Isabel Queipo

Author Archives

  • Los diseños más originales para nuestros aoves

    Verallia premia la versatilidad de los envases de aceite de los jóvenes diseñadores españoles.

     

    El oro líquido de la cocina española vuelve a ser protagonista del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia. O, más bien, los envases con más personalidad que los estudiantes de Diseño de nuestro país conciben para el aceite de oliva. En su séptima edición, a la que se ha sumado Portugal, la firma ha querido premiar los envases más versátiles para este producto estrella. Y, como siempre, los que mejor resumen los valores de Verallia: sostenibilidad, practicidad, salud y estética. Todo ello, en vidrio.

    En la foto, el proyecto que ha obtenido el máximo galardón (2.500€). Orobroy es un proyecto de Alicia López, alumna de la Escuela de Diseño LCI de Barcelona. Ha destacado entre los 115 trabajos presentados al certamen gracias a este modelo de botella de aceite estándar, pensado para que el.mayor número de envasadores puedan usarlo. Y lo harán, ya que este año Verallia producirá y comercializará el envase ganador. Premio doble para la futura diseñadora.

     

     

     

     

    Los envases más versátiles de aceite

    Orobroy posee una forma sencilla, depurada. Recuerda a las ánforas tradicionales para guardar aceite. Su estética minimalista refleja la robustez de los olivos y, al mismo tiempo, no pasa de moda. Gracias a esto, su personalización resulta muy fácil.

    Su autora también mostró este diseño con diferentes variedades de tapones y etiquetas. Así demostró haber logrado el objetivo del certamen. Un envase perfectamente adaptable a un gran número de marcas.

     

     

     

     

     

    En segundo lugar ha quedado Nível d´Azeite, de la estudiante lusa Ana Pereira de la Escola Superior de Tecnologia e Gestão de Guarda. Ganadora de 1.300 € por este recipiente (sobre estas líneas) que se inspira en una escala de mediciones. Estas se marcan con unas gotas, cuyo fin es explicar el proceso de elaboración de aove de una manera muy visual. El envase está dotado de un cuello de acero que se levanta al servir el contenido.

     

     

    El tercer premio,  valorado en 900€, ha recaído en Albor, de Paula Torres, alumna de la Escuela Superior de Diseño (ESDIR). Su estilo rústico homenajea el oficio del olivarero a través de los tiempos. Juega con el gusto moderno por lo vintage y es de fácil manejo, gracias a su cuerpo esférico.

    Además, incorpora una curvatura desde el cuello al cuerpo, cuyo fin es retener el aceite derramado.

     

    Detalles del certamen

     

    En la séptima edición del concurso han participado  227 alumnos. Pertenecientes a ocho escuelas seleccionadas (cuatro españolas y cuatro portuguesas). Sus trabajos han sido valorados por un jurado compuesto por representantes de Aceites Maeva (España) y Aceites Gallo (Portugal) como clientes de Verallia, la revista Olimerca y el equipo directivo de la vidriera. Escogieron a los ganadores en una reunión virtual el pasado 6 de julio.

    Con esta iniciativa, Verallia quiere poner de manifiesto el talento de la cantera española de diseñadores en ciernes. Por ello, la firma les proporciona una oportunidad para despegar en su carrera, siendo esta la primera vez que Verallia trabajará junto a la ganadora para que su diseño se vea en los lineales.

     

  • La hora del café y de la sostenibilidad

    El concurso de Diseño de Verallia, en busca de los envases más ecológicos

     

    En su sexta edición, el  Certamen de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia estuvo dedicado a los envases más sostenibles. Los proyectos presentados a concurso estaban fabricados, por supuesto, en vidrio, el material más respetuoso con el medio ambiente. Los estudiantes de varias escuelas de Diseño seleccionadas  de nuestro país ejercitaron su imaginación en su búsqueda de botellas o frascos con un diseño especial. Debía ser reutilizable, fácilmente aplicable y con un packaging que generara la menor cantidad de residuos posible.

    Uno de los participantes fue Carlos Arias, estudiante de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología, Madrid). Con este proyecto de frasco para café, titulado Done, intenta concienciar al consumidor en su momento favorito del día.

     

     

    Frasco para café Verallia

    Done es un proyecto de Carlos Arias, estudiante de Diseño en ESNE, consistente en un frasco para café hecho en vidrio.

     

     

    Frasco para café elegante y reutilizable

     

    Con curvas sencillas, elegantes, y un buen grosor que garantiza su resistencia. Así es Done, firmado por Carlos Arias, futuro diseñador. Sus puntos fuertes son la posibilidad de un segundo uso, su resistencia y su estética.

    El joven estudiante concibe este claim para su posible comercialización:»Enjoy your moment». Disfrutar de tu momentpo, el mejor del día. Relajado, en compañía o con tus propios pensamientos. Pero de una manera sostenible: usando un producto pensado para ahorrar en energía y recursos naturales en su fabricación.

     

    Frasco para café sostenible

    Un envase sostenible de vidrio para café que cumple todos los criterios de respeto hacia el medio ambiente.

     

    Sin duda todos los participantes sueñan con tener su gran oportunidad para despegar. Verallia, la conocida firma de envases de vidrio para alimentos y bebidas, quiere brindársela con esta iniciativa. Desde que el Concurso de Diseño de Verallia empezara a celebrarse anualmente hace siete años en España, ha figurado entre sus atractivos la posibilidad de que uno de sus clientes comercializase alguna propuesta seleccionada. Con el lema Un envase: mil aceites, Verallia vuelve a colocar este trampolín ante los futuros diseñadores. Una experiencia muy cercana a la labor profesional que estos jóvenes aspiran a desempeñar algún día.

    Más detalles sobre el trabajo de este alumno, en el siguiente vídeo.

     

     

  • ¿Y si usamos vidrio en lugar de bolsas de plástico?

    Un proyecto muy ambicioso y sostenible participa en el concurso de Verallia.

     

    Los envases más sostenibles fueron los protagonistas del último  Certamen de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia. Los estudiantes de varias escuelas de Diseño seleccionadas  de España tuvieron así una oportunidad para demostrar su nivel de creatividad y de concienciación. Uno de los proyectos más ambiciosos presentados a concurso fue este Crystal Jar, de Antonio Cámara y Álvaro Cuadrado, estudiantes de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología, Madrid). Una idea con la que buscan solucionar el problema de la contaminación por las bolsas de plástico.

     

    Sustituir bolsas de plástico en los mercados es posible

    Crystal Jar, el proyecto de envase que Antonio Cámara y Álvaro Cuadrado presentaron a la última edición del concurso de Diseño de Verallia.

