Categoría: Reciclaje

  • Los diseños más originales para nuestros aoves

    Verallia premia la versatilidad de los envases de aceite de los jóvenes diseñadores españoles.

     

    El oro líquido de la cocina española vuelve a ser protagonista del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia. O, más bien, los envases con más personalidad que los estudiantes de Diseño de nuestro país conciben para el aceite de oliva. En su séptima edición, a la que se ha sumado Portugal, la firma ha querido premiar los envases más versátiles para este producto estrella. Y, como siempre, los que mejor resumen los valores de Verallia: sostenibilidad, practicidad, salud y estética. Todo ello, en vidrio.

    En la foto, el proyecto que ha obtenido el máximo galardón (2.500€). Orobroy es un proyecto de Alicia López, alumna de la Escuela de Diseño LCI de Barcelona. Ha destacado entre los 115 trabajos presentados al certamen gracias a este modelo de botella de aceite estándar, pensado para que el.mayor número de envasadores puedan usarlo. Y lo harán, ya que este año Verallia producirá y comercializará el envase ganador. Premio doble para la futura diseñadora.

     

     

     

     

    Los envases más versátiles de aceite

    Orobroy posee una forma sencilla, depurada. Recuerda a las ánforas tradicionales para guardar aceite. Su estética minimalista refleja la robustez de los olivos y, al mismo tiempo, no pasa de moda. Gracias a esto, su personalización resulta muy fácil.

    Su autora también mostró este diseño con diferentes variedades de tapones y etiquetas. Así demostró haber logrado el objetivo del certamen. Un envase perfectamente adaptable a un gran número de marcas.

     

     

     

     

     

    En segundo lugar ha quedado Nível d´Azeite, de la estudiante lusa Ana Pereira de la Escola Superior de Tecnologia e Gestão de Guarda. Ganadora de 1.300 € por este recipiente (sobre estas líneas) que se inspira en una escala de mediciones. Estas se marcan con unas gotas, cuyo fin es explicar el proceso de elaboración de aove de una manera muy visual. El envase está dotado de un cuello de acero que se levanta al servir el contenido.

     

     

    El tercer premio,  valorado en 900€, ha recaído en Albor, de Paula Torres, alumna de la Escuela Superior de Diseño (ESDIR). Su estilo rústico homenajea el oficio del olivarero a través de los tiempos. Juega con el gusto moderno por lo vintage y es de fácil manejo, gracias a su cuerpo esférico.

    Además, incorpora una curvatura desde el cuello al cuerpo, cuyo fin es retener el aceite derramado.

     

    Detalles del certamen

     

    En la séptima edición del concurso han participado  227 alumnos. Pertenecientes a ocho escuelas seleccionadas (cuatro españolas y cuatro portuguesas). Sus trabajos han sido valorados por un jurado compuesto por representantes de Aceites Maeva (España) y Aceites Gallo (Portugal) como clientes de Verallia, la revista Olimerca y el equipo directivo de la vidriera. Escogieron a los ganadores en una reunión virtual el pasado 6 de julio.

    Con esta iniciativa, Verallia quiere poner de manifiesto el talento de la cantera española de diseñadores en ciernes. Por ello, la firma les proporciona una oportunidad para despegar en su carrera, siendo esta la primera vez que Verallia trabajará junto a la ganadora para que su diseño se vea en los lineales.

     

  • Helado de diseño sostenible, el postre estrella del Concurso de Verallia

    Una propuesta dulce en la sexta edición del certamen de Vidrio y Creación.

     

    Hace poco destacamos una solución en vidrio presentada al VI Concurso de Diseño auspiciado por Verallia. Se trataba de un ambicioso envase sostenible para helado. Bien, parece ser que estamos ante uno de los postres estrella a la hora de adaptarse al vidrio en la mente de los jóvenes estudiantes españoles de Diseño. Porque hoy nos encontramos con otro ejemplo. Bifrost es el proyecto de Alexandra Arqued, estudiante de la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE, en Madrid). Con esta idea, la futura diseñadora ha participado en la sexta edición del Concurso de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia. El desafío era diseñar en vidrio el recipiente más ecológico posible para alimentos que se comercializan en packagings de otros materiales. Esta es la solución de Alexandra.

     

    envase sostenible para helado de diseño

    Alexandra Arqued firma el proyecto Bifrost, participante en la última edición del Concurso de Vidrio y Creación patrocinado por Verallia.

