El océano en una botella

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

Taig Mac Carthy, pese a su juventud – 24 años-, ya puede presumir de haber provocado una auténtica sacudida en el mundo vitivinícola. Es uno de los creadores de un moderno e innovador vino de color azul, dulce y revolucionario. Gïk Live ha sido concebido para hacer olvidar las tradiciones y las denominaciones de origen.

10403871_10203751672654223_6334019041268240118_o

Según Mac Carthy, la intención del invento es desmarcarse. “Nosotros no somos viticultores, tampoco nuestros padres ni abuelos. Nos gusta crear e innovar, por encima de todo, y eso es lo que queríamos hacer.”

Para ello, no queda otra que romper con las normas. “El vino es una bebida muy tradicional cuyas raíces se han mantenido rígidas durante siglos, se ha divinizado y se ha envuelto por un extraño aire de elitismo –opina-. Queríamos cuestionar lo establecido.”

Gïk Live, es azul de eso no cabe duda. Pero muchos nos preguntamos el porqué de ese color; la respuesta de Mac Carthy es muy clara “¿Y por qué no? Hay vinos rosados, blancos y tintos. Es decir: la existencia de vinos de colores no es algo nuevo. Pero por algún motivo, al hacerlo azul todo el mundo se vuelve loco. ¿Qué mejor que crear un océano azul, convirtiendo en azul un líquido tradicionalmente rojo? Es poesía.”

En su botella, llama la atención la imagen de un hombre con cabeza de perro sosteniendo dos copas. El motivo es éste: “El envase de Gïk es una expresión artística de las cosas en las que creemos. Entendemos la botella como un lienzo en el que representar nuestra forma de ser. Sobre el perro de la etiqueta frontal, es también una transgresión visual; una metáfora de lo que hacemos con Gïk.”

peque

Para este joven equipo, también el primer impacto visual reviste mucha importancia. “El cerebro es una máquina muy compleja, en la que los sentidos se entremezclan. Por eso, lo que vemos con los ojos siempre afecta a la forma en la que saboreamos en la boca: una botella vale más que mil palabras.”

Para todos aquellos que se hayan quedado con las ganas de probar esta obra de arte, pueden hacerlo a través de su web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.