julio 2020

Monthly Archives

  • Los diseños más originales para nuestros aoves

    Verallia premia la versatilidad de los envases de aceite de los jóvenes diseñadores españoles.

     

    El oro líquido de la cocina española vuelve a ser protagonista del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia. O, más bien, los envases con más personalidad que los estudiantes de Diseño de nuestro país conciben para el aceite de oliva. En su séptima edición, a la que se ha sumado Portugal, la firma ha querido premiar los envases más versátiles para este producto estrella. Y, como siempre, los que mejor resumen los valores de Verallia: sostenibilidad, practicidad, salud y estética. Todo ello, en vidrio.

    En la foto, el proyecto que ha obtenido el máximo galardón (2.500€). Orobroy es un proyecto de Alicia López, alumna de la Escuela de Diseño LCI de Barcelona. Ha destacado entre los 115 trabajos presentados al certamen gracias a este modelo de botella de aceite estándar, pensado para que el.mayor número de envasadores puedan usarlo. Y lo harán, ya que este año Verallia producirá y comercializará el envase ganador. Premio doble para la futura diseñadora.

     

     

     

     

    Los envases más versátiles de aceite

    Orobroy posee una forma sencilla, depurada. Recuerda a las ánforas tradicionales para guardar aceite. Su estética minimalista refleja la robustez de los olivos y, al mismo tiempo, no pasa de moda. Gracias a esto, su personalización resulta muy fácil.

    Su autora también mostró este diseño con diferentes variedades de tapones y etiquetas. Así demostró haber logrado el objetivo del certamen. Un envase perfectamente adaptable a un gran número de marcas.

     

     

     

     

     

    En segundo lugar ha quedado Nível d´Azeite, de la estudiante lusa Ana Pereira de la Escola Superior de Tecnologia e Gestão de Guarda. Ganadora de 1.300 € por este recipiente (sobre estas líneas) que se inspira en una escala de mediciones. Estas se marcan con unas gotas, cuyo fin es explicar el proceso de elaboración de aove de una manera muy visual. El envase está dotado de un cuello de acero que se levanta al servir el contenido.

     

     

    El tercer premio,  valorado en 900€, ha recaído en Albor, de Paula Torres, alumna de la Escuela Superior de Diseño (ESDIR). Su estilo rústico homenajea el oficio del olivarero a través de los tiempos. Juega con el gusto moderno por lo vintage y es de fácil manejo, gracias a su cuerpo esférico.

    Además, incorpora una curvatura desde el cuello al cuerpo, cuyo fin es retener el aceite derramado.

     

    Detalles del certamen

     

    En la séptima edición del concurso han participado  227 alumnos. Pertenecientes a ocho escuelas seleccionadas (cuatro españolas y cuatro portuguesas). Sus trabajos han sido valorados por un jurado compuesto por representantes de Aceites Maeva (España) y Aceites Gallo (Portugal) como clientes de Verallia, la revista Olimerca y el equipo directivo de la vidriera. Escogieron a los ganadores en una reunión virtual el pasado 6 de julio.

    Con esta iniciativa, Verallia quiere poner de manifiesto el talento de la cantera española de diseñadores en ciernes. Por ello, la firma les proporciona una oportunidad para despegar en su carrera, siendo esta la primera vez que Verallia trabajará junto a la ganadora para que su diseño se vea en los lineales.

     

  • La hora del café y de la sostenibilidad

    El concurso de Diseño de Verallia, en busca de los envases más ecológicos

     

    En su sexta edición, el  Certamen de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia estuvo dedicado a los envases más sostenibles. Los proyectos presentados a concurso estaban fabricados, por supuesto, en vidrio, el material más respetuoso con el medio ambiente. Los estudiantes de varias escuelas de Diseño seleccionadas  de nuestro país ejercitaron su imaginación en su búsqueda de botellas o frascos con un diseño especial. Debía ser reutilizable, fácilmente aplicable y con un packaging que generara la menor cantidad de residuos posible.

    Uno de los participantes fue Carlos Arias, estudiante de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología, Madrid). Con este proyecto de frasco para café, titulado Done, intenta concienciar al consumidor en su momento favorito del día.

     

     

    Frasco para café Verallia

    Done es un proyecto de Carlos Arias, estudiante de Diseño en ESNE, consistente en un frasco para café hecho en vidrio.

     

     

    Frasco para café elegante y reutilizable

     

    Con curvas sencillas, elegantes, y un buen grosor que garantiza su resistencia. Así es Done, firmado por Carlos Arias, futuro diseñador. Sus puntos fuertes son la posibilidad de un segundo uso, su resistencia y su estética.

    El joven estudiante concibe este claim para su posible comercialización:»Enjoy your moment». Disfrutar de tu momentpo, el mejor del día. Relajado, en compañía o con tus propios pensamientos. Pero de una manera sostenible: usando un producto pensado para ahorrar en energía y recursos naturales en su fabricación.

     

    Frasco para café sostenible

    Un envase sostenible de vidrio para café que cumple todos los criterios de respeto hacia el medio ambiente.

     

    Sin duda todos los participantes sueñan con tener su gran oportunidad para despegar. Verallia, la conocida firma de envases de vidrio para alimentos y bebidas, quiere brindársela con esta iniciativa. Desde que el Concurso de Diseño de Verallia empezara a celebrarse anualmente hace siete años en España, ha figurado entre sus atractivos la posibilidad de que uno de sus clientes comercializase alguna propuesta seleccionada. Con el lema Un envase: mil aceites, Verallia vuelve a colocar este trampolín ante los futuros diseñadores. Una experiencia muy cercana a la labor profesional que estos jóvenes aspiran a desempeñar algún día.

    Más detalles sobre el trabajo de este alumno, en el siguiente vídeo.

