El helado de los que se preocupan por el medioambiente

En su sexta edición, el certamen de Verallia buscaba el envase más ecológico.

 

El Certamen de Vidrio y Creación auspiciado por la firma Verallia, que acaba de convocar su séptima edición, ha dejado este año una nutrida cosecha de envases ecológicos. Su objetivo en esta ocasión era animar a los estudiantes españoles de Diseño poner su imaginación al servicio de la sostenibilidad. ¿Cómo? Creando tarros y botellas de vidrio. Un material 100€ reciclable infinitas veces que proporciona a los futuros diseñadores un amplio campo de posibilidades estéticas. Hoy nos quedamos con un original envase de helado. Creado por Aida Sencic y Gema Bartolomé, estudiantes de la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE), os presentamos el proyecto A&G.

 

envase de helado de diseño

El envase de helado en vidrio A&G es el proyecto con el que Aida Sencic y Gema Bartolomé (estudiantes de ESNE, en Madrid) participaron este año en el concurso de Diseño de Verallia.

Las jóvenes diseñadoras llevaron a cabo un estudio de mercado en el que constataron que no había en el mismo ningún envase fabricado en vidrio para helados. Observaron que el packaging de dicho producto siempre es de un solo uso, no pudiendo reutilizarse. De allí que desearan concebir un envase más atractivo para el público. Especialmente, teniendo en cuenta la gran aceptación de los postres helados en verano. Consumido masivamente por todos los públicos y adquirido en diversos puntos de venta, consideraron que era necesario crear un packaging menos contaminante en este nicho.

 

Envase de helado en vidrio, una solución sostenible

Por ello, A&G ofrece varios valores añadidos. Su diseño es ergonómico e incluye una cuchara para degustar el producto. De esta manera, el momento de consumo se renueva, además de proporcionar usos alternativos al tarro. Éste, de vidrio ligeramente gris y mate, puede ser almacenado o apilado en vertical, gracias a la picadura del envase.

 

envase de helado ecológico

Este packaging para helado se basa en las tarrinas tradicionales, pero está hecho en vidrio para poder reutilizarse.

 

El envase en sí se inspira en las tarrinas de plástico que se comercializan actualmente. Y también, en los clásicos polos, con su palo de madera. La forma de la tapa y la propia cuchara reflejan esta influencia. Los materiales escogidos para elaborar esta propuesta, aparte del vidrio, son polietileno de alta densidad (HDPE) para la tapa y la cucharita, así como acero inoxidable con recubrimiento de goma. Así, se busca aportar resistencia y durabilidad al concepto, además de comodidad en su uso y, cómo no, un aspecto elegante. El logo está serigrafiado sobre el vidrio.

El proyecto pretende conectar con los recuerdos veraniegos de la infancia y las sensaciones de desconexión y libertad que brindan las vacaciones estivales. Transmitiendo, al mismo tiempo, el mensaje de que el packaging puede optara una mayor calidad y ofrecer al consumidor diferentes usos mediante el reciclaje del material, con la vista puesta en el cuidado del medio ambiente.

No os perdáis el siguiente vídeo, que contiene todas estas claves.

 

About the Author

Isabel Queipo

Periodista especializada en gastronomía y editora de varios blogs relacionados con el ocio y el consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.