febrero 2016

Monthly Archives

  • Un pequeño gran aceite

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Nuestra dieta mediterránea se apoya especialmente en el aceite de oliva virgen extra, uno de los productos más saludables que se conocen. Por eso, beneficiarse de sus propiedades desde la infancia resulta clave ya que, según la Asociación Española de Pediatría, no sólo proporciona a los niños la energía que precisan en sus primeras etapas sino que su acción antioxidante comienza a actuar en esa fase de su desarrollo, previniendo una serie de enfermedades, entre las que se incluye el cáncer. Cuanto más natural es el AOVE, mejor. Pero ¿cómo aficionar a los pequeños a su característico sabor? Pensando en ellos, la almazara Casas de Hualdo (Carpio de Tajo, Toledo), conocida por sus aceites premium, ha concebido uno especialmente preparado para entrarles por los ojos, gracias a su divertido e innovador diseño, y a conquistarles por dentro: Casitas de Hualdo.

    aceite-de-oliva-virgen-extra-casitas-de-hualdo

    La estrategia de marketing en torno a este producto se ha basado en mostrarlo, por un lado, como un aceite tan gourmet como los lanzamientos habituales de la firma; por otro, se le ha dado una dimensión de cuento moderno, algo a lo que contribuye poderosamente su presentación, a cargo de la diseñadora Isabel Cabello. La botella -en un pequeño formato que se adapta al tamaño de sus manos, un detalle muy novedoso- es muy colorista y apela a la imaginación con personajes como princesas, caballeros o astronautas, situados en una época imaginaria. La técnica usada es la de sleeve, que permite personalizar el envase en toda su superficie y usar cuatricomía. Se ha elegido un acabado mate para que el tacto resulte suave y sedoso, a juego con su sabor, ya que la idea es que resulte delicado y dulce en todos sus aspectos. Con una tipografía que imita la caligrafía de un niño, Casitas de Hualdo y su target son fácilmente identificables.

     

    casitas 2.jpg

    Esta botella de fantasía remite a un relato creado ad hoc por la periodista y escritora Teresa López Velayos, titulado El olivo mágico de Hualdo, que presta a este aceite un halo mágico propio de una fábula y subraya su carácter saludable. La literatura al servicio de los buenos hábitos nutricionales.

  • Las Fallas, embotelladas

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Las Fallas de Valencia suelen ser motivo de inspiración para el diseño de envases de bebidas muy conocidas. Este año le ha tocado el turno a Ron Barceló, que, alineándose con su lema “vive ahora”, cada cierto tiempo lanza ediciones especiales de su botella con artistas de muy diverso pelaje para animar a su comunidad de fans a aprovechar y disfrutar cada momento. Ahora homenajea la tradicional fiesta con una nueva edición limitada, según leemos en Financial Food. Para ilustrar el espíritu de la ocasión, la marca ha recurrido a la creatividad de Ricardo Cavolo, cuyo estilo se identifica a través del colorido y detalles como los múltiples ojos de los personajes que decoran el recipiente.

     

    Botella-Ricardo-Cavolo_Frontal

    El ilustrador salmantino, que ha dejado su impronta en muchas campañas publicitarias y colaborado con el Circo del Sol, ha representado tanto la cara diurna como la nocturna de la festividad, dependiendo de qué lado de la botella estamos mirando. El fuego, elemento protagonista del evento, aparece simbolizado en las llamas y fogonazos, e incluso reflejado en los rasgos coloreados de rojo de los rostros de seres humanos y ninots. Los peculiares alumbrados urbanos también tienen su espacio, mostrados en falsas perspectivas.

    Botella-Ricardo-Cavolo_Trasera

    Cavolo es el último de una lista de creadores que han trabajado con Ron Barceló, plasmando en diversas botellas su particular estilo y compartiendo un mismo mensaje de positividad. Recientemente, lo hizo el colectivo Boa Mistura, siguiendo la estela de Miguel Avecilla (Bandid8) y Raquel Córcoles (autora de Moderna de Pueblo).

     

    Ricardo-Cavolo_-making-of-Fallas-1024x768

  • La ginebra de la dehesa

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Entre las bebidas más originales que uno puede encontrar en el mercado destaca B Gin, de Sabores Extremeños. Tanto por su concepto –es una ginebra Premium de bellota– como por su curiosa y divertida presentación, obra de Avanza Packaging. El equipo, ganador de dos premios Liderpack en 2015 por sendos proyectos para Cumbres de Abona y King Peter Vodka, ha puesto su imaginación al servicio de una botella de vidrio que se asocia automáticamente a este fruto típico de Extremadura y a variados placeres gourmet. Nos gusta tanto que quisimos saberlo todo sobre ella y contactamos con el veterano estudio. Esto es lo que nos contó Guillermo Afonso, uno de sus diseñadores.

