Tag Archives: bebidas alcohólicas

  • whisky elaborado en un laboratorio

    Éste es el primer whisky molecular del mundo

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Un whisky elaborado en un laboratorio.

    Conocíamos la cocina molecular. Pero que el concepto se pudiera extender a bebidas alcohóllicas supone toda una novedad. Glyph, de Endless West, no se produce en una destilería, sino en un laboratorio. El primer whisky molecular de la historia desembarca en el mercado de bebidas alcohólicas, dispuesto a demostrar que se puede “crear” un espirituoso de calidad entre probetas.

     

    whisky molecular y diseño

    Glyph se comercializa como el primer whisky molecular del mercado de bebidas alcohólicas.

     

    Este whisky de diseño, pues, se diferencia de todos los demás por su origen. Tradicionalmente,  se destilan y envejen en barricas de madera, y su sabor depende de varios factores,  tales como el el grano de la madera, el agua, el tiempo, la geografía o el clima. Sin embargo, Alec Lee y Josh Decolongon, fundadores de la marca Endless West (San Francisco) han dado con el secreto para saltarse todos estos pasos y reducirlos, básicamente,  a cuatro. Y producir un whisky que sabe a añejo en un proceso de sólo 24 horas.

     

    Whisky molecular, una bebida sintética con mucho diseño

    En primer lugar, se diseña el sabor, aroma y las notas y sensaciones que se desea transmitir en boca, buscando e investigando las fuentes que las producen. En segundo, se reúnen las moléculas de éstas (ácidos de los cítricos o azúcares que se encuentran en el maíz, por ejemplo).

    Seguidamente, se mezclan los ingredientes y embotellan a mano en el mismo estudio. La fase final consiste en probar, compartir y disfrutar este elixir de color ámbar con aromas a vainilla, caramelo y avellana. Creado en un día, señores.

    Lanzado el año pasado, Glyph ha dividido las opiniones entre los que opinan que no es posible recrear las moléculas del whisky envejecido y los que creen que estamos ante un whisky alternativo.

    En cuanto al diseño externo de este whisky molecular, se comercializa en una botella de vidrio blanco, adornada con una elegante etiqueta en negro y dorado, hecha para atraer las miradas. Sus mensajes buscan conectar con el público más aventurero: “espirituosos provocativos para mentes curiosas”. O “la tradición nace de la rebelión”. La estructura molecular del fondo del envase hace referencia al contenido mismo, y una serie de símbolos gráficos buscan excitar la curiosidad del consumidor.

    En este vídeo, el sumiller Erik Wait prueba el revolucionario Glyph y nos ofrece más claves de este invento.

     

  • Las marcas más auténticas en España.

    Las cervezas más auténticas, según los españoles

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    La industria de bebidas, entre las mejor valoradas

    Las cervezas más auténticas del mercado son cinco. Lo hemos descubierto en una noticia que publica Foodretail.es, a raíz de los resultados del estudio Authentic Brands, a cargo de Cohn & Wolfe. El análisis de esta agencia de comunicación busca reflejar la percepción del público ante las marcas para ver cuáles, según los consumidores, revisten mayor autenticidad en el mercado.

    Las cervezas más auténticas según un estudio.

    El sector cervecero es el más valorado dentro del mercado de las bebidas alcohólicas.

     

    Para definir lo que es una marca auténtica se toman en cuenta tres factores. En primer lugar, el respeto, entendido como el que se otorga al cliente y a su privacidad. En segundo, la fiabilidad a la hora de cumplir lo que se promete, especialmente en lo que se refiere a la calidad del producto. Y, finalmente, ser real, es decir, honesto e íntegro tanto al comunicar como al actuar. Por tanto, se buscan las marcas que, según los encuestados, no engañan, cumplen sus promesas, cuidan a sus clientes, ofrecen calidad y se comunican y actúan honesta e íntegramente.

     

    Éstas son las cervezas más auténticas

    Si se toma el análisis por sectores se revela que, en nuestro país, se considera que las marcas de bienes de consumo, alimentación y bebidas son las más fiables. Por detrás quedan el secctor energético, de comida rápida y de mensajería.

    Las cervezas más auténticas para los españoles

    La cerveza se impone al vino en el ranking de marcas más auténticas.

    Otro dato interesante: España es un país cervecero. En lo que se refiere a bebidas alcohólicas, nos decantamos especialmente por el espumoso y dorado elixir. Así se demuestra a la vista de que las cinco firmas mejor posicionadas del sector son de cerveza. Se trata de Estrella Galicia, Heineken, Cruzcampo, Estrella Damm y Mahou.

    Por otra parte, el estudio también viene a poner de relieve que, en general, falta autenticidad en nuestro país. Únicamente el 9% de los encuestados piensa que las firmas son “abiertas y honestas”. Las industrias tienen ante sí un desafío. Mejorar para cambiar su imagen a ojos del consumidor escéptico que es, por ahora, mayoría.

    Entretanto, el sector cervecero puede felicitarse y brindar con cervezas tan divinas como las de nuestra selección. ¡Únete!

  • Borrachera de quita y pon

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Lo malo de disfrutar de tu bebida alcohólica preferida es tener que medir las dosis… o peor, no medirlas y apechugar con las consecuencias: cansancio, dolor de cabeza, aturdimiento, estómago revuelto… ¿O no? Gracias a la ciencia, esto pronto podría dejar de ser un problema. La solución, según publica Metro, se llama Synthohol, una bebida que, en realidad, no contiene alcohol, produce los mismos síntomas de una embriaguez y no provoca las molestias de la temida resaca. Un invento “mágico” que ofrece toda la diversión del alcohol, pero sin él.

     

    StGobainDay8Spirits

    Según los investigadores británicos que han descubierto el Synthohol, y que además aseguran haberlo probado en carne propia, la fórmula hace que uno pueda estar borracho hasta seis horas, con sólo consumir un vaso. La bebida, en realidad, no posee ningún sabor y es un fármaco, Alcosynth, lo que le da el efecto embriagador. Lo mejor, de acuerdo con el profesor David Nutt, es que no acarrea trastornos para los principales órganos que suelen verse afectados por el alcohol.

    Y, si uno quiere cortar esta borrachera, también se ha inventado una pastilla cuyo componente principal es la benzodiacepina, una especie de antídoto que no produce adicción.

    No hay duda de que muchos van a consideran el Synthohol como el “descubrimiento más importante del milenio”…