Diferencias entre vidrio y cristal

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

A la hora de reciclar, son muchos los que depositan en el mismo contenedor de reciclaje las botellas de vidrio y los vasos de cristal que se rompen en el día a día. Un error muy común, ya que son materiales muy distintos y, por tanto, deben ser separados para reciclar. Pero, ¿cómo distinguirlos? Twenergy nos facilita algunas claves.

CristalvsVidrio

El cristal contiene óxido de plomo que, entre otras cosas, le confiere su brillo. Por eso, no se deben fundir en los mismos hornos donde se produce el vidrio, debido a que el cristal precisa una temperatura distinta. Así que, en primer lugar, debemos separar copas, cristal de las ventanas, espejos y otros elementos de las botellas y tarros que se usan comúnmente para alimentos y bebidas.

En el iglú verde se deposita vidrio exclusivamente. Allí han de ir a parar las botellas de vino, refrescos, zumos, etc (¡importante!, sin corchos, tapones ni chapas; las últimas dos categorías van al contenedor amarillo); los tarros de conservas; los frascos de cosméticos, perfumes y colonias y los desodorantes con roll on o pulverizador.

El contenedor gris y naranja puede utilizarse para elementos de cristal, siempre y cuando no supongan un peligro: bombillas convencionales, vajilla, cristales planos… Por otra parte, bombillas de bajo consumo, termómetros, cristales planos que conllevan un riesgo y tubos fluorescentes se llevan a los puntos limpios para su correcto tratamiento.

Y si aún te quedan dudas, no dejes de consultar esta guía de reciclaje.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.