Bebidas con más diseño que alcohol

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

Beber sano en envases saludables de vidrio.

Disfrutar del ocio nocturno no implica remojarlo con alcohol, necesariamente. Aun cuando sus efectos sean apreciados por muchos consumidores, siempre tienen un coste sobre la salud. Así que, si hace unos días comentábamos varios lanzamientos veraniegos recientes que han desembarcado en el mercado de las bebidas alcohólicas, hoy nos pasamos al otro extremo. Las siguientes propuestas sin duda serán del agrado del público millennial, abanderados de la vida sana. Y del diseño, claro.

 

Bebidas no alcohólicas Kin

Kin, una bebida vitamínica que ofrece la euforia del alcohol, pero sin él.

 

El fundador de Kin Euphorics, Jen Batchelor, opina que el concepto de wellness se está usando con mucha ligereza en los últimos tiempos. Y enfocándose en dietas detox extremas. Por eso desarrolló Kin, una bebida que ofrece al público lo que le gusta del alcohol, pero libre de las consecuencias negativas de éste. Y es que es una incoherencia empeñarse en llevar una vida saludable durante la semana y tirar por la borda todo el esfuerzo un viernes o sábado.

Kin te da esa sensación especial y eufórica del alcohol para engañar al cerebro, cosa que se ha conseguido a base de hierbas y suplementos vitamínicos. Al mismo tiempo, la idea de que nos encaramos con una nueva era de consumidores conscientes inspiró el diseño de la botella, obra de la agencia Center. El packaging contiene un 5% de plástico.

 

Bebidas no alcohólicas que conquistan su lugar en los bares

 

Cockta es una bebida de soda muy popular en los países balcánicos. Originada en los 50, ha acabado entrando en la categoría de cola, perdiendo algo de su carácter único. La firma Atlantic Groupa ha querido que su Cockta recupere su personalidad a través de su fórmula y su imagen corporativa, creada por los españoles Pointbleu Design.

 

Bebidas no alcohólicas soda

Un rebranding para la soda Cockta, nacida en los años 50, con un envase que retrotrae a esa época.

 

 

Para realizar el rebranding, la agencia ha concebido un nuevo logo que se combina con colores que recuerdan a los envases originales. Tanto la etiqueta como la forma de la botella adoptan la forma de una flor, prestándole un gran valor diferencial.

 

La marca Kickback CBD Lemonade contó con la asistencia de los creativos Mad Mind Studios para este lanzamiento. La idea era crear un packaging divertido, que hiciera referencia a los sabores frutales, la frescura y la salud. La originalidad de esta línea de bebidas es que se elaboran con ingredientes veganos, zumo de fruta y pocas calorías. Todo lo cual ha quedado expresado con colores vivos y etiquetas de aire vintage .

 

Bebidas no alcohólicas veganas

Los nuevos refrescos de Kickback vienen aderezados con ingredientes veganos y un diseño refrescante.

About the Author

Rosalía del Río

Periodista y experta en comunicación. Responsable de marketing y comunicación para diferentes clientes de gastronomía, alimentación, vino, diseño, entre otros. Competencias digitales y SEO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.