     

    Sustituir bolsas de plástico por envases de vidrio

     

    El claim de Crystal Jar es «Modelando el futuro». Su objetivo es sustituir el uso de bolsas de plástico en los supermercados, su principal target. Y sus  creadores proponen hacerlo con envases de vidrio de diferentes tamaños en la venta de productos al peso.

    Las bolsas de plástico no sólo contaminan los mares y océanos, sino que este material también interfiere en el sabor y composición de su contenido. Al usar envases de vidrio, razonan Álvaro y Antonio, se estaría garantizando al público alimentos orgánicos y de calidad. Con todas sus propiedades organolépticas perfectamente conservadas.

    Imagina además ir a comprar té, azúcar, sal o especias en estos recipientes tan modernos y diferenciales. No sólo son fácilmente apilables y bonitos. Una vez se consume el contenido, se lavan y reutilizan, lo que supone um ahorro de energía a la hora de fabricar nuevos envases.

    El certamen no sólo busca concienciar a los futuros diseñadores. También quiere las carreras de los jóvenes estudiantes. Supone una oportunidad para promocionar su trabajo entre los jueces del evento, ya que muchos de los cuales pertenecen a conocidas marcas de bebidas o alimentación. Se ha dado el caso de que alguno comercializase uno de los diseños presentados a concurso.

    ¿Podría suceder con Crystal Jar? En este vídeo se detallan sus cualidades.

     

     

  • Un envase de vidrio para cacao de marca

    La última edición del concurso de Verallia, a por el envase más sostenible.

     

    El  Certamen de Vidrio y Creación, que auspicia Verallia, dedicó su capítulo más reciente a la búsqueda del packaging más fiel a los criterios de sostenibilidad. No en vano, este es uno de los pilares de la filosofía de la firma vidriera. Además,  el concurso también quiere impulsar el mundo del diseño y, de paso, las carreras de los jóvenes diseñadores. El evento es una oportunidad para promocionar su trabajo entre los jueces del evento, muchos de los cuales pertenecen a conocidas marcas de bebidas oalimentación.

    El trabajo de nuestro siguiente concursante es el primero que apela directamente a una popular marca. Marc Soler, estudiante de Diseño de LCI Barcelona, presenta su proyecto ColaCao. Su propuesta se basa en envasar el famoso cacao soluble en vidrio. Así es quedaría según la visión del futuro diseñador.

     

     

     

    ColaCao en vidrio es así

    Es la primera vez que uno de los participantes del Certamen de Vidrio y Creación alude directamente a una marca registrada y famosa. Y es que Marc lo tiene claro. Busca llegar a un target familiar renovando la imagen de un producto omnipresente en las despensas españolas. Y ¿qué mejor que invitarles a pasarse al vidrio para resultar mucho más ecológicos?

    El estudiante ha imaginado una combinación de sencillez, pureza y tradición, respetando los rasgos de identidad del cacao. Al mismo tiempo, le otorga un plus de sinceridad y de transparencia, al mostrar el contenido. Igualmente, busca la practicidad mientras pone el acento en la calidad del producto.

     

     

    Gracias a las cualidades del material de envasado, esta nueva imagen de ColaCao gana en exclusividad y elegancia. Así se puede apreciar también en el vídeo bajo estas líneas, en el que su creador nos da más detalles de su idea. ¿Qué le parecerá a la marca esta propuesta?

     

  • Agua de coco, salud y diseño

    Aguas alternativas en el Concurso de Vidrio y Creación.

     

    El Certamen de Vidrio y Creación, impulsado por la firma Verallia, ha visto en su última edición todo tipo de envases ecológicos. No en vano, su sexta convocatoria buscaba la botella de vidrio de diseño más sostenible. Las propuestas de los alumnos de Diseño españoles han sido reflejo de las tendencias más actuales. Hoy le toca el turno a las aguas alternativas, con Coco, un proyecto de Álvaro Fernández, estudiante de ESADA (Escuela Superior de Arte y Diseño de Andalucía). Este llamativo recipiente ha sido concebido para contener agua de coco, un producto 100% natural que se ha revalorizado gracias a la moda de la vida healthy.

     

    Agua de Coco Verallia

    Esta botella de agua de Coco es una propuesta sostenible de Álvaro Fernández, estudiante de ESADA, para el certamen de vidrio y diseño de Verallia.

     

     

    Agua de coco para un verano sostenible

     

    La llegada del calor es un factor que incita a dejarse seducir por esta bebida. Un agua de coco 100% natural, muy completo por su alto contenido en minerales y fibra, lo que la hace ideal para recuperarse después de practicar deporte. Personajes públicos como Madonna, Rihanna o Jessica Alba pregonan sus beneficios. El consumo de este agua alternativa ha aumentado tanto en España como en el resto del mundo. Por ello, va destinado a un público healthy, que favorece los productos lo más naturales posibles. Cuyas propiedades sólo pueden conservarse inalterables gracias a un material como el vidrio.

     

    Agua de coco botella

    El modelo Coco busca irrumpir con fuerza en el mercado de las aguas alternativas con su capacidad para preservar las propiedades de su contenido, gracias al vidrio.

     

    La forma del envase Coco se inspira en la de un cocotero, especialmente en su tronco desigual y alargado. Su aspecto es inusual, incluyendo una serie de cortes y relieves que hacen diferente y reconocible a este recipiente. El tapón, ligeramente inclinado, hace referencia al propio fruto, cortado por la mitad, con un corcho y un sistema de apertura fácil. La etiqueta de la botella está hecha con papel reciclado. Destaca un logo con letras que simulan mitades de cocos para formar las ces y las oes.

    El envase resulta ergonómico y agradable al tacto y la vista. ¿Quieres conocer más detalles de cómo sería este agua de coco envasada en vidrio? ¡Todo está en este vídeo!

     

  • Bombones en vidrio, una dulce revolución

    El innovador envase para chocolate de un estudiante de Diseño en el certamen de Verallia.

     

    La edición más ecológica del Certamen de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia ha sido una gran plataforma para diseños originales en vidrio. En su sexta convocatoria, el evento ha concitado ideas muy innovadoras a la hora de dar con soluciones de packaging sostenibles para alimentos que normalmente se envasan en otros materiales. Un ejemplo es la propuesta presentada por Antonio Fernández Márquez, alumno de UNEX (Universidad de Extremadura). El joven diseñador tiene en mente revolucionar el mundo de las cajas de bombones con su creación, titulada Bumbum. ¿Tentador chocolate en el interior de un recipiente de diseño en vidrio? ¡Menudo regalo! Veamos cómo y por qué debería hacerse.