     

    Envase sostenible para helado artesanal

     

    El modelo Bifrost está pensado para helados elaborados con ingredientes naturales y de la forma más artesanal posible. Con esta propuesta, la joven creadora busca revestir de un carácter saludable y premium a este dulce, lo que también contribuye a desestacionarlo. Su idea surge tras constatar en su estudio de mercado la ausencia de envases que permiten trasladar el helado desde el hogar a un espacio al aire libre, asociado con los hábitos saludables. Esto se conseguiría con un packaging de vidrio que incluye cucharillas y varios toppings.

     

    envase sostenible para helado Verallia

    El envase sostenible para helado Bifrost está fabricado en vidrio para asegurar su sostenibilidad.

     

    Un envase de este tipo no se estropea como los de cartón y además es reutilizable. Está equipado con una bandeja interna e impermeable, hecha de fibra de bambú. Se divide en tres compartimentos para el producto y sus complementos.

    El etiquetado muestra también una receta sencilla para hacer helado casero que, por supuesto, se almacena en este recipiente. Además, el hecho de incluir varias cucharillas anima al consumidor a compartirlo y hacer que la experiencia sea más social.

    En este vídeo puede conocerse todos los detalles sobre el innovador Bifrost.

     

  • El envase de atún de diseño al gusto

    La edición 2019-2020 del certamen de vidrio y creación, a la caza del envase más sostenible.

     

    Uno de los tipos de packaging que más residuos genera es el de las latas de atún. Irónicamente, muchas terminan directamente en el mar, convirtiéndolo en un auténtico vertedero. Esto, unido a que tanto el aluminio como la hojalata del envase no siempre se reciclan, crea un auténtico problema para el ecosistema marino. Una forma de solucionarlo sería la que han encontrado Patricia Rivera y Marina Quiroga, estudiantes de la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE, en Madrid). Un envase de atún hecho de vidrio. Su proyecto Atungusto es uno de los presentados a la sexta edición del Concurso de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia. Un evento que, en esta ocasión, invitaba a los participantes a diseñar el envase más ecológico que pudieran imaginar. Investigando sobre el tema, esto es lo que se les ocurrió a las dos jóvenes creadoras.

     

    envase de atún de diseño

    Este envase de atún se concibió en vidrio para la última edición del concurso de diseño de Verallia.

     

    Envase de atún, ¿por qué no en vidrio?

    Según explican las concursantes en el estudio anexo a su proyecto, se sabe que una persona tira aproximadamente unos 10 kilos de lata al año, los cuales no llegan a reciclarse. Sin embargo, al cambiar al vidrio, los recipientes de atún pasan a ser 100% reciclables, infinitas veces. Y este alimento se transforma, así, de un humilde alimento a un atractivo producto de diseño.

    Gracias a que se trata de un envase de vidrio, es posible consumir la cantidad deseada de atún y volver a guardar el resto. Se conserva perfectamente debido a al mecanismo de rosca y tapa del envase. Además, no se tiene porque utilizar todo de golpe si no que cada usuario se servirá la cantidad deseada. Así se resuelve el problema de la carencia de una posterior forma de cierre de las latas. La forma de la tapa incluye un hundimiento que, además, permite su utilización como plato, lo que constituye un plus de innovación.

     

    envase de atún en vidrio

    El packaging en vidrio resulta ser el más sostenible, por lo que el Concurso de Vidrio y Creación invita a usarlo para diseñar los envases más ecológicos. Así es Atungusto, el proyecto presentado por Patricia Rivera y Marina Quiroga.

     

    Cuando el modelo final ya estaba listo, sus creadoras desearon proporcionarle un toque de distinción. Un elemento llamado a cambiar el concepto convencional del envase de atún. De ahí la forma de la parte inferior, pensada para encajar con el hundimiento con el que cuenta la tapa en su parte superior. Esto lo dota de cierta elegancia en la mesa y mejora sustancialmente su apilamiento.

    ¿A que el nombre de Atungusto tiene gancho? Define su gran ventaja: poder disfrutar de este pescado de formas variadas, sin necesidad de utilizar más objetos. Podéis comprobarlo en el siguiente vídeo.

     

     

  • Reciclar y reutilizar vidrio durante la cuarentena es importante

    Cuidar el medioambiente desde el hogar.

