Cómo crear un envase de vidrio ganador (III)

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

La periodista especializada en diseño Tachy Mora nos regala unos consejos para los participantes del concurso de creación de Verallia.

El día 1 de junio se termina el plazo de entrega de los proyectos para participar en la quinta edición del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia. Si eres estudiante de Diseño, todavía hay tiempo para concebir y mejorar esa idea para una botella de licores o espirituosos que podría darte el primer premio. ¿Necesitas algo de orientación? Pues aquí está una nueva entrega de consejos e impresiones de expertos en diseño que han sido jurados del certamen en anteriores ocasiones. Hoy es Tachy Mora, periodista especializada en diseño, tendencias, arquitectura e interiorismo  -ha escrito en los dominicales de El País y El Mundo y revistas como Neo2, Experimenta, Elle, Citizen K o Interiores- quien te brinda un par de secretos que te allanarán el camino a la final.

certamen vidrio y creación

El concurso de diseño de Verallia busca la botella más original en cada una de sus ediciones, creada por jóvenes estudiantes.

 

Qué debes tener en cuenta al diseñar en vidrio

Nuestra invitada formó parte del jurado -encabezado por Nacho Lavernia- que valoró los trabajos presentados en la edición 2013-2014. ¿Qué errores se encontró en este primer capítulo del concurso? “Quizá eché en falta delicadeza y finura a la hora de concretar los diseños, aunque esto es verdad que depende mucho de la orientación que vaya a tener un producto en el mercado. Sin embargo, los ganadores fueron precisamente los que mejor trabajaron estas cualidades estéticas en su propuesta, aparte de la idea en sí”.

A la hora de trabajar en vidrio, nuestra invitada destaca varios factores que todo diseñador en ciernes debe tener en cuenta: el color, el peso y empaque de la pieza. Pero, sobre todo, dice, “su capacidad para ser reciclado. Esto lo convierte en un material excepcional. En el ámbito doméstico, un envase de vidrio puede ser reciclado para otros usos o contenidos prácticamente para siempre –hasta que se rompe-. Por otro lado, su cadena de reciclaje está muy desarrollada y su colecta totalmente implementada. En este sentido es más ecológico, sostenible y saludable que otros materiales para envasado.”

certamen vidrio Pop

Este fue el segundo finalista de la primera edición del concurso de Verallia: Fuji, de Javier Alonso (ESDIR).

 

Desafíos de este certamen de diseño

El vidrio plantea dificultades concretas. “La mayor es que, para hacer un envase en vidrio, hay que realizar costosos moldes, en cuanto a su desarrollo y el material con que están hechos. Esto requiere que el diseño se tenga que tener muy claro, así como los objetivos de marketing que se quieren lograr con él”.

El no tener en cuenta estos aspectos lleva incluso a que un posible ganador quede relegado. Le pedimos a Tachy que recuerde alguna buena idea que partió como “caballo ganador” en un primer momento. “Yo le hubiera dado el primer premio a Butter Nº1, de Linette Klitgaard”, asegura. “Era un envase para mantequilla con mucho estilo, con una original goma que hacía de cierre. Apilable y reutilizable, tanto por el usuario para otro contenido como por el propio productor. Ofrecía la posibilidad de hacer dos versiones de su mantequilla para el mercado: una en este envase de vidrio y otra en papel para rellenarlo”.

certamen vidrio mantequilla

Butter Nº 1, de Linette Klitgaard (IED Barcelona) partió como diseño ganador y finalmente obtuvo el tercer puesto.

¿Qué valoró en negativo el jurado, aun teniendo tantas cualidades? “Se desestimó como ganador porque algunos de los expertos en productos alimentarios envasados en vidrio que había en el jurado tenían sus dudas de si las propiedades de la mantequilla se verían afectadas, al estar tan expuesta a la luz. Como la propuesta requería, al menos, de una investigación al respecto, quedó tercero”.

 

Puntos a favor de un proyecto en vidrio

La periodista nos revela que el jurado valora, normalmente, si el diseño cumple con los objetivos del producto para el mercado. Aunque, al no haber ni cliente ni brief, se valora en general si el diseño es atractivo, práctico o reutilizable. Además de, claro está, su originalidad.

Recomienda evitar recurrir a “un formato que sea tan complejo de realizar que complique la producción sin tener una causa justificada. También de formatos imposibles de llevar a cabo”.

concurso diseño Pop

El ganador de la primera edición del certamen, Pop, de Pablo Arenzana (ESDIR La Rioja), por su original envase.

Para los alumnos que participan en esta cuarta edición del concurso de diseño de Verallia, aquí va una última ayuda. “Observad y evitad lo convencional. Hay un montón de productos que podrían envasarse en vidrio. No hay necesidad de hacer una botella de agua o de aceite excepcionalmente escultural cuando hay todo un campo de productos por abordar. En cuanto al diseño, aconsejaría optar por una estética esencial. Revisadlo una y otra vez para eliminar lo que sobra. Cuando se trabaja con vidrio es crucial para que el diseño no resulte tosco. También, trabajad el formato y estilo de la propuesta para que se trate de un diseño reutilizable. Como extra, siempre viene bien”.

Toma nota, pero no te olvides de otras recomendaciones de anteriores jurados del certamen. ¡Adelante con ello!

 

About the Author

Isabel Queipo

Periodista especializada en gastronomía y editora de varios blogs relacionados con el ocio y el consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.