     

    bombones envasados en vidrio

    El proyecto Bumbum es un original diseño de envase de vidrio para bombones, concebido por el estudiante Antonio Fernández Márquez, quien cursa estudios en la Universidad de Extremadura.

     

     

    Bombones irresistibles en envases de vidrio

     

    El creador de Bumbum se basó en las históricas bomboneras de vidrio para dar forma a su idea. Una caja que desafiaba los estándares tradicionales al apostar por el vidrio por encima de plástico o cartón, más baratos, pero mucho menos sostenibles. Además, quiso llevarse el concepto del diseño clásico de caja en forma de corazón, decidiendo que éste fuese lo más orgánico y anatómico posible.

    Para ello empleó como modelo un escaneo 3D de un corazón real, al que dotó de una forma y una presencia elegantes y suaves, sin disminuir por ello su fuerza e impacto. Sus ángulos agudos pueden recordar a los de un diamante y su tapa roja funciona como reclamo para la vista. El etiquetado es fiel al concepto, con una tipografía llamativa, rotunda, que sugiere el latido de un corazón. Se combina con una línea que recuerda a un electrocardiograma.

    En el siguiente vídeo se desgranan las ideas que llevaron a esta visceral caja de bombones. ¿Qué sentirías si la recibieras como obsequio?

     

  • Es tiempo de concienciarnos

    Mejorar nuestras costumbres gracias al vidrio durante el confinamiento.

     

    Pensar en positivo es esencial en el momento que estamos viviendo. Estamos en una época de cambio a nivel global que jamás hubiéramos podido prever debido a la epidemia de coronavirus. Nuestras costumbres se han visto gravemente alteradas a causa de la enfermedad, con consecuencias drásticas como el confinamiento y la crisis económica. Sin embargo, también supone una oportunidad para aprovechar un bien que escaseaba en nuestra vida normal: el tiempo. Un tiempo de reflexión que puede usarse para replantear costumbres y adoptar hábitos saludables, tanto para nosotros como para el planeta. Es un mensaje que Verallia, líder en fabricación de envases de vidrio para bebidas y alimentación, quiere transmitir. Y lo hace a través de una serie de iniciativas que lleva a cabo con sus clientes en estos días.

     

    hábitos saludables con vidrio

    Adoptar hábitos saludables es clave para llevar mejor el confinamiento por la epidemia de coronavirus. 

    Verallia siempre ha trabajado por concienciar al consumidor sobre el papel del vidrio en su salud. Esta labor continúa con varias acciones, como la emisión de una newsletter semanal con información acerca de lo que este material hace por nuestra salud desde tiempos remotos. Y sobre cómo podemos usarlo para contribuir a mejorar nuestra alimentación y el estado del medioambiente.

     

    Hábitos saludables en momentos de crisis

     

    La firma emplea estas comunicaciones para entretener los momentos de parón de sus clientes. Dicha newsletter contiene curiosidades sobre el vidrio e información sobre su milenaria historia, que ofrece al lector una perspectiva completa sobre la importancia de este material, implementado en la sociedad desde hace 3.000 años.

    Y también proporciona información práctica sobre lo que el vidrio sigue haciendo en la actualidad por nuestra salud y la de nuestro entorno. Como, por ejemplo, la necesidad de reciclar los envases de vidrio y la correcta utilización de los contenedores. Todavía existen sectores de la población que desconocen las diferencias entre vidrio y cristal. Así como el hecho de que éstas influyen hasta el punto de que no se pueden reciclar en los mismos contenedores.

    Aquí reproducimos un esquema facilitado por Verallia para no equivocarse al respecto.

     

     

    hábitos saludables y envases de vidrio

    Una de las iniciativas de Verallia durante esta crisis es seguir concienciando al consumidor sobre la importancia de cuidar de su salud usando envases de vidrio, y de la del planeta reciclándolos correctamente.

     

    Si escogemos alimentos y bebidas artesanales descubriremos que la mayoría vienen envasados en vidrio. Es porque asegura su perfecta conservación, lo que es beneficioso para nosotros. Y se trata de un material 100% reciclable, infinitas veces, con lo que es el más eco friendly. Por eso nos ha acompañado hasta hoy y debe hacerlo ahora más que nunca.

    Y tú, ¿te has planteado cambiar alguna de tus costumbres de vida? ¡Ahora puedes tomarte tiempo para ello!

     

  • Helado en envase sostenible

    Helado de diseño sostenible, el postre estrella del Concurso de Verallia

    Una propuesta dulce en la sexta edición del certamen de Vidrio y Creación.

     

    Hace poco destacamos una solución en vidrio presentada al VI Concurso de Diseño auspiciado por Verallia. Se trataba de un ambicioso envase sostenible para helado. Bien, parece ser que estamos ante uno de los postres estrella a la hora de adaptarse al vidrio en la mente de los jóvenes estudiantes españoles de Diseño. Porque hoy nos encontramos con otro ejemplo. Bifrost es el proyecto de Alexandra Arqued, estudiante de la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE, en Madrid). Con esta idea, la futura diseñadora ha participado en la sexta edición del Concurso de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia. El desafío era diseñar en vidrio el recipiente más ecológico posible para alimentos que se comercializan en packagings de otros materiales. Esta es la solución de Alexandra.

     

    envase sostenible para helado de diseño

    Alexandra Arqued firma el proyecto Bifrost, participante en la última edición del Concurso de Vidrio y Creación patrocinado por Verallia.

     

    Envase sostenible para helado artesanal

     

    El modelo Bifrost está pensado para helados elaborados con ingredientes naturales y de la forma más artesanal posible. Con esta propuesta, la joven creadora busca revestir de un carácter saludable y premium a este dulce, lo que también contribuye a desestacionarlo. Su idea surge tras constatar en su estudio de mercado la ausencia de envases que permiten trasladar el helado desde el hogar a un espacio al aire libre, asociado con los hábitos saludables. Esto se conseguiría con un packaging de vidrio que incluye cucharillas y varios toppings.

     

    envase sostenible para helado Verallia

    El envase sostenible para helado Bifrost está fabricado en vidrio para asegurar su sostenibilidad.

     

    Un envase de este tipo no se estropea como los de cartón y además es reutilizable. Está equipado con una bandeja interna e impermeable, hecha de fibra de bambú. Se divide en tres compartimentos para el producto y sus complementos.

    El etiquetado muestra también una receta sencilla para hacer helado casero que, por supuesto, se almacena en este recipiente. Además, el hecho de incluir varias cucharillas anima al consumidor a compartirlo y hacer que la experiencia sea más social.