     

    La epidemia de coronavirus lo está cambiando todo. Pero hay una lucha que no podemos abandonar: la salud del planeta. Los gestos diarios de cada consumidor pueden seguir contribuyendo a su preservación. Hoy, especialmente, el uso, reutilización y reciclaje de envases de vidrio es especialmente importante. ¡Te lo contamos!

     

    coronavirus y reciclar

    El coronavirus no impide que se pueda seguir reciclando y cuidando del medioambiente, si se hace en condiciones.

    Coronavirus: cómo reciclar durante la epidemia

    Debido al confinamiento de la población en sus hogares por la pandemia de coronavirus, el aire y las aguas han ganado en limpieza. Pero los expertos preevén un efecto rebote en el momento en que la situación cambie y los ciudadnos puedan retomar la normalidad. La buena noticia es que es posible prevenir esto desde casa, de formas muy sencillas y recurriendo a nuestro material favorito, el vidrio.

    • A la hora de realizar las compras, es recomendable llevar una bolsa propia. Una vez en la tienda, mejor evitar productos en packagings de un sólo uso (plástico) y favorecer los que se envasan en vidrio.
    • Una vez en casa, conviene limpiar, secar y reutilizar las botellas y tarros de vidrio.
    • Para ahorrar en recursos naturales, prueba a elaborar en casa alimentos tales como salsas o zumos. Que podrás conservar perfectamente en envases de vidrio. ¡Mata dos pájaros de un tiro!
    • Y, por supuesto, no debes dejar de reciclarlos una vez usados o reutilizados, para darles nueva vida.

     

    Por otra parte, también recordamos que es muy importanteobservar las precauciones necesarias en la epidemia de coronavirus. Por nuestra protección y la de quienes gestionan los residuos. Y también para que el proceso de reciclaje se lleve a cabo correctamente. Hemos de tener en cuenta que algunas comunidades autónomas han cerrado los puntos limpios, pero los contenedores siguen habilitados.

    coronavirus y packaging

    Sólo unos sencillos gestos a la hora de consumir durante la cuarentena son esenciales para preservar la salud del planeta desde los hogares.

     

    Recomendaciones y precauciones

    Puede consultarse el Boletín Oficial del Estado (BOE) para conocer todas las instrucciones sobre la gestión de residuos en la situación causada por el coronavirus. La separación de los residuos se realiza como siempre. Y se avisa de que los guantes de látex o nitrilo y mascarillas deben depositarse en el contenedor de restos (naranja).

    Es recomendable también abrir los contenedores utilizando el pedal o, en caso de no haberlo, tocarlo siempre con guantes.

    En los hogares donde no haya personas enfermas o sospechas de ello, se podrá separar con toda normalidad. Siempre según la clasificación por colores: envases (cubo amarillo), vidrios (verde), papel y cartón (azul), orgánico (marrón) y restos (naranja). En cuanto a los domicilios con infectados por el Covid-19 o en cuarentena, es necesario seguir unas instrucciones específicas.

    Esta situación podría ser una oportunidad para replantearnos nuestros hábitos de consumo. Comprar en tiendas de proximidad, rechazar el sobreenvasado, elegir los productos por su packaging, etc, son costumbres saludables para nuestro entorno. Y, por tanto, para nosotros. Podemos tomarnos la crisis y el parón como un instante perfecto para reflexionar sobre la basura que generamos y lo que podemos hacer para paliarlo.

    Desde Mis Botellas de Vidrio os deseamos mucha salud y os animamos a cuidaros permaneciendo en casa.

  • ¿Cuál es tu excusa para no reciclar vidrio?

    Todavía existen una serie de mitos en torno al reciclaje.

    Si no se recicla lo suficiente, seguramente se deba, en parte, a que aún persisten verdaderas leyendas urbanas en torno al tema que muchos consumidores se toman en serio. Un artículo de El Mundo las desvela y desmonta, lo que nos ha parecido todo un acierto. Aquí os ofrecemos un resumen de por qué no reciclar es un problema.

     

    no reciclar problemas

    Las dudas en torno a la efectividad del reciclaje persisten debido a confusión o desconocimiento en la materia.

    No reciclar es no solucionar

    Es más caro reciclar que fabricar de nuevo.

    En realidad,crear nuevas productos resulta mucho más costoso económicamente. A esto hay que añadir el gasto en energía, agua y materias primas. Las cuales deben procesarse, lo que provoca mayor contaminación. Al reciclar se ahorra en todos estos aspectos.

