Huellas

No hace falta fotografiar una botella de vidrio para referirse a ella. A veces nos pasan inadvertidos los pequeños detalles, que carecen de protagonismo pero no dejan de ser característicos y fundamentales. Por eso, en vez de retratar una botella de vidrio, he preferido capturar su huella, tan característica y sutil. No es más que un pequeño rastro, una pequeña mancha en el mantel, que sin embargo delatan sin lugar a dudas la presencia de la botella.

No hace falta fotografiar una botella de vidrio para referirse a ella. A veces nos pasan inadvertidos los pequeños detalles, que carecen de protagonismo pero no dejan de ser característicos y fundamentales. Por eso, en vez de retratar una botella de vidrio, he preferido capturar su huella, tan característica y sutil. No es más que un pequeño rastro, una pequeña mancha en el mantel, que sin embargo delatan sin lugar a dudas la presencia de la botella.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.