    En este vídeo puede conocerse todos los detalles sobre el innovador Bifrost.

     

  • El envase de atún de diseño al gusto

    La edición 2019-2020 del certamen de vidrio y creación, a la caza del envase más sostenible.

     

    Uno de los tipos de packaging que más residuos genera es el de las latas de atún. Irónicamente, muchas terminan directamente en el mar, convirtiéndolo en un auténtico vertedero. Esto, unido a que tanto el aluminio como la hojalata del envase no siempre se reciclan, crea un auténtico problema para el ecosistema marino. Una forma de solucionarlo sería la que han encontrado Patricia Rivera y Marina Quiroga, estudiantes de la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE, en Madrid). Un envase de atún hecho de vidrio. Su proyecto Atungusto es uno de los presentados a la sexta edición del Concurso de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia. Un evento que, en esta ocasión, invitaba a los participantes a diseñar el envase más ecológico que pudieran imaginar. Investigando sobre el tema, esto es lo que se les ocurrió a las dos jóvenes creadoras.

     

    envase de atún de diseño

    Este envase de atún se concibió en vidrio para la última edición del concurso de diseño de Verallia.

     

    Envase de atún, ¿por qué no en vidrio?

    Según explican las concursantes en el estudio anexo a su proyecto, se sabe que una persona tira aproximadamente unos 10 kilos de lata al año, los cuales no llegan a reciclarse. Sin embargo, al cambiar al vidrio, los recipientes de atún pasan a ser 100% reciclables, infinitas veces. Y este alimento se transforma, así, de un humilde alimento a un atractivo producto de diseño.

    Gracias a que se trata de un envase de vidrio, es posible consumir la cantidad deseada de atún y volver a guardar el resto. Se conserva perfectamente debido a al mecanismo de rosca y tapa del envase. Además, no se tiene porque utilizar todo de golpe si no que cada usuario se servirá la cantidad deseada. Así se resuelve el problema de la carencia de una posterior forma de cierre de las latas. La forma de la tapa incluye un hundimiento que, además, permite su utilización como plato, lo que constituye un plus de innovación.

     

    envase de atún en vidrio

    El packaging en vidrio resulta ser el más sostenible, por lo que el Concurso de Vidrio y Creación invita a usarlo para diseñar los envases más ecológicos. Así es Atungusto, el proyecto presentado por Patricia Rivera y Marina Quiroga.

     

    Cuando el modelo final ya estaba listo, sus creadoras desearon proporcionarle un toque de distinción. Un elemento llamado a cambiar el concepto convencional del envase de atún. De ahí la forma de la parte inferior, pensada para encajar con el hundimiento con el que cuenta la tapa en su parte superior. Esto lo dota de cierta elegancia en la mesa y mejora sustancialmente su apilamiento.

    ¿A que el nombre de Atungusto tiene gancho? Define su gran ventaja: poder disfrutar de este pescado de formas variadas, sin necesidad de utilizar más objetos. Podéis comprobarlo en el siguiente vídeo.

     

     

  • El helado de los que se preocupan por el medioambiente

    En su sexta edición, el certamen de Verallia buscaba el envase más ecológico.

     

    El Certamen de Vidrio y Creación auspiciado por la firma Verallia, que acaba de convocar su séptima edición, ha dejado este año una nutrida cosecha de envases ecológicos. Su objetivo en esta ocasión era animar a los estudiantes españoles de Diseño poner su imaginación al servicio de la sostenibilidad. ¿Cómo? Creando tarros y botellas de vidrio. Un material 100€ reciclable infinitas veces que proporciona a los futuros diseñadores un amplio campo de posibilidades estéticas. Hoy nos quedamos con un original envase de helado. Creado por Aida Sencic y Gema Bartolomé, estudiantes de la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE), os presentamos el proyecto A&G.

     

    envase de helado de diseño

    El envase de helado en vidrio A&G es el proyecto con el que Aida Sencic y Gema Bartolomé (estudiantes de ESNE, en Madrid) participaron este año en el concurso de Diseño de Verallia.

    Las jóvenes diseñadoras llevaron a cabo un estudio de mercado en el que constataron que no había en el mismo ningún envase fabricado en vidrio para helados. Observaron que el packaging de dicho producto siempre es de un solo uso, no pudiendo reutilizarse. De allí que desearan concebir un envase más atractivo para el público. Especialmente, teniendo en cuenta la gran aceptación de los postres helados en verano. Consumido masivamente por todos los públicos y adquirido en diversos puntos de venta, consideraron que era necesario crear un packaging menos contaminante en este nicho.

     

    Envase de helado en vidrio, una solución sostenible

    Por ello, A&G ofrece varios valores añadidos. Su diseño es ergonómico e incluye una cuchara para degustar el producto. De esta manera, el momento de consumo se renueva, además de proporcionar usos alternativos al tarro. Éste, de vidrio ligeramente gris y mate, puede ser almacenado o apilado en vertical, gracias a la picadura del envase.

     

    envase de helado ecológico

    Este packaging para helado se basa en las tarrinas tradicionales, pero está hecho en vidrio para poder reutilizarse.

     

    El envase en sí se inspira en las tarrinas de plástico que se comercializan actualmente. Y también, en los clásicos polos, con su palo de madera. La forma de la tapa y la propia cuchara reflejan esta influencia. Los materiales escogidos para elaborar esta propuesta, aparte del vidrio, son polietileno de alta densidad (HDPE) para la tapa y la cucharita, así como acero inoxidable con recubrimiento de goma. Así, se busca aportar resistencia y durabilidad al concepto, además de comodidad en su uso y, cómo no, un aspecto elegante. El logo está serigrafiado sobre el vidrio.

    El proyecto pretende conectar con los recuerdos veraniegos de la infancia y las sensaciones de desconexión y libertad que brindan las vacaciones estivales. Transmitiendo, al mismo tiempo, el mensaje de que el packaging puede optara una mayor calidad y ofrecer al consumidor diferentes usos mediante el reciclaje del material, con la vista puesta en el cuidado del medio ambiente.

    No os perdáis el siguiente vídeo, que contiene todas estas claves.

     

  • Verallia quiere fabricar tu envase

    El concurso de Vidrio y Creación de Verallia, dedicado a los aceites en su séptima edición.

     

    El sueño de todo futuro diseñador es tener su gran oportunidad para despegar gracias a la confianza de una marca prestigiosa. Como Verallia, la conocida firma de envases de vidrio para alimentos y bebidas. Desde que el Concurso de Diseño de Verallia se pusiera en marcha hace ya siete años en nuestro país, entre sus objetivos siempre ha estado que alguno de sus clientes comercializase uno de los diseños presentados. Este año hace especial hincapié en dicha meta. Con el lema Un envase: mil aceites, se invita a los estudiantes de Diseño españoles a participar y aprovechar la ocasión para deslumbrar al jurado con un proyecto de packaging para aceites de oliva.

