Cada oveja con su pareja: vinos elaborados para platos concretos

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

En el mundo de los maridajes, la tradición manda que las carnes se acompañen de un tinto y los pescados, de blanco; el champán gusta a muchos a la hora de tomar el aperitivo y existe una gran variedad de vinos dulces para los postres. Sin embargo, una bodega riojana ha querido dar un paso más allá y crear vinos para productos concretos. Se trata de Vintae, cuyo proyecto Bienbebido engloba seis vinos elaborados ex profeso para potenciar los sabores del pulpo, el jamón, el queso, el pollo, el cerdo y la vaca.

Bienbebido1

Para ello hizo falta la asesoría de sumilleres, enólogos y cocineros y, tras muchas pruebas de ensayo y error con coupages y muestras varias, se obtuvieron los Bienbebidos. Al haber sido concebidos para acompañar platos tan locales y propios de tasca, su imagen, a cargo del estudio Moruba, está en consonancia con su objetivo. Igual que estos locales castizos exhiben sus especialidades en sus propias cristaleras, en cada botella se utiliza la misma técnica, plasmando la gráfica en serigrafía sobre el vidrio del envase. Y el homenaje se completa con divertidas rimas que recuerdan a los refranes omnipresentes, en forma de baldosines, en estos bares.

Bienbebido2

Así sabe este juego de “cada oveja con su pareja”: con el cerdo, un coupage de tempranillo y garnacha; con vaca, un potente ensamblaje de tempranillo y merlot; para el pollo, un monovarietal de garnacha; el pulpo, con un blanco bien fresco y redondo; al jamón le toca un tempranillo fino y al queso, un tinto poderoso y frutal.

Una idea de lo más ocurrente y práctica, que esperamos nos traiga más apetitosos dúos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.