REFRACCION EN ROJO

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter
El vidrio de una botella de refresco  filtra, tamiza, desvía y manipula la luz y con la luz la realidad cercana transformando el entorno en sensaciones múltiples, casuales y azarosas, de una belleza esencial no ligada a la forma.

El vidrio de una botella de refresco  filtra, tamiza, desvía y manipula la luz y con la luz la realidad cercana transformando el entorno en sensaciones múltiples, casuales y azarosas, de una belleza esencial no ligada a la forma.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.