     

    DIC_1_FINAL

    Lo primero que nos preguntamos es… ¿cómo surge esto de hacer una ginebra con un sabor tan atípico? “Sabores Extremeños, en origen, hacía ginebras y anises, uno de sus fuertes”, explica Guillermo. “Su historia está en Almendralejo. Es muy conocida a nivel local, por eso podía permitirse este experimento, consistente en unir su buen hacer en licores y la idea de captar ese sabor extremeño, la bellota, lo original de aquí, en una línea Premium”.

    A la hora de construir la identidad de B Gin, la simplicidad fue la norma. “Queríamos ser muy sobrios. El equipo optó por ideas sencillas y directas, con elementos iconográficos. De ahí nace esa B formada por dos bellotas montadas, haciendo referencia a la geografía, al gusto de Extremadura. En general se buscaba crear una botella muy turística, haciendo que el primer impacto visual se base en el diseño exclusivo del envase, un modelo de Verallia llamado Oxford. Los mensajes están en inglés, ya que es un producto que se va a exportar”. Sobriedad, sí… pero también se han permitido un toque de extravagancia: “Los cerditos alados que flanquean el logo hablan del aspecto gourmet y glamouroso –de forma campestre- del producto, ya que la bellota está muy relacionada con la cría del cerdo. Son elementos llamativos, simpáticos. Al fin y al cabo, generar una sonrisa es un plus”.

    DIC_4_FINAL

    En cuanto al “abellotamiento” del recipiente, se ha hecho jugando con su llamativo color, utilizando técnicas de degradado. “Buscábamos destacar el cobrizo en la serigrafía, reflejar la sensación de que la identidad está, por así decirlo, tatuada en la botella. Lo complicado fue respetar la estética al llegar a la boca, ya que la pintura no puede pasar de un punto determinado, donde se coloca el tapón”. Este último es un elemento que acentúa ese carácter “de campo” del envase, al ser volado y de madera.

    Así se concibe una botella que funciona como reclamo especial para una bebida de sabor único. “Nos encanta el vidrio, es la base de nuestro trabajo, nuestro fundamento, ya que Avanza Packaging también diseña y fabrica botellas”, asegura Guillermo. “Una vez que le coges la esencia es muy agradecido”.

     

  • Los especialistas recomiendan elegir vidrio

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    El último número de la revista OCU-Salud ofrece una interesantísima entrevista con Koni Grob, director científico de la Autoridad de Control de Alimentos de Zurich (Suiza). En ella, el especialista alerta acerca del fenómeno de la migración de sustancias potencialmente peligrosas de ciertos envases a los alimentos, e incide en el hecho de que falta información sobre sus efectos sobre la salud humana. También destaca la importancia de elegir vidrio a la hora de minimizar estos riesgos.

     

    OCU

    La migración, tal y como la describe Grob, es el paso de compuestos químicos de un recipiente a los alimentos que contiene, por contacto directo (caso de las sopas de brik) o indirecto (por ejemplo, las patatas fritas que apenas tocan la bolsa). El científico asegura que “se calcula que entre 50.000 y 100.000 sustancias pueden migrar en cantidades potencialmente peligrosas”. De ellas, 1.500 han sido analizadas y aprobadas por los expertos de la Unión Europea. Del resto, declara, “nada se sabe”. El problema es que “no existe un control de la inocuidad” de la elevada cantidad de componentes que pasan de plásticos, cartones, pegamentos, papel o aluminio, entre otros materiales, a la comida. Los efectos de este fenómeno que empieza a preocupar a los consumidores son a largo plazo, con síntomas que pueden degenerar en cáncer o pérdida de la fertilidad.

    Ante la duda, ¿cuáles son los envases más seguros? El especialista responde que “es difícil saberlo. No obstante, el vidrio parece ser la mejor solución, seguido del acero inoxidable de buena calidad. En el microondas, lo más recomendable es calentar el alimento con un plato de vidrio o cerámica”. Además, Grob critica que “se gasta un dineral en el diseño de los envases alimentarios, pero casi nada en su seguridad”, y responsabiliza en última instancia a la industria de garantizar que estos problemas se puedan evitar.

     

  • El vodka más “street”

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Por segunda vez, Eristoff acude al arte para decorar un nuevo lanzamiento. Y no de una sola mente creativa, sino de tres: Nairone, famoso en la escena del street art francés, Jim Phillips, legendario diseñador gráfico, y Travie McCoy, motor del grupo de rap Gym Class Heroes. El trío ha concebido esta original botella para Wolf Pack Edition, que revela la fuerza del famoso lobo de la marca y rinde homenaje al más moderno estilo urbano.