     

    aceites protagonistas deñ concurso de Verallia

    El concurso de Vidrio y Creación de Verallia 2020 calienta motores. Ya está convocada la edición de este año, dedicada a los aceites españoles.

     

    Aceites de diseño, los protagonistas

    Cada año, el certamen brinda a los jóvenes diseñadores una experiencia de trabajo lo más cercana posible a la profesional. Los alumnos de las escuelas seleccionadas para competir son invitados a conocer en directo el proceso de elaboración de los envases de vidrio en una fábrica de Verallia, como parte de su investigación. Los proyectos finales han llegado a las tiendas en alguna ocasión, en la edición francesa. Pero esto aún no ha sucedido en la española.

    Así, esta vez Verallia se plantea producir y poner en el mercado el diseño ganador para que éste forme parte de su catálogo. Y ¿qué mejor que escoger como protagonista al aceite de oliva, el gran embajador de la marca España? No es la promera vez que el concurso se centra en este producto. Pero ahora la idea es que los alumnos conciban un envase estándar, diferencial y versátil, que destaque gracias al diseño de las etiquetas y del packaging. Ya que habrá de ser usado por un gran número de envasadores.

    aceites en envase concurso Verallia

    El envase de aceite De Fiasco, ganador de la edición 2016-2017 del certamen de Verallia, dedicado al mundo del olivo.

    Cada participante o equipo presentará un envase con dos propuestas de desarrollo de packaging global. Y aquellos que proporcionen hasta tres ideas de desarrollo para el mismo envase serán especialmente valorados. Como siempre, se concederán un promer, segundo y tercer premios, así como el Premio de Facebook, para el diseño más votado por el público en esta red social.

    La entrega de premios se realizará el 3 de julio en Azuqueca de Henares (Guadalajara). Coge lápiz y papel y ¡a diseñar! La inscripción se realiza aquí.

  • La tónica favorita de Facebook, premiada por Verallia

    Este proyecto de envase de tónica presentado al Concurso de Vidrio y Creación ha obtenido el Premio Facebook.

    En su sexta edición, el Concurso de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia se ha comprometido más que nunca por el cuidado del medioambiente. Así, ha animado a los alumnos de varias escuelas de Diseño seleccionadas a concebir un envase en vidrio sostenible, reciclable y, por supuesto, en vidrio. Hoy desembarca en nuestro blog el proyecto más votado en Facebook, un envase de tónica creado por un equipo de futuros diseñadores, alumnos del Grado en Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo de Productos de la Universidad de Extremadura.

     

    Tónica para un consumo sostenible

    Aránzazu Yarritu, Raquel Castellanos, Noelia Muñoz, Santiago Martínez, Manuel Herrera, Cristian Casero y Carlos Arévalo firman Toni-K, Premio Facebook 2019-2020 del certamen. Veamos cuáles son los méritos de esta botella de vidrio para tónica.

    Tónica en vidrio Verallia

    Toni-K, la propuesta de unos alumnos de la Universidad de Extremadura para el Concurso de Diseño de Verallia, ganadora de su Premio Facebook.

     

     La propuesta de los estudiantes destaca por su ergonomía. Su superficie externa irregular facilita un agarre seguro, evitando deslizamientos al sostener el envase con la mano. Su superficie externa busca reproducir el efecto al agitar la tónica o servirla. Al tratarse de una bebida carbonatada, las burbujas ascienden. El vidrio imita a éstas y genera un efecto visual que distinguiría este envase en su sector. El color del vidrio es blanco, teniendo en cuenta las tendencias de mercado y su contenido.

    El equipo también ha diseñado un tapón unido una “cuchara imperial”, modificada estéticamente, adaptando en su extremo una bola que simula también las burbujas de la tónica. Su función es hacer que éstas se disipen lo menos posible, conservando todas sus propiedades y aromas. Por eso, este nuevo diseño tiene una doble función. Tanto tapar y hermetizar el envase como mejorar su contenido ya servido en vaso o copa. Para garantizar una mayor reducción del fenómeno de oxidación del metal en contacto con la tónica, en la base interior del tapón se prevé añadir un fino recubrimiento de plástico.

    Os emplazamos a conocer un poco más de cerca este proyecto, a través de las imágenes que contiene el siguiente vídeo.

     

     

  • Queso de untar realzado por el vidrio

    El tercer premio del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia.

     

    El Concurso de Diseño auspiciado por Verallia en su edición 2019 ha querido centrarse especialmente en la importancia de diseñar por el medio ambiente. Los tres proyectos creados por estudiantes españoles han sido tanto los más diferenciales como los más respetuosos con la naturaleza. Hoy nos toca detenernos en el tercer ocupante del podio. Es un envase muy original tanto por la idea como el concepto: Saycheese, de Pablo Bernaldo y Pedro José de la Fuente, estudiantes de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología).

     

    queso de untar en vidrio

    Saycheese es el proyecto ganador del Tercer Premio en el certamen de Diseño de Verallia.

     

    El objetivo que se propusieron los dos jóvenes fue el de situar en una gama más alta un producto tan común aparentemente como el queso de untar. Así, concibieron un diseño minimalista en vidrio y con una tapa de madera, que busca la delicadeza y la elegancia para diferenciarse en el sector. Sus suaves curvas son otro elemento de distinción.

    Sus autores lo han creado para animar a los consumidores a compartir en eventos tanto familiares como formales. Un diseño que conecta con la idea de experimentar y gozar. No en vano, el nombre viene de la expresión say cheese, lo que dicen los anglosajones para sonreír ante una cámara.

    Queso de untar, vidrio y naturaleza

     

    Pablo y Pedro expresan en su presentación del proyecto que «tienen ganas de cambio». No se les escapa que, en el mercado, el 90% de las cremas de queso se comercializan en recipientes de plástico y se preguntan por qué, en nombre de la seguridad alimenticia, no se apuesta más por el vidrio en este sector. Ya que dicho material es completamente inerte y, además, 100% reciclable, lo que contribuye a crear una econnomía circular y sostenible.

    El siguiente vídeo contiene las ideas de los autores de Saycheese para hacer del queso de untar un verdadero producto premium. Y todo gracias al diseño en vidrio.

     

  • Un tarro para postres muy ecológico

    Este es el recipiente de vidrio para postres premiado en el Concurso de Diseño de Verallia.