    Aportamos datos de Ecoembes, organización ambiental que coordina el reciclaje de envases en España. En 2018, gracias al reciclaje, nuestro país evitó la emisión de 1,6 millones de toneladas de CO2. También se ahorraron 1,45 toneladas de materias primas y se evitó el consumo de 20,3 millones de metros cúbicos de agua.

     

    Demasiados contenedores confunden.

    No debería ser así. Todos los municipios españoles emplean el mismo código de colores para identificar los diferentes contenedores. Por si las dudas, aquí lo detallamos. Verde para vidrio, amarillo para plástico, azul para cartón y papel, gris para desperdicios no reciclables y marrón para basura orgánica.

    ¿Sabes que cristal y vidrio se deben separar para reciclar? Si tienes dudas con respecto a esto, ¡te las aclaramos aquí!

     

    Separar, ¿para mezclar al final?

    Algunos se preguntan qué sentido tiene que los ciudadanos separen los residuos, creyendo que después se van a recoger juntos. Lo que no ocurre, ya que existen vehículos especialzados que sólo recolectan vidrio. Incluso algunos equipados con un sistema que permite recoger tipos distintos de basura sin mezclarlos.

    En las plantas de reciclaje también se mantienen escrupulosamente separadas, gracias a un proceso de selección y clasificación, que se facilita enormemente cuando los consumidores han hecho su parte del trabajo.

     

    El reciclaje destruye puestos de trabajo.

    Todo lo contrario, lo crea. Este sector ha generado más de 42.600 puestos de trabajo en España hasta hoy. Ecoembes asegura que 9.400 de ellos de forma directa. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que, para 2030, se habrán creado hasta 24 millones de empleos.

     

    no reciclar y mitos

    El vidrio es el material más eco friendly que existe, gracias a que es 100% reciclable, infinitas veces.

     

    Se pierde calidad en el proceso.

    El vidrio se puede reciclar infinitas veces, al 100%. Por eso, es el material más eco friendly para elaborar envases. No pierde calidad durante el proceso, como también ocurre con el aluminio. Este mito tiene su origen en los resultados que se obtenían hace décadas, cuando se empezó a reciclar. Entonces, la tecnología no estaba tan avanzada como hoy. Actualmente, el llamado ecodiseño también saca mucho partido de estos materiales y facilita su reciclaje.

     

    Ya pago la tasa de basuras, ¿para qué molestarme?

    El pago de la tasa de basuras se dedica a la recogida de lo que  consideramos basura normal. En el caso del contenedor amarillo (plásticos) y azul (papel), se hace cargo la empresa que comercializa los envases. Las firmas son las que posibilitan el reciclaje del packaging, favoreciendo la cadena de economía circular y sostenible.

    Y tú, ¿encuentras alguna razón para no reciclar?

     

  • Queso de untar realzado por el vidrio

    El tercer premio del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia.

     

    El Concurso de Diseño auspiciado por Verallia en su edición 2019 ha querido centrarse especialmente en la importancia de diseñar por el medio ambiente. Los tres proyectos creados por estudiantes españoles han sido tanto los más diferenciales como los más respetuosos con la naturaleza. Hoy nos toca detenernos en el tercer ocupante del podio. Es un envase muy original tanto por la idea como el concepto: Saycheese, de Pablo Bernaldo y Pedro José de la Fuente, estudiantes de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología).

     

    queso de untar en vidrio

    Saycheese es el proyecto ganador del Tercer Premio en el certamen de Diseño de Verallia.

     

    El objetivo que se propusieron los dos jóvenes fue el de situar en una gama más alta un producto tan común aparentemente como el queso de untar. Así, concibieron un diseño minimalista en vidrio y con una tapa de madera, que busca la delicadeza y la elegancia para diferenciarse en el sector. Sus suaves curvas son otro elemento de distinción.

    Sus autores lo han creado para animar a los consumidores a compartir en eventos tanto familiares como formales. Un diseño que conecta con la idea de experimentar y gozar. No en vano, el nombre viene de la expresión say cheese, lo que dicen los anglosajones para sonreír ante una cámara.

    Queso de untar, vidrio y naturaleza

     

    Pablo y Pedro expresan en su presentación del proyecto que «tienen ganas de cambio». No se les escapa que, en el mercado, el 90% de las cremas de queso se comercializan en recipientes de plástico y se preguntan por qué, en nombre de la seguridad alimenticia, no se apuesta más por el vidrio en este sector. Ya que dicho material es completamente inerte y, además, 100% reciclable, lo que contribuye a crear una econnomía circular y sostenible.