     

    nairone-x-jim-phillips-x-travie-mccoy-x-eristoff-wolf-pack-edition-2015-pict02

    Hace unas semanas ya hablábamos de la última tendencia cool para bebidas destinadas a captar a su público en el mundo de la noche: botellas que brillan en la oscuridad. Ahora viene a sumarse lo último de Eristoff, directamente inspirado en los grafitis, los tatuajes y el espíritu de tres ciudades: París, Santa Cruz (en California) y Nueva York. De cada una de estas metrópolis son los “padres” de la obra, que han ideado una serie de elementos identificativos que rodean y ensalzan la figura del lobo. Los diseños y, cómo no, las fauces del líder de la manada brillan en la noche, literalmente, gracias a un lightpad que incorporan las botellas de Eristoff Original, Black, Red y Blood Orange. Y que sólo podrás encontrar en los locales de ocio más exclusivos.

    La promoción de la criatura incluye tres vídeos sobre el proceso de creación llevado a cabo por el equipo Nairone-Phillips-McCoy, que unieron sus fuerzas desde sus respectivas ciudades. Aquí tenemos el primer episodio de la serie.

     

  • Las claves del packaging en 2016

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Los diseñadores y fabricantes de packaging que buscan hacer de 2016 su gran año tienen que tener en cuenta tres premisas: crear tendencia, entender el envase e investigar lo que busca el consumidor. Y si hay que ir más allá, dar un plus al producto y no centrarse sólo en la funcionalidad y la protección, es importante aplicar una serie de reglas de oro, tal y como las recoge el blog de Total Wine Pack, que garantizan el éxito en el mercado. Aquí va nuestro resumen.

    botellas de vino3

    • Proporcionar experiencias. Resulta esencial diferenciarse del resto de la oferta, y un modo de conseguirlo es darle una doble función a su envase. Una vez se agote su contenido, podrá seguir usándolo. Y el reciclaje es tendencia.
    • Resolver problemas. Detectar las necesidades de los futuros compradores es clave para comprenderles y ofrecerles productos en los que pueden confiar, cada vez más personalizados.
    • Darles lo que les gusta. Está muy relacionado con lo anterior. ¿Qué quieren exactamente? Un buen estudio de mercado es decisivo.
    • Ofrecer seguridad. No hay que olvidar el papel fundamental de un recipiente: proteger el contenido y conseguir que llegue a manos del consumidor en perfectas condiciones. Máxime si se trata de bebidas o alimentos.

    botellas cava 2 baja

    • Ofrecer seguridad. No hay que olvidar el papel fundamental de un recipiente: proteger el contenido y conseguir que llegue a manos del consumidor en perfectas condiciones. Máxime si se trata de bebidas o alimentos.
    • Ser “trendies”. Hablamos de diseño y, por tanto, de moda. Las marcas que crean tendencia no caen fácilmente en el olvido.
    • Estar a la última. Los avances tecnológicos son los aliados de los envases más completos. Gracias a los primeros se aumentan las ventajas y prestaciones de los segundos.
    • Conocer a los clientes. Y sus hábitos de compra. Esto influye profundamente en el diseño y ayuda a personalizar el packaging para públicos muy concretos.
    • Experimentar con materiales. Cada vez hay más y conviene conocerlos. Busca, compara… Cerrarse es un error.
    • Regalar historias. Jugar con las emociones. Es el secreto para tener un packaging memorable. Para ello, nada como confiar en un buen diseñador para desarrollar un concepto que “enganche” y hable (mucho) por sí mismo.

     

  • El “milagro” del pan y la cerveza

    CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

    Tristram Stuart es un joven autor e historiador inglés, conocido por libros como Despilfarro: el escándalo global y de la comida, en los que se posiciona contra el desperdicio de los alimentos. Su última iniciativa es comercializar una nueva cerveza, Toast Real Ale, con Hackney Brewery. Está hecha con pan sobrante de panaderías y otros comercios relacionados con este producto, como sandwicherías. De esta forma, busca demostrar cómo su reutilización puede solventar el problema de la comida que se malgasta diariamente en el primer mundo.

     

    cerveza_pan-680x477

    Stuart se inspiró en el proyecto Brussels Beer, desarrollado en Bélgica, que se creó con el fin de experimentar con variedades novedosas de cerveza artesana. Entre ellas figura Baby Lone, hecha a partir de pan reciclado. Precisamente, este alimento es el que más se desperdicia. Se estima que se pierden unos 24 millones de rebanadas en Reino Unido, que, de ser aprovechadas, podrían destinarse a combatir la desnutrición que sufren 26 millones de personas.

    Quienes han probado Toast Real Ale destacan su sabor con notas de caramelo y malta, muy personal. Su sencilla etiqueta blanca destaca la palabra toast (tostada), haciendo un juego de palabras entre la su curiosa procedencia y la variedad. Aunque, sin duda, lo más especial de ella es su afán solidario, ya que los beneficios de sus ventas se enviarán a una organización humanitaria dedicada a luchar contra el desperdicio alimentario en Reino Unido, el país europeo donde más se desaprovecha la comida: entre 80 y 110 kilos de frutas, verduras y cereales acaban en la basura cada año, aun cuando el 80% es comestible.