enero 2020

Monthly Archives

  • Un tarro para postres muy ecológico

    Este es el recipiente de vidrio para postres premiado en el Concurso de Diseño de Verallia.

    Ya hemos visto el diseño se ha alzado con el Primer Premio de la VI edición del Concurso de Vidrio y Creación de Verallia. Hoy veremos las cualidades del proyecto que ha conquistado la segunda posición en el certamen. Se trata de Bubbles, concebido por Carlota Carrillo, alumna de ESDIR. La futura diseñadora ha creado un un tarro ecológico para postres de lo más particular.

    tarro ecológico de diseño

    El proyecto Bubbles, ganador del segundo premio en el último Concurso de Diseño de Vidrio y Creación.

     

    Tarro ecológico para postres naturales

    En primer lugar, la estudiante tuvo muy en cuenta el lema del concurso de este año: diseñar para un mundo más ecológico. Se centró en una propuesta que fuera reutilizable y, por tanto, sostenible. Debía cuidar al máximo la estética sin renunciar a la practicidad e introducir un matiz de diferenciación.
    El resultado de su investigación es Bubbles. Un tarro de 140 ml para postres lácteos, delicados y naturales, cuyas propiedades necesitan un envase tan eficaz como deseable. Para lograr lo primero, Carlota eligió hacerlo en vidrio blanco. Esto garantiza su reciclabilidad y también permite conservarlo, sin que desentone con el resto del menaje en cualquier cocina doméstica. En cuanto a lo segundo, lo consiguió gracias a una llamativa forma esférica que le otorga muchas ventajas.
    tarro ecológico de vidrio

    Por su forma esférica, este tarro ecológico para postres lácteos resulta tan práctico como original.

     

    Dicha forma dota a este tarro ecológico de una base que hace que el recipiente se incline para facilitar el movimiento que el consumidor realiza con la cuchara. Este es su gran rasgo diferencial, lo que llama la atención desde el lineal.

    Esta particularidad ayuda a desvincular el contenido de lo industrial y sugiere que se trata de un alimento con cualidades excepcionales de textura y sabor. Sus dimensiones (75 x 75 x 75 mm) también aseguran un agarre cómodo y una buena experiencia de consumo.

    Su autora ha pensado hasta en tres opciones de etiquetado: clúster, collarín y opérculo. Así, tenemos un tarro ecológico y muy versátil. Lo podemos comprobar en el siguiente vídeo, que desgrana todas las ideas de esta joven diseñadora.

     

  • Vinos de hielo españoles: sí, existen

    Nuestro país ya puede presumir de vinos dulces venidos del frío.

     

    Los vinos de hielo españoles son muy complejos de conseguir, pero ya están aquí. Debido a su rareza, se comercializan en botellas de diseño que dejan claro que estamos ante un producto único. La vendimia de los frutos con los que se elaboran se lleva a cabo en diciembre, en ocasiones incluso en enero o febrero. Las uvas experimentan una maduración excesiva y controlada en el frío más extremo, que da como resultado un jugo dulce. Las uvas, además, han de cosecharse a mano, en el momento perfecto de dulzura, aroma y sabor.

     

     

    vinos españoles de hielo uvas

    Los vinos de hielo españoles maduran en el frío más extremo y son muy difíciles de obtener.

     

     

    El primero y el ultimo de los vinos españoles de hielo

    Ice Clavidor es el nombre del primer vino de hielo ibérico. Elaborado con uva verdejo por Bodegas Vidal Soblechero (DO Rueda, Valladolid), nació durante una helada en el invierno de 2006. Es muy difícil encontrarlo en las tiendas. La buena noticia es que hay otros que siguen su estela.

    Amantia, de Señorío de Valdesneros, ha sido el último en aterrizar en el mercado. Procedente de la DO Arlanza, hay que sumarle las particularidades de su región. Su carácter exclusivo viene reforzado por su recipiente, una botella en vidrio negro que apuesta por la estilización y la simpleza en su cuidado diseño.

     

     Vinos de hielo españoles Amantia

    Amantia, el último de los vinos de hielo españoles que ha desembarcado en el mercado.

     

     

    Baltasar Gracián Blanco de Hielo, de Bodegas San Alejandro (D.O. Calatayud), es el siguiente de los vinos de gielo españoles que nos ocupan. La uva macabeo es aquí la protagonista. Sorprende por su poderoso dulzor y también por su envase, azul con etiqueta plateada, que refresca con sólo mirarla.

     

     Vinos de hielo españoles baltasar

    Blanco de Hielo de Bodegas San Alejandro (DO Calatayud) encanta por su sabor y su llamativo envase de diseño.

    Verdil de Gel, de Bodegas Enguera  (Vall dels Alforins, Comunidad Valenciana) tiene la originalidad de que se produce a través de la crIomaceración de las bayas. Viene en otra preciosa botella de líneas sobrias, estilizadas, y con una etiqueta muy artística.

    Vinos de hielo españoles Verdil

    Verdil de Gel, elaborado con uva verdil, se presenta en una estilizada y elegante botella.

     

    Escarche, de Hacienda del Carche (D.O. Jumilla), es ni más ni menos que el primer monastrell de hielo que se ha producido en España. Único en su categoría, también cuenta con una tarde presentación de lo más inusual. Una botella que apuesta por el atrevimiento y la vistosidad, con formas asimétricas y vidrio blanco, lo que permite apreciar el goloso color de su contenido.