    El siguiente vídeo contiene las ideas de los autores de Saycheese para hacer del queso de untar un verdadero producto premium. Y todo gracias al diseño en vidrio.

     

  • Un tarro para postres muy ecológico

    Este es el recipiente de vidrio para postres premiado en el Concurso de Diseño de Verallia.

    Ya hemos visto el diseño se ha alzado con el Primer Premio de la VI edición del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia. Hoy veremos las cualidades del proyecto que ha conquistado la segunda posición en el certamen. Se trata de Bubbles, concebido por Carlota Carrillo, alumna de ESDIR. La futura diseñadora ha creado un un tarro ecológico para postres de lo más particular.

    tarro ecológico de diseño

    El proyecto Bubbles, ganador del segundo premio en el último Concurso de Diseño de Vidrio y Creación.

     

    Tarro ecológico para postres naturales

    En primer lugar, la estudiante tuvo muy en cuenta el lema del concurso de este año: diseñar para un mundo más ecológico. Se centró en una propuesta que fuera reutilizable y, por tanto, sostenible. Debía cuidar al máximo la estética sin renunciar a la practicidad e introducir un matiz de diferenciación.
    El resultado de su investigación es Bubbles. Un tarro de 140 ml para postres lácteos, delicados y naturales, cuyas propiedades necesitan un envase tan eficaz como deseable. Para lograr lo primero, Carlota eligió hacerlo en vidrio blanco. Esto garantiza su reciclabilidad y también permite conservarlo, sin que desentone con el resto del menaje en cualquier cocina doméstica. En cuanto a lo segundo, lo consiguió gracias a una llamativa forma esférica que le otorga muchas ventajas.
    tarro ecológico de vidrio

    Por su forma esférica, este tarro ecológico para postres lácteos resulta tan práctico como original.

     

    Dicha forma dota a este tarro ecológico de una base que hace que el recipiente se incline para facilitar el movimiento que el consumidor realiza con la cuchara. Este es su gran rasgo diferencial, lo que llama la atención desde el lineal.

    Esta particularidad ayuda a desvincular el contenido de lo industrial y sugiere que se trata de un alimento con cualidades excepcionales de textura y sabor. Sus dimensiones (75 x 75 x 75 mm) también aseguran un agarre cómodo y una buena experiencia de consumo.

    Su autora ha pensado hasta en tres opciones de etiquetado: clúster, collarín y opérculo. Así, tenemos un tarro ecológico y muy versátil. Lo podemos comprobar en el siguiente vídeo, que desgrana todas las ideas de esta joven diseñadora.

     

  • El mundo del packaging en 2020

    El packaging ético se impone en 2020, un año de grandes desafíos para el mundo de los envases.

    El año 2020 se presenta lleno de retos para el packaging en vidrio. Asignaturas pendientes e innovación marcan las tendencias para los próximos 365 días. El gran objetivo en la agenda del mundo del embalaje es proporcionar un packaging ético para un consumidor cada vez más responsable. Así serán las botellas que vestirán 2020.

     

    • Respetuosas con el medio ambiente, capaces de reducir la contaminación en sus procesos de fabricación, reciclables y reutilizables. Es por ello que el vidrio, reciclable al 100% e infinitas veces, volverá a ser uno de los materiales favoritos.
    • Responsables, a través de discursos o mensajes orientados a un consumo responsable. Deben favorecer los productos de proximidad, el comercio justo, el apoyo de causas sociales o el cuidado de la salud.
    packaging ético y medioambiente

    La expresión de la naturaleza y el respeto a ésta marcan las tendencias más importantes en envases para 2020.

     

    • Minimalistas. Tanto en el empleo de menos materiales que luego deben desecharse, como en su expresión gráfica. Así, se seguirá buscando llamar la atención del público con colores vivos y limpios y simplicidad en las líneas de los envases y en los textos de las etiquetas. Pixelados, degradados, estética vintage, transparencias y apariencia artesanal estarán al servicio de esta meta. Se trata de rescatar la naturalidad y de decir más con menos, sin descuidar los criterios de honestidad y de trazabilidad.
    • Prácticas, convenientes y perfectas para trata de facilitar la vida al consumidor, adaptándose a sus necesidades. Con presentaciones pensadas en circunstancias como la edad, la movilidad o el estilo de vida de las personas. Las claves aquí serán la ligereza, la facilidad de apertura y almacenamiento y el tamaño de los envases.
    • Inteligentes, con la capacidad de brindar información exacta sobre la calidad, temperatura y estado del producto. Muchas ya se conectan a la red de redes. El futuro ya está aquí.