    Ya hemos visto el diseño se ha alzado con el Primer Premio de la VI edición del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia. Hoy veremos las cualidades del proyecto que ha conquistado la segunda posición en el certamen. Se trata de Bubbles, concebido por Carlota Carrillo, alumna de ESDIR. La futura diseñadora ha creado un un tarro ecológico para postres de lo más particular.

    tarro ecológico de diseño

    El proyecto Bubbles, ganador del segundo premio en el último Concurso de Diseño de Vidrio y Creación.

     

    Tarro ecológico para postres naturales

    En primer lugar, la estudiante tuvo muy en cuenta el lema del concurso de este año: diseñar para un mundo más ecológico. Se centró en una propuesta que fuera reutilizable y, por tanto, sostenible. Debía cuidar al máximo la estética sin renunciar a la practicidad e introducir un matiz de diferenciación.
    El resultado de su investigación es Bubbles. Un tarro de 140 ml para postres lácteos, delicados y naturales, cuyas propiedades necesitan un envase tan eficaz como deseable. Para lograr lo primero, Carlota eligió hacerlo en vidrio blanco. Esto garantiza su reciclabilidad y también permite conservarlo, sin que desentone con el resto del menaje en cualquier cocina doméstica. En cuanto a lo segundo, lo consiguió gracias a una llamativa forma esférica que le otorga muchas ventajas.
    tarro ecológico de vidrio

    Por su forma esférica, este tarro ecológico para postres lácteos resulta tan práctico como original.

     

    Dicha forma dota a este tarro ecológico de una base que hace que el recipiente se incline para facilitar el movimiento que el consumidor realiza con la cuchara. Este es su gran rasgo diferencial, lo que llama la atención desde el lineal.

    Esta particularidad ayuda a desvincular el contenido de lo industrial y sugiere que se trata de un alimento con cualidades excepcionales de textura y sabor. Sus dimensiones (75 x 75 x 75 mm) también aseguran un agarre cómodo y una buena experiencia de consumo.

    Su autora ha pensado hasta en tres opciones de etiquetado: clúster, collarín y opérculo. Así, tenemos un tarro ecológico y muy versátil. Lo podemos comprobar en el siguiente vídeo, que desgrana todas las ideas de esta joven diseñadora.

     

  • Vinos de hielo españoles: sí, existen

    Nuestro país ya puede presumir de vinos dulces venidos del frío.

     

    Los vinos de hielo españoles son muy complejos de conseguir, pero ya están aquí. Debido a su rareza, se comercializan en botellas de diseño que dejan claro que estamos ante un producto único. La vendimia de los frutos con los que se elaboran se lleva a cabo en diciembre, en ocasiones incluso en enero o febrero. Las uvas experimentan una maduración excesiva y controlada en el frío más extremo, que da como resultado un jugo dulce. Las uvas, además, han de cosecharse a mano, en el momento perfecto de dulzura, aroma y sabor.

     

     

    vinos españoles de hielo uvas

    Los vinos de hielo españoles maduran en el frío más extremo y son muy difíciles de obtener.

     

     

    El primero y el ultimo de los vinos españoles de hielo

    Ice Clavidor es el nombre del primer vino de hielo ibérico. Elaborado con uva verdejo por Bodegas Vidal Soblechero (DO Rueda, Valladolid), nació durante una helada en el invierno de 2006. Es muy difícil encontrarlo en las tiendas. La buena noticia es que hay otros que siguen su estela.

    Amantia, de Señorío de Valdesneros, ha sido el último en aterrizar en el mercado. Procedente de la DO Arlanza, hay que sumarle las particularidades de su región. Su carácter exclusivo viene reforzado por su recipiente, una botella en vidrio negro que apuesta por la estilización y la simpleza en su cuidado diseño.

     

     Vinos de hielo españoles Amantia

    Amantia, el último de los vinos de hielo españoles que ha desembarcado en el mercado.

     

     

    Baltasar Gracián Blanco de Hielo, de Bodegas San Alejandro (D.O. Calatayud), es el siguiente de los vinos de gielo españoles que nos ocupan. La uva macabeo es aquí la protagonista. Sorprende por su poderoso dulzor y también por su envase, azul con etiqueta plateada, que refresca con sólo mirarla.

     

     Vinos de hielo españoles baltasar

    Blanco de Hielo de Bodegas San Alejandro (DO Calatayud) encanta por su sabor y su llamativo envase de diseño.

    Verdil de Gel, de Bodegas Enguera  (Vall dels Alforins, Comunidad Valenciana) tiene la originalidad de que se produce a través de la crIomaceración de las bayas. Viene en otra preciosa botella de líneas sobrias, estilizadas, y con una etiqueta muy artística.

    Vinos de hielo españoles Verdil

    Verdil de Gel, elaborado con uva verdil, se presenta en una estilizada y elegante botella.

     

    Escarche, de Hacienda del Carche (D.O. Jumilla), es ni más ni menos que el primer monastrell de hielo que se ha producido en España. Único en su categoría, también cuenta con una tarde presentación de lo más inusual. Una botella que apuesta por el atrevimiento y la vistosidad, con formas asimétricas y vidrio blanco, lo que permite apreciar el goloso color de su contenido.

     

    Vinos de hielo españoles Escarche

    Escarche es el primer monastrell venido del hielo. Toda una rareza.

     

    Quién sabe si ahora, en lo más crudo de nuestro invierno, no estará concibiéndose alguna nueva rareza entre el hielo. ¡Así lo esperamos! Entretanto, ¡descubre aquí otros vinos con packagings de diseño que también calientan el invierno!

     

  • El premio es para el envase más sostenible

    Verallia presenta el diseño ganador de su VI concurso.

    El ganador del VI Certamen de Vidrio y Creación, auspiciado por Verallia, ya está aquí. En su edición 2019, el concurso buscaba el mejor «Diseño para un mundo saludable», pues ése era su lema. El desafío para los jóvenes estudiantes de Diseño consistió en introducir el vidrio en nichos que aún no lo emplean y explorar en ellos sus propiedades saludables. Todo en aras de crear recipientes lo más respetuosos posible con el medio ambiente y la salud. El pasado 8 de noviembre, durante la celebración del 50 aniversario de la fábrica de Verallia en Burgos, la firma entregó el Primer Premio a Estela Pérez, estudiante de ESDIR (Escuela Superior de Diseño de La Rioja). Su proyecto Chup chup chup ha obtenido 2.500€ gracias a los conceptos que veremos a continuación.

     

    diseño saludable concurso

    Verallia ha premiado el diseño saludable de Estela Pérez en su último concurso de diseño de envases.

