Envases sostenibles, el gran objetivo en 2019

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

La sostenibilidad es la clave en el diseño de botellas este año.

 

No hace mucho comentamos las diferentes tendencias que marcarán 2019 en el mercado de los envases. La más importante, según sostiene Alimarket en un informe recientemente publicado, es la sostenibilidad. Según este artículo,aunque este principio no es nuevo y el consumidor lleva tiempo demandándolo, existen importantes movimientos institucionales a favor de la Economía Circular. Esto lleva a que botellas y otros recipientes deban cumplir una serie de requisitos que les permiten adaptarse a ella. Aquí desgranamos las claves que harán que el mundo del packaging sea un valioso aliado del medio ambiente en los próximos meses. Los envases sostenibles se convierten en los protagonistas.

envases sostenibles y medioambiente

La industria del packaging evoluciona hacia recipientes en consonancia con la Economía Circular.

Envases sostenibles, diseño responsable

 

Hola, “green washing”. El proceso productivo de envases necesita un lavado de cara, en especial el de los materiales peor considerados por el consumidor. Este cambio de imagen verde busca mejorar la percepción del público apoyándose, por ejemplo, en el uso de componentes reciclados en su composición (caso de los envases de vidrio, elaborados con calcín). También se echa mano de productos de origen vegetal y materiales compostables.

 

Disponibilidad de material reciclado. Para que lo anterior pueda cumplirse, el mercado debe proveer esta clase de materiales. Una estrategia que, además, beneficiaría enormemente a la industria del vidrio. Aunque aún es complicado conseguir materia prima de segunda generación y de calidad que resulte atractiva para el gran público, a la hora de generar envases sostenibles.

envases sostenibles y naturaleza

Muchas medidas legislativas se encaminan a reducir el volumen de desperdicios generado por un consumo irresponsable.

Empresas concienciadas. El pasado año muchos grupos protagonistas del sector de gran consumo se pronunciaron a favor de que el futuro de la industria pase por hacer productos sstenibles. Algo que necesariamente implica revisar el packaging. En 2018 han proliferado las empresas dispuestas a promover cambios en este sentido.

 

Más es menos. El cliente final ha hecho visible cuánto le molestan los envases superfluos. Se impone el packaging justo y necesario, nada más, para terminar con el desperdicio.

 

Reducir volúmenes en algunos artículos. Las bolsas de plástico de las tiendas han sido muy perseguidas para combatir un consumo irresponsable. Ahora, la Unión Europea quiere limitar el empleo de productos de usar y tirar como menaje de plástico. Para  2012, debería estar prohibido. En general, la medida también busca reducir la cantidad de desperdicios en los océanos, relacionados con el packaging.

Si contaminas, pagas. Otra medida se encamina a conseguir que las firmas que comercialicen productos de difícil recuperación han de sufragar sus gastos de reciclaje.

 

El auge de la omnicanalidad. La venta en internet está llegando a puntos impredecibles. Este fenómeno obliga al packaging a estar en constante reinvención.

 

 

 

 

 

About the Author

Rosalía del Río

Periodista y experta en comunicación. Responsable de marketing y comunicación para diferentes clientes de gastronomía, alimentación, vino, diseño, entre otros. Competencias digitales y SEO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.