     

    packaging ético para 2020

    El packaging ético buscará fomentar un estilo de vida saludable y responsable este año.

     

    • Transparentes, no sólo en lo que se refiere a la información sobre la empresa y el producto, sino literal. El contenido a la vista gana adeptos.
    • Experienciales, pudiendo comunicar con un primer vistazo a qué público se dirigen, qué ofrecen y la filosofía de la marca.
    • Hológraficas, como ya lo son muchos envases de cosméticos. Modernas, rompedoras y llamativas, ya se empiezan a ver etiquetas holográficas en algunos vinos que buscan romper moldes con su imagen.
  • Verallia anima a diseñar por el medioambiente

    El VI Concurso de Vidrio y Creación ha premiado los mejores envases saludables.

     

    El envase del futuro será sostenible o no será. Todas las tendencias de packaging apuntan al objetivo de crear recipientes respetuosos con el medio ambiente. Haciéndose eco, la fima Verallia ha dedicado su último concurso anual de Vidrio y Creación a las botellas y tarros más comprometidos con el planeta.

    envases saludables Verallia

    Este es el proyecto ganador del VI Concurso de Vidrio y Creación de Verallia: Chup Chup Chup, de Estela Pérez.

     

    Los jóvenes diseñadores españoles que han participado en la VI edición del certamen de Verallia tenían ante sí el desafío de crear envases saludables gracias a su diseño. Fabricados en vidrio, el mejor material para preservar las propiedades saludables de alimentos y bebidas, especialmente si son artesanales y, por tanto, más sanos para el consumidor. Y el más reciclable, al 100% e infinitas veces. Otra de sus ventajas es que la producción de recipientes de vidrio deja una menor huella en el medioambiente que la de materiales de envasado como el plástico.

     

    Envases saludables del futuro

    El jurado, compuesto por empresas del sector, medios de comunicación y estudios de diseño, estuvo encabezado por Marisa Santamaría, analista de tendencias internacionales de diseño. También incluía a directivos de Verallia y a la organización Friends Of Glass. Todos ellos eligieron a los tres ganadores de entre 34 proyectos procedentes de varias escuelas de Diseño seleccionadas.

    Chup Chup Chup, de Estela Pérez (imagen superior), alumna de la Escuela Superior de Diseño de La Rioja (ESDIR), es el proyecto ganador del primer premio (2.500 €). Presenta un conjunto de envases saludables para platos precocinados. La autora prevé fabricar los recipientes con productos sostenibles de calidad. La forma y el material del envase busca facilitar su consumo directo desde el propio envase, así como garantizar la calidad y conservación del contenido. De esta forma, la estudiante quiere terminar con la imagen de los precocinados como alimentos de baja calidad.

    envases saludables de diseño

    Bubbles, en el segundo puesto del certamen de diseño de Verallia. Creado por Carlota Carrillo.

     

    Bubbles, de Carlota Carrillo, alumna de la Escuela Superior de Diseño de La Rioja (ESDIR), ha obtenido el segundo premio, valorado en 1.300 €. Este nuevo concepto de tarrina de vidrio destaca por su diseño minimalista, pensado para guardar postres.

    envases saludables concurso de diseño

    Saycheese, la propuesta de Pablo Bernardo y Pedro de la Fuente que ha obtenido el tercer premio en el concurso para jóvenes diseñadores.

    Por su parte, el proyecto titulado SayCheese ha sido el ganador del tercer premio, de 900 €. Sus autores son Pablo Bernardo y Pedro de la Fuente, que cursan estudios en la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología de Madrid, (ESNE). Como su nombre indica, SayCheese se concibe para envasar quesos de untar, con una perspectiva diferente, ya que al ser de vidrio proporciona una experiencia completamente distinta al consumidor, con una imagen premium, muy alejada de la que se acostumbra a ver para este producto.

     

    El recipiente favorito en las redes

    El Premio Facebook, reservado para el proyecto más votado en dicha red social, ha recaído este año en Toni-k, creado por Santiago Martínez, Aranzazu Yarritu, Raquel Castellanos, Noelia Muñoz, Manuel Herrera, Cristian Casero y Carlos Arévalo, de la Universidad de Extremadura (UNEX). El grupo ha ganado así la dotación de 300€ de este galardón.

    envases saludables premio Facebook

    Toni-k, creado por un grupo de estudiantes de diseño, es el proyecto más votado del concurso en Facebook.

