Los envases de vidrio, los más saludables

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

La revista médica Journal of Epidemiology and Community Health publica estos días un artículo en el que afirma que los elementos químicos presentes en algunos materiales empleados para guardar alimentos pueden poner en peligro la salud humana. Los autores de dicho escrito son científicos que pertenecen al Food Packaging Forum de Zurich (Suiza).

h

En él explican que, si bien muchos de estos elementos –que pueden encontrarse en ciertos productos para sellar las botellas y en recubrimientos de latas, por ejemplo– están regulados, se sabe muy poco de sus efectos a largo plazo, especialmente lo que concierne a su influencia en las primeras etapas de desarrollo de los consumidores. En esencia, su argumento desea concienciar al lector de consume comida procesada y empaquetada de forma crónica, incluso desde el estado fetal, y por ello el envase desempeña un papel muy importante de cara a su salud.

La causa principal de preocupación para estos especialistas está en que los químicos que se utilizan para fabricar envases pueden trasladarse a los alimentos por razones como las temperaturas elevadas, el tiempo que llevan almacenados y el material del que está hecho el propio envase. En cuanto a esto último, a los 4.000 tipos de sustancias químicas de los packaging que entran en contacto directo con la comida y que actualmente se encuentran clasificadas, los autores del artículo suman varios más. El formaldehído, el triclosán, el bisfenol A, los flalatos o el tributilestaño son algunos de estos químicos que más alarma causan, ya que están asociados a trastornos y enfermedades crónicas o mortales.

La publicación admite, de todos modos, que el estudio no es concluyente ya que es muy complicado establecer relaciones causales entre las exposiciones a largo plazo y sus efectos; se debe a la falta de población no expuesta como referencia, la variabilidad de dicha exposición en la población general y el desconocimiento de la influencia de otros agentes de polución ambiental. Lo que sí está claro es que la producción de envases ecológicos y sostenibles, que cumplan todas las condiciones para preservar la calidad de los alimentos y garantizar la salud del consumidor, debe ser la prioridad de la industria del packaging de cara al futuro más próximo. En este sentido, el vidrio se perfila como uno de los materiales más confiables que existen gracias a su condición inerte: no hay cesión entre él y su contenido.

Más información:
www.marketing4food.com/el-packaging-alimentario-y-sus-peligros/

http://www.foodpackagingforum.org/News/Food-contact-materials-more-epidemiological-research-needed

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.