     

     

  • Estudio Maba, triunfadores en Pentawards 2020

    El estudio murciano brilla en los premios oscar del packaging.

    En la shortlist publicada por los premios Pentawards 2020 hay un estudio español destacado en el apartado de vinos. Se debe a la excelencia de dos de los cuatro proyectos que han presentado a competición. Es Estudio Maba, que tiene su base en Murcia. Y son viejos conocidos en el evento: en 2019, recibieron el galardón de plata por el Packaging Design de Madremonte y el año anterior, la plata por Mejor Packaging gracias al diseño de Katakán. También han conquistado premios Anuaria, Laus, CLAP y A’Design, entre otros. Por todos estos méritos, hoy ponemos el foco en su trabajo.

     

    Pentawards 2020 vino español

    El diseño de Códice (Dominio de Eguren) ha conquistado la atención en el apartado de vinos en Pentawards 2020.

     

    Pentawards 2020 sucumbe al diseño «made in Murcia»

     

    El diseño del vino Códice (Dominio de Eguren) atrapa. La idea tras el concepto es renovar sobre algo tan clásico como un códice. Los códices eran manuscritos en libros anteriores a la invención de la imprenta. En emlos, las letras capitulares jugaban un papel fundamental, convertidos en obras de arte en sí mismas.

    Así, grandes letras capitulares en relieves atraen toda la atención en la superficie de la etiqueta. Esta es tan delicada como sensorial, prácticamente esculpida sobre el papel.

    Siendo el universo gráfico de los códices muy rico en elementos, esta fuente de inspiración ha cesido mucho a los diseñadores. Sus influencia están en las diferentes piezas de la botella, desde la cápsula al envoltorio exterior. Este último juega un papel principal en el conjunto. Ostenta una gran ilustración, describe el proceso de la vendimia y los elementos del escudo heráldico familiar, en una narrativa clásica y colorida. Recubre la pieza, que se revela al consumidor poco a poco. Toda una experiencia visual y táctil.

     

    Pentawards 2020 packaging

    El mundo de los antiguos códices es la fuente de inspiración de este vino de diseño.

     

    Vinos sobrenaturales

    La colección de botellas de vino Paranormal trae aparejada una visión mágica de su consumo. Paranormal es un nombre lque sugiere una serie de fenómenos extraños y sorprendentes. El diseño se  basa en un antiguo universo gráfico, en el que la cultura estaba llena de mitos y se recopilaba en libros nuy visuales y cargados de misticismo.

    Pentawards 2020 botellas de vidrio

    Paranormal, un vino que sugiere un mundo de fenómenos únicos en su diseño.

     

    Aquí los diseñadores se han inspirado en el estilo de viejos libros de alquimia y, de nuevo, de códices antiguos. Para imitarlos, los tipos de letra se trabajaron con un aspecto antiguo e impreciso, de impresión manual. La imaginería que decora la etiqueta hace el resto.

    Dos conceptos que no podían pasar inadvertidos en esta competición que, desde 2007, reconoce la calidad y el talento del packaging realizado en todo el mundo. En sólo 14 años, el concurso ha recibido 20.000 proyectos.

     

    Pentawards 2020 vino de diseño

    Esta botella de diseño muestra ilustraciones basadas en libros de alquimia en su etiqueta.

     

    Este año, se han presentado 2.000 proyectos desde 60 países. Un jurado compuesto por especialistas en diseño internacionales se encarga de escoger a los ganadores.

  • ¿Y si usamos vidrio en lugar de bolsas de plástico?

    Un proyecto muy ambicioso y sostenible participa en el concurso de Verallia.

     

    Los envases más sostenibles fueron los protagonistas del último  Certamen de Vidrio y Creación auspiciado por Verallia. Los estudiantes de varias escuelas de Diseño seleccionadas  de España tuvieron así una oportunidad para demostrar su nivel de creatividad y de concienciación. Uno de los proyectos más ambiciosos presentados a concurso fue este Crystal Jar, de Antonio Cámara y Álvaro Cuadrado, estudiantes de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología, Madrid). Una idea con la que buscan solucionar el problema de la contaminación por las bolsas de plástico.

     

    Sustituir bolsas de plástico en los mercados es posible

    Crystal Jar, el proyecto de envase que Antonio Cámara y Álvaro Cuadrado presentaron a la última edición del concurso de Diseño de Verallia.

     

    Sustituir bolsas de plástico por envases de vidrio

     

    El claim de Crystal Jar es «Modelando el futuro». Su objetivo es sustituir el uso de bolsas de plástico en los supermercados, su principal target. Y sus  creadores proponen hacerlo con envases de vidrio de diferentes tamaños en la venta de productos al peso.

    Las bolsas de plástico no sólo contaminan los mares y océanos, sino que este material también interfiere en el sabor y composición de su contenido. Al usar envases de vidrio, razonan Álvaro y Antonio, se estaría garantizando al público alimentos orgánicos y de calidad. Con todas sus propiedades organolépticas perfectamente conservadas.

    Imagina además ir a comprar té, azúcar, sal o especias en estos recipientes tan modernos y diferenciales. No sólo son fácilmente apilables y bonitos. Una vez se consume el contenido, se lavan y reutilizan, lo que supone um ahorro de energía a la hora de fabricar nuevos envases.

    El certamen no sólo busca concienciar a los futuros diseñadores. También quiere las carreras de los jóvenes estudiantes. Supone una oportunidad para promocionar su trabajo entre los jueces del evento, ya que muchos de los cuales pertenecen a conocidas marcas de bebidas o alimentación. Se ha dado el caso de que alguno comercializase uno de los diseños presentados a concurso.

    ¿Podría suceder con Crystal Jar? En este vídeo se detallan sus cualidades.