     

    Diseño saludable y apetecible

    La estudiante empezó por investigar en grandes superficies. Comprobó que los platos para cremas precocinadas se comercializan en envases para más de una persona y su impresión fue que no resultaban aptos para consumir directamente desde el recipiente. O, cuando lo eran, estaban hechos de plástico, material mucho menos sostenible que el vidrio. Se propuso llevar a cabo un diseño creativo que animase a comer sano, de una sola ración, que facilitase el consumo desde el mismo envase, en cualquier momento y lugar.

    En cuanto a su contenido, se decantó por los guisos caseros, de cuchara. Su target: toda esa generación que come casi siempre fuera de casa y no tiene tiempo para cocinar. Se inspiró en las vajillas de los años 70, translúcidas y de color, con la idea de llegar al corazoncito de quienes crecieron disfrutando de la cocina de la abuela en ese tipo de platos. El resultado es una serie de envases sencillos, apetecibles y que no comprometen el equilibrio con nuestro medio ambiente.

    En este vídeo veréis cómo Estela resolvió el último reto de Verallia.

  • El mundo del packaging en 2020

    El packaging ético se impone en 2020, un año de grandes desafíos para el mundo de los envases.

    El año 2020 se presenta lleno de retos para el packaging en vidrio. Asignaturas pendientes e innovación marcan las tendencias para los próximos 365 días. El gran objetivo en la agenda del mundo del embalaje es proporcionar un packaging ético para un consumidor cada vez más responsable. Así serán las botellas que vestirán 2020.

     

    • Respetuosas con el medio ambiente, capaces de reducir la contaminación en sus procesos de fabricación, reciclables y reutilizables. Es por ello que el vidrio, reciclable al 100% e infinitas veces, volverá a ser uno de los materiales favoritos.
    • Responsables, a través de discursos o mensajes orientados a un consumo responsable. Deben favorecer los productos de proximidad, el comercio justo, el apoyo de causas sociales o el cuidado de la salud.
    packaging ético y medioambiente

    La expresión de la naturaleza y el respeto a ésta marcan las tendencias más importantes en envases para 2020.

     

    • Minimalistas. Tanto en el empleo de menos materiales que luego deben desecharse, como en su expresión gráfica. Así, se seguirá buscando llamar la atención del público con colores vivos y limpios y simplicidad en las líneas de los envases y en los textos de las etiquetas. Pixelados, degradados, estética vintage, transparencias y apariencia artesanal estarán al servicio de esta meta. Se trata de rescatar la naturalidad y de decir más con menos, sin descuidar los criterios de honestidad y de trazabilidad.
    • Prácticas, convenientes y perfectas para trata de facilitar la vida al consumidor, adaptándose a sus necesidades. Con presentaciones pensadas en circunstancias como la edad, la movilidad o el estilo de vida de las personas. Las claves aquí serán la ligereza, la facilidad de apertura y almacenamiento y el tamaño de los envases.
    • Inteligentes, con la capacidad de brindar información exacta sobre la calidad, temperatura y estado del producto. Muchas ya se conectan a la red de redes. El futuro ya está aquí.

     

    packaging ético para 2020

    El packaging ético buscará fomentar un estilo de vida saludable y responsable este año.

     

    • Transparentes, no sólo en lo que se refiere a la información sobre la empresa y el producto, sino literal. El contenido a la vista gana adeptos.
    • Experienciales, pudiendo comunicar con un primer vistazo a qué público se dirigen, qué ofrecen y la filosofía de la marca.
    • Hológraficas, como ya lo son muchos envases de cosméticos. Modernas, rompedoras y llamativas, ya se empiezan a ver etiquetas holográficas en algunos vinos que buscan romper moldes con su imagen.
  • Diseño en vidrio

    Exposición para amantes del diseño en vidrio

    Una muestra recoge los proyectos premiados en varios concursos para jóvenes diseñadores.

    Los alumnos del Grado en Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo de Producto, que cursan estudios en la Escuela de Ingenierías Industriales de la Universidad de Valladolid, tienen un futuro prometedor en el mundo del diseño en vidrio. No hay más que verlo en la exposición ‘Botellas con mensaje. Diseño y comunicación en envases de vidrio. La muestra reúne varios proyectos de botalls y tarros de vidrio creados por los diseñadores en ciernes, algunos de ellos premiados en concursos de diseño. Puede visitarse en El Palacio de Quintanar (Segovia) hasta el 12 de enero.

    Exposición de botellas

    La exposición Botellas con mensaje recoge diseños de alumnos de la Universidad de Valladolid galardonados en certámenes nacionales.

     

    Lo mejor del diseño joven en vidrio, en una exposición

    Entre otros trabajos, se expone la botella de ginebra premium ganadora del segundo premio del concurso de Vidrio y Creación de Verallia en 2018. Hablamos de Yo soy guapa, envase inspirado en las meninas del cuadro de Velázquez. Sus creadoras son María Balbás y Samantha García, estudiantes de la mencionada institución. Sus compañeros Paula Vidal y Antonio Lopera, obtuvieron el tercer premio con Deleite, una botella de brandy de Jerez cuya característica distintiva era su forma de tableta de chocolate.

    Aquella fue una buena edición para los estudiantes de la universidad, ya que Ylenia Acuña, Marina Cabrero y Marina Antolín también conquistaron un galardón, en este caso, el Premio del Público. Y fue gracias a su espectacular botella Ave del Paraíso.

    Hasta 140 estudiantes de diferentes instituciones españoles concurrieron el año pasado al certamen de Verallia, que acaba de anunciar su nueva convocatoria. Como otros años, los alumnos de varias escuelas seleccionadas están llamados a participar con las ideas más originales para envases de vidrio.

     

    Exposición diseño

    Yo soy guapa, botella ganadora del segundo premio en el certamen de Vidrio y Creación de Verallia, por María Balbás y Samantha García.

     

    Esta exposición también echa la vista atrás y repasa los logros de otros de sus estudiantes en el certamen de la firma. Así, figura la propuesta Trama, de María Torres, ganadora absoluta de la edición 2016/2017. Junto a La O liva, segundo premio en la misma convocatoria, concebida por Gloria Díez, Alicia Alonso y Laura Estévez.

    También se recogen algunos de los logros de los futuros diseñadores en el Vidrala Design Contest, como Oasis, de Ana Morán Fraile, Laura Sanz González y David Sánchez Diez. O Vidralina, concebido por Jorge de la Cruz y Carmen Gil.