     

    Los miembros del jurado han ensalzado la calidad de las propuestas, así como la profundidad de los estudios de mercado llevados a cabo por los futuros diseñadores. Y también por el inteligente uso de los programas digitales, que posibilitaron imáenes de lo más realistas y creíbles de estos envases saludables. Que, recordemos, podrían llegar a fabricarse junto a su autor o autores, en el caso de que alguno de los clientes de la firma vidriera decidiera comercializarlo.

  • ¡Estas botellas son la leche!

    Conceptos para envases de productos lácteos que nos gustaría ver en las tiendas.

     

    Pocas veces tenemos la oportunidad de encontrarnos con envases de leche originales. Por eso, nos encantaría que conceptos de botellas de vidrio destinadas a productos lácteos como estos se llevaran a los lineales. Cada uno de ellos ha sido concebido por un estudiante de diseño con mucha imaginación.

     

    envases de leche Mo

    La serie de envases de leche MO, con su diseño minimalista.

     

     

    El primer ejemplo: Mo , una marca alternativa de leche de nueces. Los recipientes fueron creados por Daria Gavrilova y destacan por su diseño minimalista. Con ellos, Gavrilova buscaba una imagen diferente a la de los típicos tetra packs de cartón en los que suele envasarse este producto.

    Así, recurrió al vidrio, un material mucho más fácil de reciclar, consciente de la importancia de que los embalajes responsables con el cuidado del medio ambiente.

    También le interesaba, como futura diseñadora, el hacer de la leche vegetal un producto más comprensible y familiar para los consumidores. Por ello incluyó un sistema de símbolos en el packaging. Cada clase de leche de la serie, además,  tiene su propio nombre. También, hay textos adicionales e informativos en la parte trasera de las botellas, junto a otros símbolos que evocan emojis. La idea es que los gráficos sustituyan a las palabras e inviten al comprador a adivinar su significado. Esto hace que el conjunto resulte tan intrigante como cercano.

    Botellas de leche que deberían existir

     

    Goldleaf Milk Tea es un producto desarrollado por el estudiante norteamericano Adam Heisig. Ha creado una marca nueva con todos sus elementos: misión, visión, branding y packaging. Busca reinventar la experiencia del disfrute del té con leche dando a lugar a diferentes mezclas. Así, da lugar a una expresión fresca y contemporánea para una tradición ancestral.

    Cada tipo de té con leche busca ser audaz y satisfacer al primer sorbo. Pero también ofrece una identidad visual diferente, que se apoya en envases de leche de forma cilíndrica. Son de vidrio, para cuidar tanto del planeta como del consumidor.

     

    envases de leche té

    GoldLeaf Milk Tea se presenta con un look fresco y contemporáneo en sus botellas de vidrio.

     

    Recurre a los colores pastel para aportar brillo y frescura al packaging. Cada botella presenta una etiqueta en rojo y blanco que la envuelve. Su función es reflejar las cualidades naturales de la bebida a través del primer color y simbolizar la trascendencia y la pureza a través del segundo.

     

    envases de leche sin lactosa

    Bfree, batidos sin lactosa que animan a disfrutar de las bebidas de leche.

     

    Bfree es un batido lácteo con un toque de miel. Se concibieron tres variedades, todas libres de lactosa y de azúcares añadidos. El nombre en inglés significa «sé libre», en este caso, de disfrutar sanamente de la leche.

    Su diseño muestra la conexión entre esta bebida y cada uno de los sabores ofrecidos (menta, melocotón o baya).

     

     

  • Botellas que salvan océanos

    La sostenibilidad, el gran objetivo de la industria del packaging.

     

    Recientemente, se ha celebrado en Barcelona una jornada dedicada al futuro de la industria del packaging en nuestro país. En ella han participado los responsables de la feria Hispack; la división de IQS dedicada a la formación especializada de profesionales, conocida como IQS Executive Education, y el Clúster del Packaging. El encuentro ha servido para definir los grandes retos del packaging y sus efectos. La conclusión alcanzada es que el sector del mañana depende, por un lado, de los avances tecnológicos y, por otro, de la sostenibilidad. La solución pasa por producir envases que causen el menor impacto ambiental.

