¿Eres de vodka tonic o de gin tonic?

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

blog_gin_tonic

El gin tonic cuenta con una larga tradición como combinado rey en las cocteleras de nuestro país. Sin embargo, su reinado podría verse seriamente amenazado por un destilado de moda: el vodka, nada menos que la bebida de los zares. El éxito de este destilado en Estados Unidos ha propiciado la aparición de nuevas marcas Premium que cautivan los paladares más exigentes. ¿Es el fin de la era gin tonic?

En opinión de bartenders y especialistas gastronómicos, es difícil que en España el vodka logre desplazar a la ginebra en las mejores barras. Las empresas de distribución confirman que el consumo de ginebras de alta gama ha crecido un 25% en el último año. La oferta es, además, muy extensa: constantemente salen al mercado novedades innovadoras de muy diversa procedencia (no sólo londinense) con sabores sorprendentes.

La larga historia del gin tonic ha traído consigo toda una serie de requerimientos estéticos y de diseño a la hora de preparar el combinado perfecto: un tipo de copa, una determinada spoon para remover los ingredientes y, por supuesto, botellas ad hoc concebidas para hacer del ritual de preparación una experiencia tan visual como gustativa.

Por otra parte, el vodka tonic se ha convertido en la opción favorita de los que se preocupan por estar a la última. Según datos de Nielsen, el consumo de vodka en España ha crecido un 86% de 1990 a 2010. No son pocos los que consideran que el gin tonic es para clásicos y dan la bienvenida a esta nueva sensación que arrasa en el mercado estadounidense.

Esta competición de destilados ha tenido como consecuencia inmediata el desembarco de creativas combinaciones de uno u otro, que dificultan tomar una decisión. Aunque ahora que se multiplican las oportunidades de experimentar con las dos bebidas y ampliar horizontes gustativos, ¿por qué discriminar? Nosotros preferimos disfrutar de cada una en su momento, siempre en un vaso largo y ancho y siguiendo esta receta universal:

Llenar el vaso con abundante hielo (cuanto más, mejor) y verter 5 cl del destilado; 20 cl de tónica; unas gotas de bitter o twist de cítrico (mezcla de cítricos como el limón, la lima y la naranja), según el caso. Remover con un spoon de coctelería y servir.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.