     

    Vinos de hielo españoles Escarche

    Escarche es el primer monastrell venido del hielo. Toda una rareza.

     

    Quién sabe si ahora, en lo más crudo de nuestro invierno, no estará concibiéndose alguna nueva rareza entre el hielo. ¡Así lo esperamos! Entretanto, ¡descubre aquí otros vinos con packagings de diseño que también calientan el invierno!

     

  • El premio es para el envase más sostenible

    Verallia presenta el diseño ganador de su VI concurso.

    El ganador del VI Certamen de Vidrio y Creación, auspiciado por Verallia, ya está aquí. En su edición 2019, el concurso buscaba el mejor «Diseño para un mundo saludable», pues ése era su lema. El desafío para los jóvenes estudiantes de Diseño consistió en introducir el vidrio en nichos que aún no lo emplean y explorar en ellos sus propiedades saludables. Todo en aras de crear recipientes lo más respetuosos posible con el medio ambiente y la salud. El pasado 8 de noviembre, durante la celebración del 50 aniversario de la fábrica de Verallia en Burgos, la firma entregó el Primer Premio a Estela Pérez, estudiante de ESDIR (Escuela Superior de Diseño de La Rioja). Su proyecto Chup chup chup ha obtenido 2.500€ gracias a los conceptos que veremos a continuación.

     

    diseño saludable concurso

    Verallia ha premiado el diseño saludable de Estela Pérez en su último concurso de diseño de envases.

     

    Diseño saludable y apetecible

    La estudiante empezó por investigar en grandes superficies. Comprobó que los platos para cremas precocinadas se comercializan en envases para más de una persona y su impresión fue que no resultaban aptos para consumir directamente desde el recipiente. O, cuando lo eran, estaban hechos de plástico, material mucho menos sostenible que el vidrio. Se propuso llevar a cabo un diseño creativo que animase a comer sano, de una sola ración, que facilitase el consumo desde el mismo envase, en cualquier momento y lugar.

    En cuanto a su contenido, se decantó por los guisos caseros, de cuchara. Su target: toda esa generación que come casi siempre fuera de casa y no tiene tiempo para cocinar. Se inspiró en las vajillas de los años 70, translúcidas y de color, con la idea de llegar al corazoncito de quienes crecieron disfrutando de la cocina de la abuela en ese tipo de platos. El resultado es una serie de envases sencillos, apetecibles y que no comprometen el equilibrio con nuestro medio ambiente.

    En este vídeo veréis cómo Estela resolvió el último reto de Verallia.

  • Champagnes exclusivos para brindar por 2020

    Dos champagnes y una cerveza con packagings de edición limitada aseguran el mejor comienzo de un nuevo año.

     

    Como James Bond

    Hay varias razones para codiciar esta botella de champagneBollinger Millésimé 2011 es una edición limitada que se pone a la venta durante las fiestas por 180€. Su presentación festeja los 40 años de colaboración entre la prestigiosa firma de champagnes y las aventuras de James Bond en la gran pantalla.

    Con la nueva película del agente 007 a punto de estrenarse (No Time To Die), estamos de doble celebración. El filme es el número 25 de la saga del superespía, de ahí que esta cifra sea el motivo principal de la decoración del envase.

     

    champagnes exclusivos James Bond

    Bollinger Millésimé 2011 conquista con una presentación salida de una película de James Bond.

     

    La maison ha preparado un packaging espectacular para un contenido excepcional. Se trata de un recipiente de 75cl que luce una etiqueta en blanco y negro. Se presenta en un soberbio estuche de vidrio y madera, cuyo sistema de cierre es de lo más peliculero. El primero de estos champagnes exclusivos promete una experiencia emocionante para los fans, que se sentirán, por un momento, como su héroe.

     

     

    El champagne de las cervezas

     

    Miller High Life ostenta ese sobrenombre: el champagne de las cervezas. La marca cuenta con 116 años de historia y este producto se comercializó cuando la cerveza embotellada era un artículo de al alcance de pocos. Ahora, Miller ha querido volver a vestir su cerveza con una botella de vidrio de edición limitada, digna de un suntuoso champagne.

     

    champagnes exclusivos y cerveza

    Miller High Life podría pasar por un champagne gracias a su packaging, pero en realidad es una cerveza, eso sí, de diseño.

     

    Con este envase, la marca también busca posicionar su producto en el nicho de bebidas para fiestas señaladas, Ostentando su lema, el envase, a pesar de no contar con el típico tapón de corcho, da el pego con sus etiquetas de aire retro -prolijas en elementos visuales muy vintage- y el envoltorio dorado de su cuello. Miller High Life tiene esa cerveza que no desentona en cocktails y eventos de alto copete.

     

    Champagnes exclusivos y visulamente atrevidos

    Entre los champagnes exclusivos que no pueden faltar para asegurar un comienzo de año excepcional está Laurent Perrier Cuvée Rosé. Este vino rosado de maceración que supuso una revelación allá por 1968 aparece con un packaging tan original como acorde con las fiestas navideñas. Apuesta por el color oro rosado y el print de cebra para asombrar y conquistar.

     

    champagnes exclusivos Laurent

    Laurent Perrier Cuvée Rosé da la campanada con una botella vestida de rosa y rayas de cebra.

     

    Las rayas entrelazadas son un guiño a los aromas a frutos rojos -cereza, grosella y frambuesa- que componen su fórmula. Y confirman un envase de firma moderno, atrevido y chic, que se salta todos los convencionalismos.

     

Back to Top