    Los organizadores de la muestra son el Centro de Innovación y Desarrollo para el Diseño y la Cultura de la Junta de Castilla y León, en colaboración con el vicerrectorado de Comunicación y Extensión Universitaria, el departamento de Teoría de la Arquitectura y Proyectos Arquitectónicos y la Escuela de Ingenierías Industriales de Valladolid.

  • Verallia anima a diseñar por el medioambiente

    El VI Concurso de Vidrio y Creación ha premiado los mejores envases saludables.

     

    El envase del futuro será sostenible o no será. Todas las tendencias de packaging apuntan al objetivo de crear recipientes respetuosos con el medio ambiente. Haciéndose eco, la fima Verallia ha dedicado su último concurso anual de Vidrio y Creación a las botellas y tarros más comprometidos con el planeta.

    envases saludables Verallia

    Este es el proyecto ganador del VI Concurso de Vidrio y Creación de Verallia: Chup Chup Chup, de Estela Pérez.

     

    Los jóvenes diseñadores españoles que han participado en la VI edición del certamen de Verallia tenían ante sí el desafío de crear envases saludables gracias a su diseño. Fabricados en vidrio, el mejor material para preservar las propiedades saludables de alimentos y bebidas, especialmente si son artesanales y, por tanto, más sanos para el consumidor. Y el más reciclable, al 100% e infinitas veces. Otra de sus ventajas es que la producción de recipientes de vidrio deja una menor huella en el medioambiente que la de materiales de envasado como el plástico.

     

    Envases saludables del futuro

    El jurado, compuesto por empresas del sector, medios de comunicación y estudios de diseño, estuvo encabezado por Marisa Santamaría, analista de tendencias internacionales de diseño. También incluía a directivos de Verallia y a la organización Friends Of Glass. Todos ellos eligieron a los tres ganadores de entre 34 proyectos procedentes de varias escuelas de Diseño seleccionadas.

    Chup Chup Chup, de Estela Pérez (imagen superior), alumna de la Escuela Superior de Diseño de La Rioja (ESDIR), es el proyecto ganador del primer premio (2.500 €). Presenta un conjunto de envases saludables para platos precocinados. La autora prevé fabricar los recipientes con productos sostenibles de calidad. La forma y el material del envase busca facilitar su consumo directo desde el propio envase, así como garantizar la calidad y conservación del contenido. De esta forma, la estudiante quiere terminar con la imagen de los precocinados como alimentos de baja calidad.

    envases saludables de diseño

    Bubbles, en el segundo puesto del certamen de diseño de Verallia. Creado por Carlota Carrillo.

     

    Bubbles, de Carlota Carrillo, alumna de la Escuela Superior de Diseño de La Rioja (ESDIR), ha obtenido el segundo premio, valorado en 1.300 €. Este nuevo concepto de tarrina de vidrio destaca por su diseño minimalista, pensado para guardar postres.

    envases saludables concurso de diseño

    Saycheese, la propuesta de Pablo Bernardo y Pedro de la Fuente que ha obtenido el tercer premio en el concurso para jóvenes diseñadores.

    Por su parte, el proyecto titulado SayCheese ha sido el ganador del tercer premio, de 900 €. Sus autores son Pablo Bernardo y Pedro de la Fuente, que cursan estudios en la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología de Madrid, (ESNE). Como su nombre indica, SayCheese se concibe para envasar quesos de untar, con una perspectiva diferente, ya que al ser de vidrio proporciona una experiencia completamente distinta al consumidor, con una imagen premium, muy alejada de la que se acostumbra a ver para este producto.

     

    El recipiente favorito en las redes

    El Premio Facebook, reservado para el proyecto más votado en dicha red social, ha recaído este año en Toni-k, creado por Santiago Martínez, Aranzazu Yarritu, Raquel Castellanos, Noelia Muñoz, Manuel Herrera, Cristian Casero y Carlos Arévalo, de la Universidad de Extremadura (UNEX). El grupo ha ganado así la dotación de 300€ de este galardón.

    envases saludables premio Facebook

    Toni-k, creado por un grupo de estudiantes de diseño, es el proyecto más votado del concurso en Facebook.

     

    Los miembros del jurado han ensalzado la calidad de las propuestas, así como la profundidad de los estudios de mercado llevados a cabo por los futuros diseñadores. Y también por el inteligente uso de los programas digitales, que posibilitaron imáenes de lo más realistas y creíbles de estos envases saludables. Que, recordemos, podrían llegar a fabricarse junto a su autor o autores, en el caso de que alguno de los clientes de la firma vidriera decidiera comercializarlo.

  • Una cerveza de película

    Bebidas de diseño con ilustraciones basadas en mitos del celuloide .

     

    La cultura popular es una inspiración para muchos envases de bebidas y alimentación. Sin duda, el cine constituye una de las fuentes de ideas más ricas y a él han recurrido los diseñadores de Motyw Studio. Así es el packaging de cine de las cervezas de Dziki Wschód (Wild East) Brewery.

    Packaging de cine y diseño

    Una cerveza de diseño con el té como ingrediente estrella y el cine como reclamo visual.

     

     

    Packaging  de cine

    Las etiquetas para esta serie de bebidas se crearon entre 2017 y 2018. Tanto los nombres de cada cerveza como las ilustraciones hacen referencia a famosos filmes. Tenemos, por ejemplo, E.Tea (un homenaje a E.T., de Steven Spielberg). El nombre juega con la pronunciación de la palabra inglesa tea (té), que es uno de los ingredientes de su receta. La imagen del entrañable extraterrestre aparece a bordo de la nave espacial que lo abandona en un bosque de noche. Los colores fríos son mos protagonistas de esta etiqueta.

     

    Packaging de cine cervezas

    King Kong y Hop Runner, dos cervezas con un auténtico packaging de cine.

     

    Por contra, el rojo y el negro se combinan en un contraste agresivo para King Kong, otra de las explosivas cervezas de Dziki Wschód. En la foto superior puede apreciarse también la imagen visual de Hop Runner. En conjunto, la etiqueta recuerda a la estética ochentera con su combinación de colores. Y, por supuesto, evoca las imágenes de Blade Runner, su referente fílmico.
    Packaging de cine Batman

    Dry Knight o la cerveza favorita de Batman, con mucho cuerpo y, por supuesto, diseño.

     

    El superhéroe del comic Batman también es un mito del celuloide e, igualmente, ha encontrado su lugar en esta botella de cerveza. Dry Knight se adorna con los colores clásicos del Caballero Oscuro: negro, azul y amarillo.

    La bodega también comercializa a día de hoy una serie de cervezas ilustradas con imágenes de tribus indias americanas. Pero estas os las desvelaremos en breve. ¡Seguro que también os van a sorprender!