Los mejores vinos de 2013

  1. Los mejores vinos 2013
CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

Aunque el sentir general del español hacia el año que hemos dejado atrás es bastante negativo (crisis, paro, proyectos que se estrellan por falta de presupuesto… y mejor paramos de contar), hay que reconocer que en un terreno sí que nos merecemos unas palmaditas de satisfacción: nuestros vinos al fin reciben el reconocimiento internacional por el que tanto estamos luchando, y prueba de ello son las muchas medallas obtenidas por nuestros caldos en los concursos internacionales más importantes del sector.

Los mejores vinos 2013

Así lo recoge la revista Vivir el Vino en un reportaje reciente, en el que señala quiénes han sido “los mejores de la clase”, qué factores premian los jurados y cuál es su percepción de los vinos españoles. Y es que hoy en día resulta esencial el conseguir un galardón en un certamen de prestigio, dado que las exportaciones han ganado mucho peso sobre el PIB –las estadísticas señalan que ha pasado del 24% al principio de la crisis a un 32%-. El ICEX afirma que los mercados principales son Reino Unido, Alemania, Suecia, Países Bajos, Suiza y Estados Unidos. Por ello, todo el mundo quiere estar –y ganar- los concursos que estos países organizan.

Por eso es un orgullo saber que bodegas españolas como Antonio Barbadillo, Avelino Vegas, Félix Solís, Inurrieta, Luis Cañas, Muriel, Murviedro, Pago de Cirsus, Ramón Bilbao y Rodríguez Sanzo se llevaron los máximos galardones en certámenes de relevancia mundial como Concours Mondial de Bruxelles (celebrado en Eslovaquia), Challenge International du Vin (Francia), International Wine & Spirits Competition o Decanter World Wine Awards (ambos en Reino Unido). Sin olvidar que varios de ellos también arrasaron en los Bacchus patrios.

¿Qué debe tener un gran vino para ser el mejor de su categoría en estos eventos? Según las opiniones de diferentes jurados entrevistados por la publicación, se premia la autenticidad -el hecho de que sabor y aromas no estén deformados por la tecnología de elaboración- y la apuesta por el “terroir”. Deben invitar a seguir bebiendo, armonizar perfectamente con el plato con el que se degusta y, en resumen, justificar el precio que se paga por disfrutarlo.

Entre nuestros deseos para 2014 está el de que este año sea igualmente pródigo en oro para nuestros grandes vinos… ¡o incluso un poco más!

(Para consultar la lista completa de ganadores: www.vivirelvino.com)

Posted in:

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.