    Por ello, nuestro blog trae a colación este interesante proyecto de la agencia especializada en branding The Refreshment Club. Se trata de #the100kinitiative, una iniciativa lanzada el verano pasado.

     

     

    Envases de vidrio ballena

    Botellas de vidrio por una buena causa: la defensa de las especies marinas.

     

    Se trata de botellas sostenibles, que persiguen concienciar a la población mundial del problema que causa la presencia de residuos de plástico en los océanos. Hecha de vidrio, todo en su identidad visual remite al medio acuático y a las criaturas que sufren a causa de la polución

     

    Retos del packaging: envases responsables

    El proyecto #the100kinitiative pone a la venta 100.000 botellas, cifra que coincide con el número de mamíferos marinos a los que afecta el problema del plástico. Todos los beneficios obtenidos se destinan a la fundación Oceana, dedicada a proteger la fauna que habita en el mar.

     

    botellas de vidrio ecológicas

    Estas botellas de vidrio buscan cumplir uno de los principales retos del packaging: ser sostenibles.

     

    En cuanto al diseño de estos envases cónicos, hay que resaltar que están hechos de vidrio 100% reciclado, intentando disminuir el peso de la botella. Así se asegura una reducción de la huella de carbono durante su producción y transporte. Cada una tiene una  numeración individual y representa una especie animal afectada.

    El etiquetado es obra del artista @this.is.amit. Captura en el frontal de cada recipiente la imagen de los animales en un medio libre de plásticos. Además, la etiqueta es doble por lo que se puede ver la criatura perfectamente desde la parte trasera de la botella, creando la ilusión de que está nadando. Por cierto, el papel está hecho de material 100% compostable y libre de plástico.

    También se ha procurado minimizar en residuos haciendo que las cajas donde se transportan los envases contengan toda la información referente a la campaña.

    Envases reutilizables

    Los envases de esta campaña son tan ligeros y estéticos que merece la pena reutilizarlos.

     

    La iniciativa también anima a los consumidores a dar una segunda vida a estas estéticas botellas, convirtiéndolas en jarrones una vez consumido el producto.

    La conservación adecuada de los productos garantiza un menor impacto ambiental. Es la manera de que un producto dure toda su vida útil, para así aprovechar todos los recursos empleados en su fabricación. Ésta es la gran responsabilidad y la ventaja del packaging en vidrio.

  • Botellas retornables, una vieja nueva alternativa ecológica

    Devolver recipientes de vidrio una vez usados podría volver a ser habitual. Y al planeta lo agradece.

     

    Hablemos de lo que fue una costumbre común en el ámbito doméstico, hace unos 30 o 40 años. Hablemos de las botellas retornables. El agua o la leche se repartían a los hogares en botellas de vidrio. Una vez consumidos, se depositaban los envases a la puerta de la casa y el repartidor se los llevaba, dejando en su lugar las nuevas botellas llenas. Esto era bueno para el presupuesto de las familias: el precio del envase devuelto se descontaba del precio total del producto. Y era bueno para el medioambiente, ya que los envases se limpiaban y reutilizaban. ¿Por qué, entonces, se perdió este hábito y cómo es que está regresando?
    Botellas retornables de vidrio

    Botellas retornables de vidrio, una costumbre a recuperar.

    Las botellas de plástico de un solo uso responden a la primera cuestión. Eran más baratas y se pusieron de moda. Hasta que el consumidor ha desarrollado, en los últimos años, una fuerte conciencia por su salud, por un lado, y por la del planeta, por otro. Y esa es la respuesta a la segunda pregunta.

    Botellas retornables, ¿solución o retroceso?

    Las características intrínsecas del vidrio son cada vez más reconocidas y apreciadas por el público. Todo alimento o bebida envasado en este material sabe y se conserva mejor. Y, al ser reciclable al 100% e infinitas veces, se ha convertido en el gran favorito de los millenials, grandes defensores del medioambiente. Y no podemos pasar por alto su gran valor estético, como saben bien los profesionales de la restauración. Evidentemente, no es lo mismo a los ojos del comensal colocar sobre una mesa una  botella de vidrio que una de plástico.
    Precisamente, en los restaurantes, las botellas de vidrio son devueltas a los distribuidores, quienes devuelven el precio de estos envases a los primeros. Pero en los hogares españoles ya no es algo común. Sin embargo,  está claro que es ventajoso para el bolsillo, para nuestro bienestar y para la naturaleza.
    ¿Será posible recuperar el uso de botellas retornables en casa? ¿Qué opináis?