos conceptos en el mundo del vino.

     

    Innovación en color azul para botellas de vidrio


    3. Desmontando los vinos

    Ignacio de Miguel, enólogo de Cosecha 62, destacó la importancia de una cata analítica frente a una más sensorial, y formar de esta manera a los técnicos para que dispongan de una herramienta que les permita “desmontar los vinos para volver a construirlos después”. El objetivo debería ser ir adaptando los vinos al cambiante gusto del consumidor.

    4. La comunicación también sirve al propósito de la innovación
    Las periodistas Mónica Muñoz y Cristina Alcalá analizaron la innovación en el sector del vino desde los medios de comunicación. Por su parte, Mónica Muñoz se centró en el papel de la prensa especializada como difusora de la innovación que se desarrolla en las bodegas y destacó la importancia de crear estrategias exclusivas de comunicación que a la vez emocionen para llegar al público. Cristina Alcalá habló desde el punto de vista de la prensa generalista a quien, según la periodista, “importa poco o bien poco la información sobre innovación tecnológica y se centra más en lo anecdótico, ya que el vino es visto como un complemento”. Alcalá destacó por lo tanto la importancia de encontrar ganchos que atraigan a los medios por ejemplo, haciendo el vino “sencillo y asequible” y, por qué no, “mezclar el vino con otros temas, como el cine o la gastronomía, para llegar al gran público”.

    5. Dos ejemplos a seguir: el corcho y las barricas

    Por último, Fernando Chivite, moderador del debate, habló del corcho y la barrica y su constante renovación. Un ejemplo de lo que la innovación puede hacer por el producto al servicio del consumidor más allá del vino en sí, y como un modelo a seguir por otros segmentos del sector vitivinícola.

  • ¿Y por qué no…. a lo grande?

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    En el conocido libro de los Record Guinnes no podía faltar un apartado para la botella más grande del mundo. Podría haber sido de cerveza o de algún refresco de una marca conocida, pero no, el producto que alberga en su interior es un vino.
    BotellaVidrio
    Y un vino nada más y nada menos que de origen chino. Se trata de una botella que contiene 1.850 litros de esta conocida bebida, fabricada por la productora “Wang Chen Wine”. Para hacernos una idea, equivale a unas 2.400 botellas de las que solemos comprar habitualmente en el mercado. Además, no es cualquier caldo sino un vino de hielo, una especialidad de las regiones del noreste de este país asiático.
    El predecesor del Wang Chen Wine es el austriaco Grand Cuvee TBA, con tan “solo” 480 litros de vino. Muy diferente al que contiene la botella actual más grande del mundo, sí, pero aquí lo que importa no es la calidad del producto sino el embotellado y, con el nuevo record, casi cuadriplica en tamaño al anterior. Para la elaboración de la botella fue preciso contar con varios trabajadores. Es decir: en la realización de una botella convencional (75cl) tan solo hace falta una persona y para poder abarcar esta botella se necesitan dos personas con los brazos bien estirados.

    botella grande
    (Imagen extraída de Metro.co.uk)

    Aunque el coste de la botella es demasiado elevado (no vamos a poner una cifra para no escandalizar), para los coleccionistas hacerse con una pieza única como esta no es un mero capricho sino una simple obligación.

  • El océano en una botella

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Taig Mac Carthy, pese a su juventud – 24 años-, ya puede presumir de haber provocado una auténtica sacudida en el mundo vitivinícola. Es uno de los creadores de un moderno e innovador vino de color azul, dulce y revolucionario. Gïk Live ha sido concebido para hacer olvidar las tradiciones y las denominaciones de origen.

    10403871_10203751672654223_6334019041268240118_o

    Según Mac Carthy, la intención del invento es desmarcarse. “Nosotros no somos viticultores, tampoco nuestros padres ni abuelos. Nos gusta crear e innovar, por encima de todo, y eso es lo que queríamos hacer.”

    Para ello, no queda otra que romper con las normas. “El vino es una bebida muy tradicional cuyas raíces se han mantenido rígidas durante siglos, se ha divinizado y se ha envuelto por un extraño aire de elitismo –opina-. Queríamos cuestionar lo establecido.”

    Gïk Live, es azul de eso no cabe duda. Pero muchos nos preguntamos el porqué de ese color; la respuesta de Mac Carthy es muy clara “¿Y por qué no? Hay vinos rosados, blancos y tintos. Es decir: la existencia de vinos de colores no es algo nuevo. Pero por algún motivo, al hacerlo azul todo el mundo se vuelve loco. ¿Qué mejor que crear un océano azul, convirtiendo en azul un líquido tradicionalmente rojo? Es poesía.”

    En su botella, llama la atención la imagen de un hombre con cabeza de perro sosteniendo dos copas. El motivo es éste: “El envase de Gïk es una expresión artística de las cosas en las que creemos. Entendemos la botella como un lienzo en el que representar nuestra forma de ser. Sobre el perro de la etiqueta frontal, es también una transgresión visual; una metáfora de lo que hacemos con Gïk.”

    peque

    Para este joven equipo, también el primer impacto visual reviste mucha importancia. “El cerebro es una máquina muy compleja, en la que los sentidos se entremezclan. Por eso, lo que vemos con los ojos siempre afecta a la forma en la que saboreamos en la boca: una botella vale más que mil palabras.”

    Para todos aquellos que se hayan quedado con las ganas de probar esta obra de arte, pueden hacerlo a través de su web.