Por qué nos gusta el café embotellado

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

Los sibaritas buscan nuevas maneras de disfrutar de su bebida de cafeína favorita. Así surgen envases originales y productos que dan la vuelta al concepto tradicional del café.

Empezamos por Slingshot Coffee. Se trata de una bebida elaborada a partir de cafés tostados y agua de grifo de Raleigh (capital del estado de Carolina del Norte, EE.UU). El encanto de la botella radica en el estilo vintage de su etiqueta lo que, unido a la propia forma de la botella, nos recuerda muchísimo a los frascos que se utilizaban para guardar brebajes en las antiguas farmacias.

café Slingshot coffee

Otra botella, de inspiración también vintage, es la que nos propone Colombian Granja La Esperanza, que igualmente recuerda a los frascos de boticario. En este caso, el envase es una forma única y especial de presentar los granos de café tostado y refleja muy bien la esencia artesanal que está presente en la producción de esta selecta variedad de café.

café colombian granja

La Cerveza de café Anchor Coffee of Kesennuma city and Sekinoichi ostenta un diseño mucho más minimalista y moderno que las anteriores. El estudio japonés Nendo ha dotado de personalidad las clásicas botellas de esta compañía cervecera, mediante el uso de pegatinas con forma de grano de café. Y es que son estos granos de café los que, con su amargor y aroma, confieren el sabor característico a esta bebida, una vez se añaden durante su elaboración.

café 3_Coffee-Beer-bottle-stickers-by-Nendo-1

Y si además quieres transportar tu bebida de cafeína preferida con estilo y a todas partes, no te pierdas estas ideas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.